La micromovilidad en la CDMX está en riesgo, alertan empresas

La empresas de renta de monopatines eléctricos y bicicletas sin anclaje, Grin, Lime y Mobike, manifiestaron su preocupación por el rumbo que está tomando la micromovilidad en la capital del país, asegurando que falta certeza jurídica en el proceso de regulación implementado por la Secretaría de Movilidad (Semovi).

La Semovi dio a conocer este martes que la empresa Mobike no realizó el pago de la contraprestación que voluntariamente ofertó, por lo que deberá dejar de operar en la Ciudad de México.

En su momento, Andrés Lajous, titular de la Secretaría de Movilidad de la Ciudad de México, aseguró que el procedimiento para que las bicicletas sin anclaje obtuvieran permiso para operar un año en la Ciudad, fue completamente transparente, donde las autoridades no decidieron qué empresa operaría, cómo lo haría y cuánto pagaría, sino que fueron las propias empresas quienes definieron su capacidad de operación y realizaron una oferta a la ciudad.

En un comunicado conjunto, las empresas manifestaron que el proceso que llevó a cabo la Semovi para otorgar el permiso anual de operación del Sistema de Transporte Individual Sustentable (SITIS) no está sustentado en legislación alguna. Asimismo, aseguraron que el mecanismo de subasta instaurado por la autoridad en nada beneficia a los usuarios de movilidad sustentable, dado que se prepondera la recaudación económica por encima de la calidad en el servicio.

Señalaron que esta situación se contrapone con el compromiso que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, ha manifestado con relación a promover alternativas de movilidad no contaminante, como lo señala su Plan de Reducción de Emisiones del Sector Movilidad en la Ciudad de México, en donde uno de sus ejes es el cambio a viajes más sustentables.

Las empresas operadoras pidieron respetuosamente a la autoridad tomar como referente prácticas internacionales que incentivan la movilidad alternativa por encima del uso del automóvil, y en las que se privilegia la demanda ciudadana.

«La integración de los servicios de movilidad alternativos en la Ciudad de México debe priorizar el incremento de unidades y la ampliación de los polígonos para garantizar el servicio a los usuarios en contraposición a fomentar la canibalización de las empresas», expusieron.

Aseguraron que están abiertas al diálogo con la autoridad para que en conjunto se trabaje en un proceso regulatorio enmarcado en la certeza jurídica, con el firme propósito de garantizarle a la ciudad alternativas de movilidad sustentables.

Deja un comentario

76984
  • A %d blogueros les gusta esto: