Municipios, clave para el tratamiento de aguas residuales

Por Martha Palma

Alcaldes de México | En México, cada cuatro segundos se generan alrededor de un millón de litros de aguas residuales, y de las dos mil 300 plantas de tratamiento municipal, solo funcionan el 40 por ciento.

Foto: Martha Palma / Alcaldes de México

Las plantas de tratamiento se vuelven inoperables debido a los altos costos de mantenimiento, que llegan hasta los 70 mil pesos mensuales, gasto difícil de costear para muchos municipios.

Sin embargo, existen alternativas para sustituir el uso de energía eléctrica en bombeo, como son los reactores anaerobios de flujo ascendente: consisten en cámaras de concreto inmaculadas con bacterias anaerobias, que digieren parte de la materia orgánica y liberan metano del agua para que ésta pase por otros procesos en la eliminación de fosfato y nitrógeno.

El tratamiento de aguas residuales contribuye al bienestar social y forma parte de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. La meta 6.3 señala: “Mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos, reduciendo a la mitad el porcentaje de aguas residuales sin tratar y aumentando considerablemente el reciclado y la reutilización sin riesgos a nivel mundial”.

Los ejidatarios también dependen del agua tratada para riego, principalmente en la cosecha de maíz, frijol, aba, coliflor, betabel, cilantro, acelgas y alfalfa, pero ante la falta de plantas de tratamiento se ven obligados a utilizar aguas negras.

Las aguas que no son tratadas llegan eventualmente a ríos, a cuerpos de agua y océanos.

De acuerdo con la asociación civil Controla Tu Gobierno, de las 24 plantas públicas pertenecientes a la subcuenca de los ríos Amecameca y La Compañía, nueve están en operación, once no funcionan, tres aún no se entregan y una presenta deficiencias en su tratamiento.

Cabe resaltar que la subcuenca forma parte de la región hidrológico-administrativa número XIII Valle de México, siendo esta la que cuenta con menos metros cúbicos de agua renovable por habitante al año y baja disponibilidad de agua, según datos de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

En el año 2010, se construyeron seis Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), pertenecientes a la subcuenca, con una inversión de 226 millones de pesos, donde solamente una planta de tratamiento funciona correctamente, por ello, la asociación Controla Tu Gobierno solicita auditorías con enfoque humano a la Comisión del Agua del Estado de México (CAEM) y CONAGUA, sobre el ejercicio de los recursos para la construcción de infraestructura en materia saneamiento e identificar posibles patrones de mal comportamiento.

Protección de los suelos

Eduardo Cota, director de Conservación y Restauración Ecológica de la asociación civil Pronatura, advierte sobre la importancia de proteger los suelos para la recarga de los acuíferos. “Su protección es un gran ausente en las políticas nacionales y se están perdiendo rápidamente. Un centímetro de espesor de suelo tarda aproximadamente un siglo en formarse y se puede perder en una fracción de segundos con una inundación. Se está deteriorando la capacidad de los suelos de retener y filtrar agua al subsuelo, poniendo en riesgo toda la productividad agrícola y forestal”.

 

Descubre más.

Deja un comentario

89477
A %d blogueros les gusta esto: