Instituciones de Asistencia Privada: una opción para ayudar

Publicado Por

Cruz rojaEl apoyo a personas en situación de vulnerabilidad, a través de acciones de desarrollo comunitario, educación o salud, tiene una opción para realizarse: las Instituciones de Asistencia Privada (IAP).

Las IAP son entidades jurídicas con patrimonio propio, sin propósito de lucro, que, con bienes de propiedad particular, llevan a cabo actos de asistencia social.

Son organizaciones creadas para beneficiar a la población de escasos recursos, preferentemente, y sus acciones se dirigen a proporcionar el apoyo, la integración social y el sano desarrollo de individuos en condición de desventaja, abandono o desprotección.

En el país existen principalmente dos figuras legales que se pueden adoptar para constituirse formalmente y desarrollar actividades filantrópicas: la Asociación Civil (AC) y la Institución de Asistencia Privada (IAP).

La diferencia entre ambas figuras, según especialistas, se encuentra en que la AC se rige únicamente por el Código Civil, y surge cuando varios individuos convienen en reunirse de manera no enteramente transitoria, para realizar un fin común, lícito y que no tenga un carácter preponderantemente económico.

La asociación puede terminar o cambiar de actividad, sin la alternativa de establecer algún mecanismo de prevalencia que asegure su operación en el futuro.

La IAP está regulada por la Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Distrito Federal (DF), su operación es vigilada por la Junta de Asistencia Privada del DF, órgano encargado de la coordinación, supervisión y asesoramiento de las instituciones de conformidad con la ley, además de garantizar el cumplimiento de sus obligaciones.

Las IAP pueden constituirse por testamento y recibir herencias o legados.

Éstas se clasifican en rubros, que son: Atención a niños y jóvenes en casas hogar y centros de día, así como la ayuda a adultos mayores; Apoyo en servicios para el cuidado de la salud física o mental en consultorios, hospitales, albergues y centros de rehabilitación de adicciones, y la Atención a personas con discapacidad o que requieren rehabilitación física, educación especial, apoyo psicológico y capacitación laboral.

Las IAP también brindan apoyos en educación y capacitación para el trabajo y el autoempleo, además de otra clase de servicios asistenciales.

Se puede apoyar a las IAP con trabajo voluntario, realizando servicio social, haciendo donativos en especie, en servicios o en dinero, y con la adquisición de productos o bienes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: