Fomentan cultura del reciclaje en la Ciudad de México

Publicado Por

Alcaldes de México

Para reducir la cantidad de basura que llega a los rellenos sanitarios y aumentar el reciclaje de los residuos sólidos, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría del Medio Ambiente (SEDEMA), emitió la Norma Ambiental de Separación de Residuos NADF-024-AMBT 2013, con la finalidad de fomentar la cultura del reciclaje.

Para su aplicación, la SEDEMA realizó un programa piloto con el objetivo de que las personas separaran sus residuos y se capacitó a los trabajadores en las delegaciones para lograr una disposición adecuada con la población.

El objetivo de la Norma (NADF-024), que entró en vigor en julio de 2017,  fue de colocar a la CDMX a la altura de las exigencias en esta materia a nivel internacional y ahora se une a países como como Buenos Aires, Bogotá, Santiago, Lima, Quito, en Latinoamérica, así como París, Berlín, Los Ángeles y Nueva York, donde ya se aplica una política de separación para la reutilización de los residuos sólidos.

También garantiza una adecuada separación primaria, primaria avanzada y secundaria de los materiales, de acuerdo a lineamientos técnicos para que los residuos puedan ser valorizados y reincorporados a procesos de producción para reducir la cantidad que llega a sitios de disposición final.

La política ambiental impulsada por el gobierno capitalino contribuye a reducir la contaminación y proteger la salud de sus habitantes al establecer los criterios y especificaciones técnicas bajo las cuales debe realizarse la separación, clasificación, recolección selectiva y valorización de los residuos sólidos.

En la CDMX se generan diariamente 12 mil 843 toneladas de residuos, en promedio 1.5 kg por persona al día y la mayoría de ellos son reutilizables o reciclables. Por ello, es necesario separarlos, de manera que no se ensucien y pierdan su valor.

La población participa en la separación de residuos como una responsabilidad colectiva que debe realizarse en cuatro categorías:

ORGÁNICOS: Restos de verduras, hortalizas y frutas, cascarón de huevo, restos de café y té (incluidos filtros de papel) huesos, residuos de jardinería: hojarasca y ramas

INORGÁNICOS RECICLABLES:  Papel y cartón, plásticos, vidrio, metales, ropa y textiles, envases multicapa (tetrapack)

INORGÁNICOS NO RECICLABLES( toallas sanitarias, curitas, poliestireno expandido (unicel) bolsas de frituras, calzado, colillas de cigarro

MANEJO ESPECIAL Y VOLUMINOSOS: Televisores, computadoras, celulares, colchones, muebles rotos, refrigeradores, lavadoras.

A partir de que se aplicó la norma (NADF-024), durante el periodo del 8 de julio de 2017 al 8 de julio de 2018, se dejaron de enviar 240 mil 244.33 toneladas de basura a los rellenos sanitarios y los residuos que no llegaron a los sitios de disposición final se utilizaron para hacer composta.

Para mayores informes sobre la manera en que se debe separar la basura consulta esta liga

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: