Familia de Presidente del Congreso de Guerrero dirige grupo criminal

Los_Ardillos_Familia_Diputado_Guerrero_Alcaldes_de_Mexico

En los sucesos violentos registrados la noche del domingo en Chilapa, Guerrero, vuelve a salir a la luz el nombre de “Los Ardillos”, uno de los grupos delictivos que se disputa esa zona de producción y trasiego de heroína y mariguana, disputada también por el grupo criminal “Los Rojos”.

Reportes oficiales indican que la noche del domingo, un grupo armado asesinó a cuatro personas y secuestró a tres, una de ellas fue hallada sin vida la mañana de este lunes, sumando cinco muertos por el hecho.

Las víctimas se encontraban en la comisaría de San Gerónimo, denunciando el secuestro de dos pobladores.

“Los Ardillos”

Chilapa colinda con el municipio de Quechultenango, ubicado en la región Central de la entidad, donde opera el grupo delictivo conocido como “Los Ardillos”, liderados por Celso y Antonio Ortega Jiménez, hermanos del actual presidente del Congreso estatal, Bernardo Ortega Jiménez.

El padre de los hermanos Ortega Jiménez y del diputado local y candidato a diputado federal, fue Celso Ortega Rosas, conocido como “La Ardilla”, detenido el 22 de diciembre de 2008 por agentes federales, acusado de encabezar un grupo de narcotraficantes, extorsionadores y secuestradores.

La detención ocurrió cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Federal realizaban un recorrido por la localidad de Tlanicuilulco, luego de la denuncia de una persona que acudió a las autoridades por el secuestro de su esposa e hijas.

Los elementos de seguridad federal se percataron de la presencia de dos sujetos armados que descendieron de una camioneta, los cuales emprendieron la huida al ver la presencia policiaca. Los sujetos fueron detenidos, uno de ellos era Ortega Rosas, de 64 años de edad.

En 2012, según un reporte de la revista Proceso, el entonces secretario de Seguridad Pública estatal, el general Heriberto Salinas Altés, dio a conocer que en el municipio de Quechultenango operaba “un minicartelito llamado Los Ardillos”.

El grupo criminal surgió tras las diferentes escisiones del cártel de “Los Beltrán Leyva” en Guerrero, y se ubicó principalmente en Quechultenango, municipio que el hoy presidente del Congreso estatal, presidió de 2002 a 2005.

Aunque Celso Ortega Rosas también fue acusado del secuestro y homicidio de dos agentes federales, fue liberado y posteriormente asesinado en 2011, sin que las autoridades en ese entonces explicaran la situación legal de Ortega Rosas.

Tras la muerte de su padre, el reelecto presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso de Guerrero, Bernardo Ortega Jiménez, se deslindó de cualquier nexo con el grupo criminal y pidió a los gobiernos estatal y federal una investigación exhaustiva contra sus hermanos.

En diciembre de 2014, el diputado del PRD, volvió a negar cualquier vínculo criminal con sus hermanos, pero reconoció que uno de ellos, Celso Ortega Jiménez, pertenece al grupo criminal.

Dijo que en caso de que continúen los señalamientos en su contra por vínculos con ese grupo delictivo, acudirá ante las autoridades federales para solicitar que lo investiguen, “porque no soy integrante del grupo criminal ‘Los Ardillos’ ni los protejo”, afirmó.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: