Planeación urbana en municipios del sureste con apoyo de ONU-Habitat

Impactos del proyecto Tren Maya, medidas de mitigación, lineamientos de diseño y desarrollo urbano o propuestas de integración de espacio público, son algunos estudios que realiza ONU-Habitat en colaboración con el Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), en municipios del sureste de México.

El Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Urbanos (ONU-Habitat), señala que su objetivo es incentivar la participación pública informada y generar un modelo de gobernanza junto con autoridades locales y sociedad civil.

Hasta ahora, la agencia de las Naciones Unidas participa en la elaboración de los Programas Municipales de Desarrollo Urbano (PMDU) de Escárcega, Valladolid y Calakmul y realiza estudios técnicos en Bacalar, Mérida y Tulum para integrar el Tren Maya en instrumentos de planeación local.

Los estudios de ONU-Habitat busca que los gobiernos y habitantes:

  • Identifiquen oportunidades y retos, para definir los problemas y soluciones para un mejor futuro de todas las personas
  • Proponer proyectos, para que los nuevos planes respondan a los intereses de la población
  • Monitorear avances, para analizar y dar continuidad a los procesos de planeación urbana con el fin de realizar posibles ajustes

“La planificación urbana participativa, así como la correcta implementación de los planes y programas, es una de las mejores herramientas de la Administración Pública para incentivar cambios estratégicos que mejoren la calidad de vida y el bienestar de las personas”, explica ONU-Habitat.

La planeación territorial de esta región contemplará principios de responsabilidad ambiental, inclusión social y economía local, con el fin de contribuir a un desarrollo urbano ordenado, que proteja el patrimonio natural, cultural e histórico, señala la agencia en su sitio web.

Los estudios se pueden descargar en el sitio onuhabitat.org.mx

Algunos avances

Mérida

A su paso por el municipio de Mérida, se prevé que el Tren Maya cuente con una estación de pasajeros en los terrenos de la antigua estación ferroviaria. La integración de esta infraestructura en la ciudad requerirá una serie de medidas que hagan compatible la actividad ferroviaria con la urbana. Fonatur, IMPLAN de Mérida y ONU-Habitat han trabajado de manera conjunta para definirlas.

A partir de los resultados, Fonatur, el Instituto Municipal de Planeación de Mérida (IMPLAN) y ONU-Habitat colaboraron en la definición de las estrategias que permitirán potenciar los beneficios del Tren Maya y mitigar los posibles impactos. Estas estrategias abarcan cuatro tramos del recorrido del tren y se dividen en cinco áreas: movilidad efectiva, calidad urbana, aumento de la resiliencia urbana y conservación ambiental, inclusión social y desarrollo sustentable.

Calakmul

Actores clave de Calakmul participaron en un taller virtual organizado por ONU-Habitat y Fonatur, en colaboración con el ayuntamiento. Durante la sesión, se desarrollaron mesas de trabajo para detectar proyectos estratégicos que ayuden a construir la visión territorial de Calakmul para el año 2030 con el objetivo de incluirla en el Programa Municipal de Desarrollo Urbano (PMDU).

Escárcega y Valladolid

Los PMDU de Escárcega y Valladolid sentarán las bases para la integración de nuevos proyectos y permitirán la regulación del suelo para procurar un crecimiento ordenado a largo plazo. Serán también una oportunidad para analizar el estado actual de estos municipios, sus particularidades y necesidades, mediante un diagnóstico integral.

Algunas de las publicaciones que ya se pueden consultar son:

  • Opciones de desarrollo de proyectos alrededor de las estaciones del Tren Maya
  • Plan de Estructura Territorial del Sureste de México
  • Recomendaciones para reforzar las Manifestaciones de Impacto Ambiental en el proyecto del Tren Maya

 

Descubre más.

Deja un comentario

89208
A %d blogueros les gusta esto: