La Ciudad de México contará con el primer Tribunal de Justicia para Adolescentes

Publicado Por

Alcaldes de México

En un predio de tres mil 684 metros cuadrados, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE), edifica el primer Tribunal de Justicia para Adolescentes, ubicado en la alcaldía de Benito Juárez, contiguo a la Comunidad de Diagnóstico Integral para Adolescentes.

Este inmueble de 20 mil 648 metros cuadrados de construcción, con dos cuerpos de tres y cuatro pisos, respectivamente, albergará 30 cubículos para jueces y 21 salas de audiencia, dos de ellas para juicios orales, 15 de control, tres de ejecución y una de alto impacto. Así como tres niveles subterráneos para estacionamiento, cisternas y cuarto de máquinas.

“Es un edificio para nosotros muy importante, porque habla del tema de judicialización, es decir, de conocer los procedimientos judiciales de los adolescentes que están en conflicto con las leyes penales”, expresó el Jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, al realizar un recorrido de supervisión de esta obra, la cual comenzó en 2016 y actualmente está en los últimos detalles de construcción.

Abundó que, debido a que se tiene registro de que existen alrededor de 270 carpetas de investigación al mes, en donde se ven involucrados adolescentes, “estamos hablando de un poco más de 3 mil carpetas de investigación al año”, y dijo que es sustancial tener un Tribunal especializado en el tema, como este.

“Entonces, eso es lo importante: que se cuente con instalaciones dignas, que estén cercanas para el tema de judicialización de los asuntos relacionados con adolescentes que han contravenido las leyes penales”, agregó.

Cabe señalar que la construcción cumple con los estándares de obra pública impuestos en esta administración como son:

·       Elementos sustentables, como una cisterna de captación de agua de lluvia que alimentará los servicios sanitarios y servirá para el riego de la azotea y muros verdes.
·       Accesibilidad universal, con rampas, elevadores, guías táctiles y estacionamiento exclusivo para personas con discapacidad.

“Se hizo un diseño importante para atender el tipo de suelo y las condiciones de resistencia a los sismos en este territorio”, subrayó el mandatario capitalino.

Dijo que la segunda etapa será el tema de equipamiento. “Estaremos atentos a que, ya concluyendo la parte principal que es obra y albañilería, se estará en condiciones de tener instalaciones funcionales para el próximo año”.

Actualmente se trabaja en los acabados de fachada, colocación de pisos, construcción de muros divisorios a base de block. Asimismo, se habilitan las instalaciones eléctricas y de aire acondicionado, del sistema contra incendios, así como de los sistemas de voz y datos y de videograbación.

Para esta edificación se colocaron, con el apoyo de 160 trabajadores, 893 losas “T” prefabricadas de concreto que dan forma a los entre pisos y azoteas del inmueble. Estas piezas tienen un peso de 3.5 toneladas y se colocaron con el apoyo de una torre grúa.

En la fachada que da hacia la calle Xochicalco se puso recinto negro en las orillas; del lado de Avenida Obrero Mundial se trabaja en aplanado de la zona que llevará el vitroblock y continúan con la colocación de recinto negro, y del lado de la calle Petén se instala vidrio en segundo piso y ya cuenta con cancelería.

En la planta baja se hacen acabados finales en la sala de alto impacto; en primer nivel se efectúan los trabajos de aplanados finos y pintura; segundo nivel, en construcción de muros a base de block y colocación de loseta en el piso; tercer nivel, acabados en pisos y muros.

En la azotea se lleva a cabo el colado del relleno a base de tezontle para las bajadas pluviales (entortado) del lado de la calle Xochicalco. Se construyen muros a base de block y se hace el armado de la losa techo en la zona de las terrazas para jueces.

El titular de la SOBSE, Gerardo Báez Pineda, subrayó que la construcción se ejecuta con un presupuesto de 640 millones de pesos, de los cuales 494 son para obra civil. “La importancia de esta visita fue mostrarles que este edificio ya está cerrado, se trabaja en la cancelaría y los acabados y se continuarán con los trabajos en el interior del inmueble”.

El propósito de la visita al inmueble fue mostrar el cierre de la estructura del edificio, que se encuentra al 99 por ciento. Mientras que los trabajos de albañilería llevan un avance del 90 por ciento y los acabados del 65 por ciento.

En sitio se visitó el Centro de Desarrollo Infantil para el uso de 120 niños en un espacio de mil 200 metros cuadrados. La sala de alto impacto para los juicios orales de mayor afluencia, con capacidad para 150 personas y 200 metros cuadrados de área; así como salas de control y oficinas de magistrados y jueces.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: