Scania confirma liderazgo en la fabricación de vehículos inteligentes y sostenibles

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 1 de marzo de 2019.- La empresa automotriz Scania tiene 6 mil 500 unidades circulando en todo el país y es la primera en fabricar vehículos que funcionan con gas natural, sin dejar de lado el biodiesel, biogás y los eléctricos.

Los motores de biogás que produce Scania reducen las emisiones contaminantes y el ruido; en Puebla existe la primera ruta de autobuses de México que funciona con gas natural fabricados por la marca.

Otros estados que solicitaron estas unidades son San Luis Potosí, Jalisco, Querétaro, Baja California, Nuevo León y Coahuila.

En la Ciudad de México operan 15 mil autobuses a base de diésel que recorren 200 km por día, si estos vehículos utilizaran gas natural, las emisiones de CO2 serían un tercio menor, explica Enrique Enrich, director general de Scania México.

Desde el año 2012, Scania mantiene su liderazgo en la fabricación de transportes foráneos, proporcionan soluciones a sus clientes y tienen 66 talleres a lo largo del país, añade el directivo.

La marca pronostica un crecimiento del mercado automotriz mexicano porque cada vez más clientes buscan un seguimiento pos venta con soluciones inmediatas.

“Nosotros siempre estamos al pendiente de las garantías y pólizas de mantenimiento, escuchamos a nuestros clientes y tenemos una eficiencia del 95% en la entrega de refacciones”, asegura Mauricio De Alba, director nacional de retail y desarrollo de la red.

“En 2019 el reto es incrementar al 50% nuestra inversión en México, a través de un compromiso a largo plazo que nos permita abrir más sucursales”, afirma Natalino de Lima, director de administración y finanzas.

Las seis nuevas aperturas de sucursales en México serán en:

• Tepotzotlán
• León
• Aguascalientes
• Tuxtla Gutiérrez
• Toluca
• Tijuana

Pensando en los operadores de los vehículos, Scania instaló un sistema de auxilio con frenado total de emergencia, un aviso de cambio de carril y control de crucero que aumenta la distancia entre otros vehículos para prevenir accidentes.
Todas las unidades tienen un sistema de conexión que permite medir variables como el consumo de combustible o fallas mecánicas, además de los dispositivos GPS.

Para reafirmar su compromiso de calidad en el servicio, seguridad y eficiencia, Scania se basa en la estrategia The Journey, con objetivos claros hacia un crecimiento acelerado de ventas.

The Journey consta de las siguientes soluciones:

• Enfoque en aplicaciones de larga distancia y construcción
• Disponibilidad inmediata de vehículos
• Precios altamente competitivos y planes de financiamiento a la medida.
• Soporte total en mantenimiento post venta y garantías.
• Unidades disponibles para pruebas
• Expansión de la red de ventas y servicios

“Tenemos el mejor camión a nivel mundial en operación y un rendimiento superior al 11% si lo comparamos con otras marcas”, dijo Alejandro Garibay, director comercial y de marketing.

En 2018 Scania brindó a sus colaboradores 51 mil horas de capacitación, que representa una inversión de 8.2 millones de pesos, con la finalidad de eficientar procesos y ser una empresa familiarmente responsable, explica María Esther Delgadillo, gerente regional de recursos humanos.

Fundada hace 127 años en Suecia, Scania genera 45 mil fuentes de empleo con productos sustentables y sostenibles.

Prácticas sustentables

Como empresa socialmente responsable Scania invirtió 4.5 millones de pesos en la instalación de paneles solares en sus oficinas de Querétaro, disminuyendo 129 toneladas de CO2 al año.

Las plantas armadoras se preparan para trabajar con energías limpias y en 2025 reducirán a la mitad su consumo energético en la fabricación de unidades.

Respecto a la contaminación por líquidos del taller, cuentan con proveedores certificados que recogen el aceite usado y se reutiliza para distintos fines dentro de la industria de la construcción.

Los uniformes de los técnicos son lavados por empresas especializadas, evitando un daño ambiental considerable al realizar este proceso en el hogar, porque una gota de aceite puede contaminar cientos de litros de agua.

Venden su chatarra, aunque advierten que en México es difícil conseguir compradores con certificaciones ambientales y que emitan facturas.

Scania posee una política global de reducción del uso del plástico en oficinas y talleres, utilizando otros materiales como el papel, vidrio y vinil en recubrimientos.

La pintura de las unidades es a base de agua y algunas piezas pueden ser re manufacturadas.
Un vehículo produce 80 kilos de basura en su fabricación; la empresa logró reducirla en un 40% comparado con 2010.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: