RedSocioecoS, una plataforma para el desarrollo sustentable

Publicado Por

Alcaldes de México

Por Aketzalli González

(Agencia Informativa Conacyt).- La Red Temática de Socioecosistemas y Sustentabilidad (RedSocioecoS) forma parte del programa de Redes Temáticas Conacyt. La plataforma vincula académicos, organizaciones civiles y sector gubernamental, con el fin de diseñar soluciones desde una perspectiva inter y transdisciplinaria, para construir alternativas de desarrollo sustentable en los socioecosistemas.

 

Los socioecosistemas son sistemas complejos de interacciones dinámicas entre componentes abióticos, bióticos y el ser humano. Es decir, que el ser humano y la naturaleza están interconectados, de tal manera que nuestras acciones individuales y como sociedad tienen repercusiones en los sistemas naturales, y viceversa. Por tal razón, es importante crear diálogos interdisciplinarios e intersectoriales para desarrollar estrategias de conservación que propicien mejores condiciones para la vida de las comunidades y su ambiente.

“Yo creo que hay dos cosas en las que la red puede incidir positivamente. Primero es en la difusión de la ciencia. El conocimiento tiene que transmitirse para que la gente sepa qué estamos haciendo los investigadores y cómo se toman decisiones con base en la ciencia”, comentó el doctor Rafael Calderón Contreras, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y actual co-coordinador de la red junto a la doctora María Perevochtchikova, investigadora de El Colegio de México.

En el sitio web de la red pueden consultarse libros, noticias, informes técnicos y otros contenidos audiovisuales dirigidos a todos los interesados, con el fin de mostrar el quehacer científico y colaborativo de cada uno de los integrantes de la red, además de conjuntar conocimientos y técnicas básicas de comunicación y desarrollo sustentable.

“El principal mensaje de la red es romper fronteras disciplinarias y puramente académicas. La transdisciplina atiende la necesidad de trabajar en la construcción del conocimiento e intercambio del saber en forma colaborativa entre diversos sectores, incluyendo el gubernamental y la sociedad civil”, indicó María Perevochtchikova.

La red se organiza en once nodos que optimizan su gestión y reflejan sus líneas de acción. El núcleo central corresponde a la coordinación general, responsable de atender aspectos operativos. De este núcleo se deslindan los nodos operativos y temáticos. Varios de ellos abarcan aspectos sociales, gubernamentales, de normatividad, y tareas de evaluación, investigación, vinculación y difusión.

Incitando conocimiento

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, los coordinadores de la red temática comentaron acerca de los orígenes de la misma desde 2002, bajo primeros esfuerzos de colaboración académica en redes financiadas por el Conacyt, cuando se trataba de un grupo de académicos preocupados por los temas socioambientales.

En específico, nació de la Red Mexicana de Investigación Ecológica a Largo Plazo (Mex-LTER), la Red Interdisciplinaria de Análisis de Resiliencia en Sistemas Socio-Ecológicos (ReSSE), la Sociedad Científica Mexicana de Ecología (SCME) y el Programa Mexicano de Carbono (PMC). Además, ha retomado gran parte del desarrollo de la primera generación de Redes Temáticas de Conacyt, como la Red de Ecosistemas (EcoRed) y la Red de Medio Ambiente y Sustentabilidad (Remas).

“Con la evolución de las Redes Temáticas del Conacyt, la RedSocioecoS en su nueva estructuración se presentó en la convocatoria de 2014, recibiendo los primeros apoyos para su consolidación, y ha mantenido su funcionamiento hasta la fecha (aun bajo las condiciones de reducción de financiamiento para todas las redes)”, señaló Perevochtchikova, miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Una de las grandes fortalezas de la RedSocioecoS radica en que cuenta con miembros de tres sectores complementarios: académicos y estudiantes, gubernamental y la sociedad civil.

El intercambio de ideas generadas entre los miembros de diversos perfiles profesionales, indicó la doctora, suscita el nacimiento de ideas y proyectos, a partir de la realización de reuniones y talleres. Para los miembros de la red es vital no enclaustrar el conocimiento solo en la academia, sino incorporar lo aprendido en un ejercicio de la transdisciplina.

Algunas de sus funciones más importantes son promover la realización de estudios de caso sobre el funcionamiento y transformación de socioecosistemas, para diseñar y evaluar soluciones integradas en beneficio de lo social y ambiental, así como la incidencia en políticas públicas.

“El estudio socioecológico busca analizar la carga antropogénica en ecosistemas. Es necesario analizar los niveles de resiliencia en dichos sistemas. ¿Cómo podemos conservar su integridad para que no sea destruida por intervención de factores externos?”, comentó el experto.

Por otro lado, capacitar académicos y miembros de organizaciones civiles en conceptos básicos de sustentabilidad y mecanismos de conservación, es otra tarea importante. Para la difusión del conocimiento, la red organiza reuniones, congresos, seminarios y talleres; sin embargo, por la reducción actual del financiamiento varias de las actividades podrían verse afectadas.

Retos

Finalmente, los coordinadores de la red manifestaron su preocupación por la falta de interés de las instituciones gubernamentales para apoyar proyectos sociales, de investigación, en el tema de conservación ambiental.

“Yo creo que vivimos en un momento de gran incertidumbre. Necesitamos reflexionar cómo se está haciendo la ciencia, en dónde están puestos los esfuerzos de conservación socioambiental, ¿estamos poniendo atención en donde debemos ponerla? Sobre todo cuando tratamos de entender problemas socioecológicos”. Asimismo, la doctora María Perevochtchikova recalcó la importancia de valorar en el currículum de los investigadores la labor social y de divulgación que realizan las redes temáticas.

Para el investigador Rafael Calderón, la red ha funcionado para albergar nuevos investigadores y vincularlos con proyectos relacionados con su área de investigación.

“En cuanto yo regresé de estudiar ocho años en el extranjero a México e ingresé a la UAM como profesor, no conocía a absolutamente nadie. Incorporarme a la red me permitió encontrar nodos de afinidad intelectual y colaboración con mucha gente”.

La experiencia de los coordinadores y el trabajo realizado en las comunidades refleja la importancia de mantener y dar seguimiento a los proyectos de las redes temáticas. Pues a pesar de los avances tecnológicos y la implementación de políticas de conservación en México, es necesario ampliar la investigación y esfuerzos con colaboración de todos los sectores.

Existe la necesidad de reconceptualizar la relación del ser humano con la naturaleza, a partir de una visión dicotómica donde sociedad y ecosistemas han evolucionado conjuntamente.

Obra publicada originalmente por Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons. VER ORIGINAL AQUÍ

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: