México fortalece su liderazgo en la Red de Ciudades de América del Norte

 Por Mtro. Javier López Casarín* 

“Las redes de ciudades son el hilo con el que se está formando el nuevo tejido de las relaciones internacionales y de la gobernanza mundial”.

Si bien la “diplomacia de ciudades” no es nueva, la actual crisis del coronavirus evidencia cuán importantes son las instituciones y foros internacionales que convocan a las principales ciudades del mundo para debatir respuestas coordinadas a desafíos globales. En 2020, alcaldes y funcionarios locales de todo el mundo comenzaron a compartir sin restricciones sus respuestas, aciertos y errores frente a la pandemia.

¿Por qué es tan fluido el intercambio entre ciudades? La pandemia activó un entramado de redes institucionales que en los últimos años se habían robustecido en torno a la agenda de cambio climático y otros temas para los cuales las ciudades necesitan fortalecer su interlocución con el sector privado y el nivel federal de gobierno. El C40, el Urban 20, la Red de Ciudades Resilientes o Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), por nombrar algunas de las instituciones más relevantes, proveen una plataforma de cooperación internacional que trasciende la geopolítica de los países y el signo ideológico de los gobiernos.

Hoy, las alianzas entre ciudades ya no solo se basan en grandes principios, sino que se han convertido en una parte esencial del trabajo cotidiano. Las redes de ciudades son el hilo con el que se está formando el nuevo tejido de las relaciones internacionales y de la gobernanza mundial.

México no es ajeno a estos procesos, hoy estamos impulsando el trabajo en redes de cooperación horizontal entre ciudades con enfoques regionales. A iniciativa del Canciller Marcelo Ebrard, se organizó la Primera Cumbre de Alcaldes de América del Norte, del 6 al 8 de junio de 2019 en Los Cabos, Baja California.

Un dato interesante es que la Cumbre se celebró en una coyuntura tensa de la relación bilateral con EUA, en donde el Presidente Trump amenazó a México con imponer aranceles de manera unilateral en represalia por el flujo migratorio irregular, por lo que el mensaje de integración y rechazo a la imposición de estas medidas arancelarias unilaterales de más de 100 alcaldes de México, EUA y Canadá de todos los colores políticos fue muy claro para mostrar la relevancia de los actores locales en la relación bilateral México-EUA.

Un resultado importante de la Cumbre es que los alcaldes suscribieron el Primer Manifiesto de Colaboración Conjunta de Alcaldes de América del Norte para promover el desarrollo sostenible y la consolidación de una región norteamericana económicamente integrada que fue atestiguada por el Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador.

En el marco de la Cumbre, los alcaldes acordaron en el numeral 8 del Manifiesto la creación de una Red de Ciudades de América del Norte, considerando que el trabajo en red es la forma de cooperación descentralizada directa que ha adquirido más importancia en los últimos años. Las redes son relaciones horizontales entre instituciones similares sin jerarquía y con objetivos en común. Sus ventajas son consolidar espacios de concertación para crear economías de escala y generar un valor añadido común, obtener un mayor poder de cabildeo y negociación, intercambiar experiencias e información, vincular a actores aislados con otros espacios de actuación y fomentar la colaboración con otras instituciones. Las redes se caracterizan por un mayor margen de flexibilidad y dinamismo así como su capacidad de adaptación.

La participación en esta Red le otorga a las ciudades apoyo técnico de organismos internacionales y acceso a posible financiamiento para proyectos de desarrollo sustentable, la participación en el Premio a la Innovación que promoverá la Red, el acceso a capacitación internacional en temas de gestión local. Además de asesoramiento para detonar planes de Internacionalización local con énfasis en las ciudades de la región e incidencia regional y global en temas de la agenda internacional que interesan a las ciudades (medio ambiente, desarrollo urbano, resiliencia, prevención de desastres, innovación, competitividad, desarrollo económico, sustentabilidad urbana, gobierno digital, ciudades incluyentes, seguridad ciudadana y turismo).

Además es muy importante enfatizar que no existía una representación de las ciudades de América del Norte. La Red más grande de ciudades del mundo Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU) tiene representación de las ciudades de América Latina, Europa, Asia, África pero no de la región de América del Norte (considerando a las ciudades de México, EUA y Canadá).

De junio de 2019 a la fecha más de 200 ciudades de México, Estados Unidos y Canadá se han adherido a esta Red que en octubre de este año se integró como una Asociación civil denominada Conferencia de Autoridades Locales de América del Norte (CALAN) que me honro en encabezar y que en el último mes ha formalizado convenios de colaboración con la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM), que convoca a todas las asociaciones de municipios del país, la Federación Latinoamericana de Municipios y Asociaciones (FLACMA), que integra a todos los municipios de América Latina y la Red Mercociudades que promueve la cooperación sur-sur desde lo local. Ello, a fin de generar también puentes de entendimiento y cooperación ciudad-ciudad a nivel continental. Estamos también en proceso de formalizar un convenio con la Organización mundial de ciudades CGLU.

Igualmente la Red de Ciudades de América del Norte forma parte del Consejo Técnico de Gobiernos Locales de la AMEXCID y ha presentado su candidatura para competir en los premios de Guanzhou sobre Innovación Urbana y el Premio de la ONU al Servicio Público al ser una iniciativa de la Cancillería mexicana.

Sin duda, la Red de Ciudades de América del Norte será un espacio inédito de encuentro e intercambio para que los alcaldes de América del Norte compartan información, experiencias y lecciones aprendidas en temas de gestión local. Nos dará la oportunidad de repensar ciudades más sostenibles, incluyentes, seguras y resilientes.

Hoy sabemos que todo desafío global requiere la búsqueda de soluciones locales. Esta iniciativa mexicana es una oportunidad de desarrollar un nuevo plan de acción entre las ciudades de México, Estados Unidos y Canadá, en el marco de una estrategia nunca vista en nuestro país de apoyo a la internacionalización de las ciudades mexicanas y al movimiento municipalista mundial.

* El Mtro. Javier López Casarín es Presidente de la Conferencia de Autoridades Locales de América del Norte (CALAN).

Emprendedor y fiel creyente en la innovación como agente del cambio y motor de las economías. Es presidente del Consejo Técnico del Conocimiento y la Innovación en México en la AMEXCID; así como presidente de la Conferencia de Autoridades Locales de América
del Norte.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: