Gobierno de México prevé entregar hasta 8 mil pesos mensuales a familias de 91 municipios ‘huachicoleros’

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló que 91 municipios, por donde atraviesan los ductos de Pemex, serán beneficiados con programas sociales con el propósito de que la gente no se vea obligada por la pobreza a llevar a cabo prácticas de robo de combustibles. Indicó que este plan beneficiará a 1 millón 688,457 personas; iniciará con ocho acciones, y tendrá una inversión de 3,857 millones 273,706 pesos.

La secretaria del BienestarMaría Luisa Albores, destacó que los programas que se implementarán son Tandas para el Bienestar, pensión para adultos mayores y para personas con discapacidad.

El secretario de AgriculturaVictor Villalobos, anunció una inversión de 529 millones 922,618 pesos en apoyos para el campo.

La secretaria de TrabajoMaría Luisa Alcalde, indicó que también se aplicará el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro, con una inversión de 191 millones de pesos.

El presidente Obrador mencionó que los apoyos sociales se entregarán directo a los beneficiarios, mediante una tarjeta bancaria.

El presidente dijo que tan sólo en enero está previsto entregar los primeros 21,712 apoyos. Aseveró que, en promedio, cada familia recibiría entre 6,000 y 8,000 pesos mensuales con uno o varios programas sociales, a fin de que las personas no tengan la necesidad de acudir a robar combustible.

AMLO informó que Pemex ya entregó todos los expedientes a la Fiscalía General de la República en materia de robo de combustible. Dijo que todas las demás dependencias tienen la indicación de aportar la información que la Fiscalía requiera para que no haya corrupción en Pemex y se combata el delito de robo de hidrocarburos.

El mandatario dijo que hay grupos que se dedican al robo de combustible que no dejan de hacerlo, pese a su plan contra el huachicol. Por ello, insistió en que no va a dar ni un paso atrás.

López Obrador reveló que ayer pincharon prácticamente los 11 ductos de Pemex, entre ellos el Tuxpan-Azcapotzalco y Salamanca-Guadalajara. Dijo que pese a esta acción, no habrá problema de desabasto porque ya se están reparando las fugas. Mencionó que adicionalmente vienen ya las 500 pipas que adquirió el gobierno en Estados Unidos.

El presidente consideró que el problema del huachicol se da en las regiones más pobres del país. Destacó que un “halcón” recibe entre 3,000 y 4,000 pesos mensuales; “les pagan muy poquito”, dijo Obrador, cuestionado sobre si los programas sociales que ofrecerá su gobierno serán suficientes para acabar con el robo de combustible. “Yo estoy convencido que con estos planes vamos a acabar (con el huachicol). Además tener un pueblo de gente buena, muy buena”, dijo.

López Obrador hizo un llamado a los concesionarios que importan gasolina que pongan a trabajar los contratos porque sólo están importando 40,000 de 1.2 millones de barriles diarios que prometieron traer a México. Argumentó que por esta situación Pemex tiene que distribuir el 95% de los combustibles. Afirmó que “no el momento para quitarles las concesiones”, pero los invitó a cumplir con su compromiso de traer combustible a México. “Mandarles a decir que estoy pendiente”, dijo. Reconoció a los dueños de gasolinerias, pues dijo que no aumentaron el precio del combustible durante la contingencia por la falta de distribución.

Con información de: El Economista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: