Llevan tecnología educativa a comunidades rurales de México

Publicado Por

Alcaldes de México

Por Mónica Alba

(Agencia Informativa Conacyt).- En las comunidades rurales de Quintana Roo, estudiantes de secundaria y bachillerato navegan en contenidos educativos en plataformas que no requieren conexión a Internet. Se trata de los puntos de acceso Kaanbal, que significa “educación” en maya, una iniciativa de Kaanbal Innovación Social, asociación civil sin fines de lucro, cuya misión es brindar acceso a recursos educativos abiertos (REA) en localidades donde el acceso a Internet es limitado o inexistente.

 

En los últimos años, los recursos educativos abiertos han revolucionado los procesos de enseñanza y aprendizaje en el mundo al proporcionar una vasta oferta de oportunidades educativas de manera gratuita a cualquier persona que tenga un dispositivo con conexión a Internet. Sin embargo, según cifras de Internet Society, cuatro billones de personas en el mundo carecen de una conexión a Internet, lo que impide el acceso a este tipo de recursos educativos gratuitos, haciendo evidente una brecha educativa y tecnológica.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, los emprendedores sociales Pedro Antonio González Martínez y Camilo Olea García, socios fundadores de Kaanbal Innovación Social y miembros de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti) capítulo Quintana Roo, compartieron su interés por desarrollar proyectos que contribuyan al cierre de la brecha tecnológica y educativa para comunidades rurales.

Fuente: Internet Society.

“A través de Kaanbal habilitamos puntos de educación digital sin acceso a Internet, promoviendo el acceso universal a la información y se facilitan los proceso de aprendizaje para enriquecer las herramientas y recursos didácticos con que cuentan los estudiantes para su formación”, explicó González Martínez.

“Trabajamos en conjunto con organizaciones educativas e informáticas de reconocimiento internacional para impulsar nuevas formas de aprendizaje, promover la preservación de la cultura y mejorar la calidad de vida en las localidades”, apuntó Olea García. “Tal ha sido el caso de la vinculación que se logró con Internet Society para promover el uso de estas tecnologías en comunidades rurales de México”, agregó.

Los puntos Kaanbal se basan en el uso de hardware desarrollado por Raspberry Pi y software denominado RACHEL, desarrollado por la organización World Possible, que consta de servidores portátiles que tienen almacenados contenidos de sitios educativos y librerías digitales y que ofrecen el acceso a dichos contenidos desde cualquier localidad con escasa o nula conexión a Internet. “Kaanbal combina el uso de tecnologías desarrolladas a nivel global para aplicarlas a resolver una necesidad local como lo es el acceso a la información y al aprendizaje”, compartió Pedro González Martínez.

“Entre los recursos digitales que ofrece un punto Kaanbal se encuentra una gran variedad de bibliotecas virtuales, sitios de aprendizaje abierto como Khan Academy, clases en videos, guías alimenticias y de salud, aplicaciones descargables, videos en 360 grados disponibles para múltiples usuarios de manera simultánea”, expresó Camilo Olea García.

El primer punto de acceso desarrollado por Kaanbal se encuentra en la comunidad de Agua Azul dentro del municipio de Lázaro Cárdenas, Quintana Roo. Aun siendo una comunidad que no cuenta con señal telefónica, el punto Kaanbal provee acceso a recursos educativos para docentes y más de 110 estudiantes hacen uso de esta tecnología en la localidad. A la fecha, Kaanbal tiene puntos habilitados en Quintana Roo para dos telesecundarias, un telebachillerato, un centro comunitario y una casa ejidal.

“Los usuarios de los puntos Kaanbal, tanto docentes como estudiantes, reconocen que ha cambiado su forma de aprender y estudiar radicalmente. Ahora, no tienen que trasladarse a otra comunidad para consultar bases de datos y contenidos educativos, planear clases y hacer tareas, además del ahorro económico que esto representa”, expresó González Martínez.

En un futuro cercano, se pretende involucrar a la iniciativa privada para la instalación de más puntos Kaanbal en comunidades rurales de México y promover también la corresponsabilidad social en iniciativas educativas que están cerrando la brecha digital y brindando recursos didácticos de forma gratuita y abierta.

Publicado originalmente por Agencia Informativa Conacyt bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons. VER ORIGINAL AQUÍ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: