Sector de la movilidad continúa con inequidad en la inserción laboral de las mujeres: WRI México

La participación de las mujeres en la fuerza laboral es un importante acelerador de crecimiento y desarrollo para las ciudades y los países. De acuerdo con un estudio realizado por el Fondo Monetario Internacional, incrementar el número de mujeres en la fuerza laboral aumenta el bienestar social y la productividad, y beneficia la economía en su conjunto, por lo que cerrar la brecha de género en el mercado laboral podría incrementar el PIB en un 35 por ciento en promedio, reportan expertas del Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México), en blog de reciente publicación.

Sin embargo, para Anette Ramírez, gerente de políticas públicas, y Tania López, coordinadora de planeación y operación del transporte de WRI México, esta incorporación no ha ocurrido de manera equitativa: las mujeres tienen menores salarios, son más propensas a realizar trabajo sin protección social, y su participación aún es rezagada en sectores tradicionalmente masculinos, como el sector de movilidad y transporte.

Con base en información pública de la Ciudad de México (Transparencia, Artículo 121, Fracción VIII y IX, 2018), Ramírez y López analizaron cuáles eran los puestos de trabajo ocupados por hombres y mujeres, por nivel, tipo y organismo de transporte, así como el otorgamiento de licencias, y reportaron los siguientes cinco hallazgos:

  1. Sólo 30 por ciento de los miembros del servicio público del sector de movilidad está conformado por mujeres; sin embargo, hay diferencias en su participación entre los organismos de transporte
  2. Menor proporción de servidoras públicas ocupa puestos de alto mando o toma de decisiones (21 por ciento); la mayor proporción se concentra en puestos medios (32 por ciento)
  3. Metro y Metrobús son los organismos con mayor proporción de mujeres en puestos operativos (71 y 46 por ciento, respectivamente); sólo Metro lidera la participación de mujeres conductoras con 29 por ciento
  4. El padrón de licencias refleja de manera consistente la inequidad en la inserción laboral de las mujeres como conductoras de transporte de taxi, pasajeros y carga
  5. A pesar de contar con tabuladores salariales igualitarios, las claves de puesto más altas son sólo ocupadas por hombres; mientras que, en el caso de STE, las más bajas son ocupadas exclusivamente por mujeres

En palabras de las autoras, aún hay trabajo por hacer, principalmente orientado a comprender aquellos factores que más impactan en la diferencia laboral entre mujeres y hombres por organismo de transporte, las cuales repercuten en la calidad del empleo (salario, horas de trabajo, posibilidad de ascensos), el rol laboral que desempeñan las mujeres (participación en la toma de decisiones, grado de autonomía, relación entre nivel de responsabilidad y salario) y tipo de prestaciones que reciben (seguridad social, flexibilidad de horarios, infraestructura sanitaria, entornos seguros y equipados). Contar con este entendimiento desde un enfoque equitativo, facilitará la implementación de medidas que privilegien la incorporación justa de las mujeres en el sector de la movilidad, señalan.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: