Gobernar Sonora, una aspiración razonable: Alfonso Durazo

Por Martha Palma Montes

Alcaldes de México | 5 de octubre de 2020.- El secretario de seguridad y protección ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, sostiene que la decisión de postularse a un cargo de elección popular se encuentra en sus reflexiones, debido a su vinculación con el estado de Sonora, a su experiencia política, trayectoria y a su formación académica.

“Puedo decir que es una aspiración razonable, pero todavía no se cierra el plazo, por ello, continuaré analizando la posibilidad y cualquier decisión la someteré a la consideración del Presidente, pero en este momento estoy al cien por ciento dedicado a las tareas como Secretario”, afirma en entrevista con Alcaldes de México.

Ante los retos que trajo la pandemia a las labores de seguridad, menciona que las cosas han ido relativamente bien, porque no se han salido de control ni se han visto escenas dramáticas como en otros países, que entraron en crisis en el manejo de cuerpos.

“Tampoco tenemos saqueos en tiendas de autoservicio ni emergencias dentro de los penales, la pandemia nos demandó la adscripción de 24 mil elementos del Ejército, Guardia Nacional y Marina, en tareas vinculadas con la atención de la emergencia sanitaria, apoyando al sector salud, particularmente en el resguardo de hospitales y en la reconversión de los mismos, para adaptarlos en el menor tiempo y atender enfermos de Covid”.

Agrega que los elementos de seguridad también intervinieron en la vigilancia de grandes almacenes de medicamentos y en mermar la reacción de laspersonas ante la imposibilidad de visitar a sus familiares, cuando aún no se dimensionaba la gravedad del contagio.

Robo de combustibles

En noviembre de 2018 se registró el robo de 138 mil barriles de combustible en un día, y el 19 de diciembre del mismo año, fueron robados 81 mil barriles; a partir de ese momento, la administración actual decidió aplicar una estrategia previamente definida en la etapa de transición.

“Hoy tenemos una pérdida de 3 mil 900 barriles diarios de combustible en alrededor de 40 mil kilómetros de ductos, hemos evitado un daño patrimonial al Estado por 107 mil millones de pesos, que antes se iba a las organizaciones criminales. Reducir el robo de combustible no solo tiene el objetivo de evitar un daño patrimonial a la nación, sino de prevenir que se traduzca en una fuente de financiamiento de las organizaciones criminales”.

Alfonso Durazo reitera que es imprescindible erradicar el robo de combustible, por ello, se mantienen operativos permanentes.

Asegura que actualmente no existe organización criminal en el mundo con capacidad para retar a las fuerzas públicas, únicamente las provocan.

“Estamos muy lejos de ser un Estado fallido, todos los indicadores señalan el acierto de la estrategia de seguridad”.

Confirma que los homicidios dolosos van a la baja, alcanzando un punto de inflexión en la tendencia histórica de crecimiento a partir de diciembre de 2018, dicha tendencia se rompió y ahora va en descenso.

“El resto de los indicadores de la incidencia criminal, particularmente el robo de vehículos, a casas habitación, asalto a transeúntes y a transporte de carga, también están a la baja”.

El funcionario recuerda que, al asumir el cargo, la inseguridad tenía niveles de emergencia nacional. “Heredamos un desastre porque había amplias regiones del país sin presencia de instituciones federales y dominadas por las organizaciones criminales”.

Políticas públicas contra la impunidad y la inseguridad

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana hizo un replanteamiento a fondo, para atender de raíz las causas que generan la violencia y la inseguridad, sin el uso exclusivo de la fuerza pública, explica Alfonso Durazo.

“Pusimos énfasisparticularmente en los jóvenes que se arrinconaron en el ejército de reserva del crimen organizado, además de considerar las causas económicas, políticas, sociales, educativas y laborales del país”.

Además, apunta,se combatió la corrupción dentro de los cuerpos de seguridad pública, un factor que históricamente genera impunidad e inseguridad.

“Tenemos a un ex secretario de seguridad siendo procesado en Estados Unidos, por proteger a la mayor organización criminal, el Cartel del Pacífico, y otros casos históricos que perjudicaron a la ciudadanía, pero eso ya se acabó”.

Señala que la colaboración internacional, particularmente con Estados Unidos y la Unión Europea, es de total respeto a la soberanía.

Con la finalidad de dotar al Estado Mexicano con instrumentos adecuados en el combate a la inseguridad, comenta que fue necesario rediseñar las instituciones y las políticas.

“En ese rediseño tenemos a la propia secretaría, al gabinete de seguridad, el combate a organizaciones criminales como entes económicos y la creación de la Guardia Nacional, con un despliegue operativo inicial de 52 mil elementos, y a un año y tres meses, tenemos 97 mil 500 elementos”.

Lo anterior, aunado a mejorar la condición socioeconómica de los elementos de seguridad pública, su capacitación, entrenamiento, mecanismos de ascenso y otorgamiento de protección social para las policías estatales y municipales.

Alfonso Durazo califica de eficaz el trabajo de la Guardia Nacional por su nivel de crecimiento, sus funciones de contención y disuasión, las cuales, asegura, la convierten en una institución destinada a regresar la paz a los mexicanos.

“Es exitosa porque, en primer lugar, tiene un reconocimiento social arriba del 70 por ciento, recordemos que toda institución para optimizar sus resultados tiene que pasar por un proceso de maduración que requiere tiempo, por ejemplo, la Guardia Civil Española es una organización centenaria, no podemos medir la eficacia y la validez de una institución que apenas tiene un año y tres meses de creada. Hay voces que pretenden descalificar su eficacia y el acierto de su constitución”.

Para mantener una coordinación con los gobiernos, refiere que fueron creadas mesas estatales y regionales, mismas que sesionan diariamente encabezadas por gobernadores y coordinadas por la autoridad civil de más alto rango, con la participación de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Secretaría de Marina (Semar), Guardia Nacional, el Centro Nacional de Inteligencia y las fuerzas estatales y municipales.

“Cada mesa define sus tácticas y da seguimiento a las estrategias de seguridad para la construcción de paz”, concluye.

Alfonso Durazo. Fotografía: Rosalía Morales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: