Municipios deben evitar ‘fantasear’ con expectativas de recaudación para 2021

Frente a la estructuración de los paquetes económicos de los 18 municipios de Querétaro para el ejercicio fiscal 2021, las propuestas de los ayuntamientos deberán apegarse a la crisis económica que vive la entidad, señalaron especialistas en la materia.

El titular de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), Rafael Castillo Vandenpeereboom, destacó que el 2021 será un año complejo, por lo que las alcaldías deberán ser cautas y evitar fantasear con sus expectativas de recaudación.

«Va a ser un año realmente complejo, van a tener que ser muy cautos los propios municipios para no fantasear con los datos que estén pretendiendo recaudar el próximo año. Y deberemos tener un análisis mayor y más eficiente, por lo que estamos teniendo en cuenta el panorama que se presenta», citó El Economista.

El balance que hagan los municipios del cierre de año, respecto al impacto que tendrían en sus ingresos, será un reflejo de la cautela con que deben diseñar sus paquetes económicos del siguiente periodo.

El director de Catastro, José Luis Alcántara Obregón, expuso que el Consejo de Valuadores del estado presentó a los municipios anteproyectos moderados respecto a las Tablas de valores unitarios de suelo y de construcciones, debido al complejo escenario que vive la economía local y global. La propuesta de los valuadores es que no haya variaciones, ni al alza ni a la baja, en tablas de valores unitarios, frente a la contracción que experimenta el mercado inmobiliario.

«Los anteproyectos conformados por los valuadores, en un ejercicio de profesionalismo y prudencia, nos comentaron que la mejor manera es proponer las mismas tablas de valores unitarios que se propusieron a los municipios y así se realizó, proponen las del 2020, que se trabajaron en octubre del año pasado, del 2019, porque con esta prudencia podemos garantizar que los valores catastrales no están por encima de los comerciales», declaró.

Aunque se prevé que el mercado retome su rumbo, no hay garantía de que esto pueda ser el próximo año, debido a que persiste un panorama incierto.

«Los valuadores encontraron un mercado heterogéneo, sin significancia estadística hacia un incremento de valores, pero tampoco en una disminución de valores. Hay un mercado contraído, hay una oferta robusta en cierto tipo de bienes inmuebles que nos hacen prever que el próximo año el mercado se va a comportar de manera estable o va a tender a mejorar un poco, tal vez, pero las perspectivas económicas no nos ayudan a predecir qué sucederá en el mercado inmobiliario el próximo año», declaró.

El director estatal refirió que usar los mismos valores es un ejercicio de prudencia, así como tener la seguridad de que los valores catastrales no van a exceder a los comerciales.

Las Tablas de valores unitarios de suelo y construcciones sirven de base para el cobro de las contribuciones sobre la propiedad inmobiliaria.

Con información de: El Economista

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: