México necesita invertir en ciencia al menos el uno por ciento del PIB: Julia Tagüeña

En una ceremonia celebrada en la sede del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) el pasado 16 de enero, y en presencia de más de 100 científicos de todo el país, Tagüeña Parga señaló que México debe invertir al menos el uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“Si se juzga la importancia de la ciencia y la tecnología a partir de la asignación del presupuesto, ningún gobierno ha logrado llegar al uno por ciento del PIB, lo que se considera el mínimo imprescindible para que impacte el desarrollo del país”.

Julia Tagüeña y María Elena Álvaréz-Buylla Roces

En dicha sesión solemne a la que asistieron también la titular del Conacyt, María Elena Álvaréz-Buylla Roces, y el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, la nueva coordinadora general del FCCT enfatizó que el presupuesto más alto que se ha destinado a la ciencia y la tecnología fue en 2015, cuando alcanzó poco más del 0.5 por ciento del PIB.

“Sería fundamental que hubiera alguna disposición en la ley de ciencia y tecnología que no permitiera que bajara, además de que se cumpliera el mandato constitucional de invertir al menos el uno por ciento”.

Pero ¿cómo lograr que la ciencia y la tecnología estén realmente involucrados en la toma de decisiones?, planteó la también académica de la UNAM, y al respecto que deben existir acciones que apoyen y fortalezcan el liderazgo del Conacyt, dándole insumos imprescindibles para actuar sobre los retos fundamentales que se podría atender.

“Un apoyo muy importante para la ciencia como un derecho y para el liderazgo social del Conacyt es el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, el cual es un espacio de encuentro de todos los actores de este sistema pues reúne a investigadores, a las academias y sociedades gremiales, a instituciones de educación superior y a organizaciones y cámaras empresariales, quienes entre todos constituyen la mesa directiva del Foro”.

Añadió que el Foro es un espacio único donde se pueden lograr consensos necesarios para el desarrollo del país, conformado por grupos transdiciplinarios de científicos y tecnólogos, junto con tomadores de decisiones públicos y privados, que también incluyan a miembros de la sociedad, para así construir conocimiento.

Subrayó que para ella es un gran honor asumir la coordinación del Foro, que dará continuidad a las acciones que han demostrado ser eficientes en años pasados, entre ellas, la formación de las tres coordinaciones adjuntas: innovación, investigación y educación superior y de posgrado.

A estas tres coordinaciones, detalló que se añadirá una cuarta orientada a la popularización de la ciencia para fomentar en la sociedad una cultura compatible con el conocimiento.

Igualidad de género y ciencia

Para finalizar su intervención, expresó su alegría por el número de mujeres que están en cargos estratégicos del sistema científico y tecnológico del país, como Álvaréz-Buylla Roces, al frente del Conacyt; Beatriz Paredes Rangel, presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología en el Senado; María Marivel Solís Barrera, presidenta de la Comisión de Ciencia y Tecnología de la cámara de diputados; Rosaura Ruiz Gutiérrez, titular de la Secretaría de Educación de la Ciudad de México; y ahora ella al frente del Foro.

“Quiero manifestar mi entusiasmo por el número de mujeres en puestos claves para este sistema de ciencia, tecnología e innovación. Estoy convencida de la capacidad femenina de trabajo y creación, pero también hago notar el enorme reto que estamos asumiendo, el poder siempre implica responsabilidad y más cuando hemos insistido con toda razón en la igualdad de género”.

Doctora Julia Tagüeña Parga

Estudió física en la UNAM y cursó un doctorado en la Universidad de Oxford. Fue directora general de Divulgación de la Ciencia de la UNAM en 2004 y directora del Centro de Investigación en Energía de la UNAM en 2012.

En 2013, fue vicepresidenta de la Public Communication of Science and Technology Academy y también en ese año fue nombrada directora adjunta de Desarrollo Científico del Conacyt, cargo que desempeñó hasta noviembre de 2018.

Ha dedicado gran parte de su vida al progreso de la ciencia en México, por ello, una de las metas que se fijó cuando tomó su cargo actual fue mejorar las plataformas tecnológicas en las que se abren convocatorias y se otorgan apoyos. Es científica investigadora titular C del Instituto de Energías Renovables (IER), campus Morelos de la UNAM; miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), e integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC).

Publicado originalmente por Agencia Informativa Conacyt bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons. Ver original aquí

Deja un comentario

73134
A %d blogueros les gusta esto: