Municipio de Yucatán apaga el alumbrado público para que la población se quede en casa

Debido a la contingencia sanitaria que se vive en Yucatán por el coronavirus, la alcaldesa de Seyé, Lizbeth Cauich Puch, decidió apagar el alumbrado público para que la gente no salga de sus casas.

Debido a que el gobierno de Yucatán le ha pedido a la población quedarse en casa y así evitar la propagación de coronavirus, en Seyé han apagado la luz de las calles para evitar que la gente salga.

Algunos municipios de Yucatán han tomado medidas de prevención ante la contingencia que se vive por el coronavirus, como el cierre de sus accesos, instalación de retenes, filtros y limpieza de espacios públicos.

Y aunque Seyé no tomó alguna de estas medidas de prevención, sí decidió apagar el alumbrado público para que la población de este munciipio se mantenga en sus viviendas nada más caiga la noche.

Aunque esta medida puede ser contradictoria debido a una posible ola de robos en este municipio de Yucatán, las autoridades la han tomado como bandera para combatir la contingencia ante el coronavirus.

Hace unos días, la alcaldesa de Seyé fue criticada por no hacer cerrado las cantinas del municipios, ya que tuvo que ser el gobierno del estado quien tuvo que pedir su cierre, lo que molestó a los habitantes.

Con información de: La Verdad Noticias

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: