Peligros de la canícula en México

Publicado Por

Alcaldes de México

Una ola de calor extremo provocada por la canícula afecta a México, por lo cual, las autoridades pidieron a la población permanecer en estado de alerta.

Conocido también como veranillo o sequía de medio verano, la canícula es el periodo más ardiente del año.

En América del Norte, este fenómeno metereológico que se registra de manera anual, inició el 18 de julio y tiene una duración aproximada de 40 días.

Se prevé que los efectos de la canícula en México se resientan con mayor fuerza este año, debido a que habrá menos ciclones tropicales en el océano Atlántico, sumado a El Niño, un fenómeno relacionado con el calentamiento de las aguas del océano Pacífico. Esto de acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de México.

¿Qué es exactamente la canícula?

La canícula es un periodo de altas temperaturas provocado por aire caliente que se extiende principalmente en el centro y toda la región este del país, desde la Península de Yucatán hasta el estado norteño de Tamaulipas. Tiene una duración de 40 días y genera un calor extremo por falta de lluvias.

Los efectos más evidentes de la canícula se observan en los estados de Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Estado de México, Morelos, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y una porción de San Luis Potosí, según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

¿Qué lo provoca?

En el caso mexicano, la canícula es provocada por un anticiclón en la zona de Las Bermudas, en el océano Atlántico, el cual llega al Golfo de México mediante una masa de aire caliente de gran altura, lo cual inhibe la formación de nubes en la región y disminuye las lluvias. De este modo, la canícula es una especie de sequía en medio de la temporada de lluvias.

¿Qué consecuencias tiene?

El aumento de la temperatura puede generar golpes de calor, que presentan los síntomas típicos de la deshidratación, incluyendo mareos, dolor de cabeza, náuseas, vómito, fiebre, aceleración del ritmo cardiaco, enrojecimiento de la piel y sudoración excesiva.

Se considera golpe de calor cuando la temperatura corporal rebasa los 40 grados centígrados. En algunos casos puede ser mortal.

Por ello, se recomienda mantenerse hidratado, bañarse frecuentemente para mantenerse fresco y evitar hacer ejercicio bajo el sol.

En algunas regiones del país como en la ciudad de Mexicali, Baja California, el calor de 47 grados provocó la muerte de al menos siete personas.

Además, la canícula puede generar incendios forestales ante la falta de lluvias y afectar las cosechas.

Un fenómeno global

La canícula de 2018 coincide con una ola de calor global cuyos efectos se extienden por gran cantidad de países del hemisferio norte.

Esto explicaría, en buena medida, fenómenos como los incendios registrados en Grecia, los peores en varias décadas.

“Generalmente, hay olas de calor en una parte del planeta, pero actualmente la totalidad del hemisferio norte sufre el calor, es asombroso”, explicó Anders Levermann, climatólogo en el Postdam Institute for Climate Impact Research, a la agencia AFP.

Un fenómeno de calor extremo que se volverá cada vez más frecuente debido a la concentración de gases de efecto invernadero que producen el cambio climático.

De este modo, canículas como la de 2003 –que dejó un saldo de 70.000 muertos en Europa– “podrían convertirse en la norma después de 2050 o 2060”, añade el climatólogo.

¿De dónde proviene el origen de la palabra ‘canícula’?

El nombre proviene de la Antigua Grecia. Se le llamaba así al período del año en que la constelación del Can Mayor alcanzaba la posición cenital (el centro del firmamento).

Por ello, esta época del año solía ser conocida también como los “días del perro”, los de más calor del año en el hemisferio norte, según explicó a National Geographic el astrónomo Larry Ciupik.

Con información de RT

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: