No habrá impuesto a la seguridad en Yucatán: Mauricio Vila

Este miércoles el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, informó que la inversión en materia de seguridad será financiada cambiando las políticas de austeridad que promueve desde el inicio de su gobierno.

El cobro de un nuevo derecho había sido propuesto por el Ejecutivo estatal en el paquete fiscal, el cual consistía en un impuesto para el mantenimiento de los equipos tecnológicos de seguridad pública, y se cargaría a los yucatecos a través de los recibos de la CFE, que tienen cobertura en toda la entidad.

Sin embargo, Vila Dosal explicó que el martes 14 de enero sostuvieron una reunión con el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Barlett Díaz, «en esa junta el funcionario nos informó que el cobro del nuevo derecho por infraestructura tecnológica en materia de seguridad pública no era viable a través del recibo de la paraestatal», dijo el Gobernador, quien añadió que horas más tarde habían recibido la notificación oficial al respecto.

«El resultado de esa reunión nos encaminaba a un conflicto jurídico entre el gobierno federal y el gobierno estatal», añadió Vila Dosal.

Ante esta circunstancia el ejecutivo estatal aseguró que «la convicción de esta administración es que los ciudadanos ya no quieren confrontaciones estériles sino resultados tangibles».

Por lo tanto, Mauricio Vila agregó que «la seguridad de los yucatecos no se defiende en los tribunales sino en nuestras calles y en nuestros hogares».

Ante los representantes de los medios de comunicación, el Gobernador informó que había «tomado la decisión de no activar otros mecanismos de recaudación de este derecho como podría ser a través del impuesto predial o el recibo del agua potable». Y anunció que «no habrá el llamado nuevo impuesto a la infraestructura tecnológica en materia de seguridad pública».

“El presupuesto de ingresos y egresos de 2020 se elaboró con base a un diagnóstico en el que se alentaba con claridad que la Federación había dejado de enviar recursos federales que ascendían a una cifra de alrededor de 3,800 millones de pesos. Sin embargo, superaremos este reto con eficiencia”.

Antes de finalizar, el mandatario señaló que esta decisión se hizo pensando en dejar de lado cualquier confrontación con la federación, así como evitar usar otro mecanismos de recaudación como el agua potable o el predial.

Así, se reforzarán las medidas de austeridad a través de las siguientes mecanismos:

  1. Ningún mando medio superior de la administración gozará de aumento de sueldo
  2. Se adelgazará la estructura burocrática que no tenga que ver con la prestación de servicios básicos
  3. Se ampliarán las medidas de ahorro en general, tomadas al inicio de la administración

Con información de: El Diario de Yucatán

Deja un comentario

80646
A %d blogueros les gusta esto: