Preocupa a organizaciones civiles la falta de estrategia para combatir la inseguridad: Causa en Común

En la Estrategia Nacional de Seguridad no hay diagnósticos, procesos, mecanismos u objetivos verificables que puedan hacer frente a la inseguridad en el país, consideró María Elena Morera Mitre, presidenta de Causa en Común.

Al inaugurar el 7° Foro Nacional, Sumemos Causas, Morera Mitre señaló que lo sucedido la semana pasada en Culiacán, Sinaloa, coloca esta preocupación en el centro de cualquier discusión sobre seguridad, e incluso sobre el tipo de país que queremos “…sienta un precedente ominoso en cuanto a la responsabilidad del gobierno federal de salvaguardar nuestra seguridad y el Estado de derecho en el país”.

La presidenta de Causa en Común aseguró que hoy más que nunca se debe ser muy enfático en la defensa de nuestras libertades y derechos, ya que no hay claridad sobre el rumbo que propone la nueva administración federal.

“Por un lado, la militarización sin desarrollo policial; por otro, instrucciones de no enfrentar a la criminalidad. Además, la prisión automática, sumada a la liberación de jefes del crimen organizado. Todo parece una serie de ocurrencias que al final derivan en márgenes muy amplios de discrecionalidad, cuando lo que urge al país es certidumbre, definiciones y reglas claras, acorde con nuestras leyes”, expuso.

Por su parte, Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, consideró que México atraviesa uno de los momentos más críticos de su historia reciente en materia de inseguridad y violencia: “Lo ocurrido en Michoacán, Guerrero o Sinaloa en días recientes, ha evidenciado la gravedad de la problemática que el país enfrenta, la condición de nuestras instituciones, su real alcance y sus limitaciones, además de la crónica debilidad de nuestro Estado de derecho”.

Agregó que respetar y hacer que la ley se respete no puede confundirse con represión. “No viola derechos humanos la autoridad que recurre a la fuerza haciendo un uso adecuado de la misma; por el contrario, los violenta, quien aduciendo un mal entendido respecto de los derechos fundamentales, renuncia a cumplir con las obligaciones que tiene como autoridad y tolera o permite que se cometan delitos y abusos en contra de las personas a quienes debería proteger y procurar”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: