Vinculan a proceso a Lozoya pero continuará bajo libertad condicional

El Juez dictó auto de vinculación de proceso a Lozoya por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Además determinó la presentación periódica del imputado los días primero y 15 de cada mes, a partir del momento en que sea dado de alta del hospital Ángeles del Pedregal y decretó su libertad condicional.

El juez Juan Carlos Ramírez Benítez dictó auto de vinculación de proceso a Emilio “L” por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y el de cohecho sancionados en diversos numerales del Código Penal Federal en su calidad de autor material, naturaleza dolosa.

En cuanto al delito de operación con recursos de procedencia ilícita, el juez determinó dos etapas, la primera previo al 1 de diciembre de 2012, donde el imputado no ostentaba la calidad de servidor público, y una segunda etapa, que tiene lugar a partir del año 2013 y culmina durante el año 2014, donde Emilio “L” ya fungía como servidor público.

Respecto al delito de asociación delictuosa, se comprobó la intervención de más de tres personas vinculadas, con la finalidad de materializar conductas ilícitas; y se estableció que una vez allegados los recursos de la persona moral Norberto Odebrecht, se especificaron los mecanismos de empresas hacia el círculo familiar del imputado, con la participación de la hermana, esposa y madre.

En lo relativo al delito de cohecho, como servidor público Emilio “L” recibió para su beneficio 6 millones de dólares, para favorecer a la empresa brasileña través de asignación de obras de forma directa

El juez señaló que se cuenta con las traducciones de lo resuelto en el delito de fraude de los testigos brasileños, donde explicaron los sobornos a funcionarios, entre ellos, los 10.5 millones de dólares a un funcionario mexicano de alto rango que controlaba una empresa del estado para recibir los contratos de obra.

La defensa de Emilio “L” aceptó las medidas cautelares solicitadas por la Fiscalía General de la República (FGR), las cuales son:

  • Prohibición de salir del país y de la Ciudad de México, así como del área conurbada de la Ciudad de México.
  • Colocación de un aparato de monitoreo electrónico, comúnmente conocido como brazalete.
  • Las anteriores dos medidas se proponen durante el tiempo que dure el procedimiento.
  • Cuidado y vigilancia por la policía federal ministerial en el hospital donde actualmente se encuentra.
  • Entrega de pasaporte.

El juez determinó la presentación periódica del imputado los días primero y 15 de cada mes, a partir del momento en que sea dado de alta del hospital Ángeles del Pedregal y decretó su libertad condicional, atendiendo a las medidas  cautelares impuestas, sin perjuicio de que pueda ser privado de este derecho con motivo de la existencia de alguna otra causa del orden federal  o del fuero común.

Asimismo, otorgó un plazo de seis meses a la FGR para la investigación complementaria, cuyo plazo vence el 31 de enero de 2021.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: