Seguir viendo

Conservas de calidad con impacto social

Desde hace más de 10 años, Toks ayuda a impulsar el desarrollo de las comunidades mexicanas a través de proyectos productivos, con el fin de llevar a la mesa de sus comensales los productos más frescos

Conservas

Cerca del mediodía, grupos numerosos de turistas hacen una parada obligada dentro de la llamada Ruta de la Independencia, que recorre destinos como Guanajuato capital y Dolores Hidalgo. El punto donde se detienen es la fábrica de conservas Santa Rosa, en la pequeña comunidad de Santa Rosa de Lima, cuyos estantes exhiben frascos de mermeladas, conservas de durazno, licores y cremas de licor, así como empaquetados de ate, dulces de membrillo, garapiñados y semillas enchiladas, entre otras especialidades.

Productos Santa RosaEsta fábrica, ubicada en la sierra de Guanajuato, en un poblado en el que sólo habitan 2,500 personas, tiene la capacidad de fabricar 120 toneladas anuales de su producto estrella, la mermelada de fresa.

Dentro de sus instalaciones, da la impresión de que sus cinco propietarias están familiarizadas con los procesos de fabricación y comercialización, así como en cuestiones fiscales, sin descuidar otras habilidades como las relaciones públicas. Sus cinco administradoras destinan 90 por ciento de su producción anual de mermelada de fresa a la cadena de restaurantes Toks desde mayo de 2006, lo que hoy día les permite facturar cerca de 6.8 millones de pesos (mdp) al año.

Hoy son microempresarias, pero no siempre fue así. Como en todo proyecto, los inicios fueron duros.

Desde mediados de la década pasada, Toks ha logrado entablar una relación comercial con fabricantes de miel, chocolate, mole, granola y cajeta, ubicados en todo el país, con un éxito similar al de la cooperativa de Santa Rosa de Lima, del estado de Guanajuato.

Fabrica de Conservas ToksHoy son una realidad marcas como la “Miel Amuzga”, un producto elaborado por más de 70 familias indígenas amuzgos de la Costa Chica de Guerrero; el “Mole Doña Yolanda” y la “Granola San Felipe”, elaborados por un grupo de mujeres mazahuas de San Felipe del Progreso, en el Estado de México; además del “Chocolate Sierra Morena”, que proviene de Santa María Ayoquezco, Oaxaca, y que está hecho por más de 60 productoras.

Este menú se complementa con la “Cajeta Abasolo”, que es elaborada por 20 productores y sus familias de Guanajuat

GOLPE DE TIMÓN

Gustavo Pérez Berlanga, director de Responsabilidad Social de Toks, explica que la empresa ha trabajado constantemente con fundaciones que buscan canalizar recursos hacia personas o grupos necesitados. No obstante, apunta que la diná- mica cambió a partir de 2003, cuando los apoyos se dirigieron a proyectos de un mayor impacto social.

Gustavo Perez Berlanga

Gustavo Pérez Berlanga

En ese contexto, la empresa puso en marcha la campaña “12 meses, 12 causas”, mediante la cual apoyó una causa social por cada mes del año. En esta etapa de exploración, la organización descubrió la calidad del sabor de los productos artesanales frescos, así como del valor que podrían representar.

“Si tenemos en cuenta la naturaleza de nuestro negocio, que son los alimentos frescos, así como la riqueza de este país en alimentos, quisimos llevar el sabor de México a la mesa del comensal: que el pequeño productor se volviera proveedor de nosotros, y que para nosotros esto fuera una ventaja competitiva”, explica el ejecutivo.

Lo anterior dio un giro de tuerca a lo que hacía la cadena restaurantera en materia de responsabilidad social. “Aquí hay un tema de visión muy importante porque el centro de gravedad del proyecto fue el cliente. El mercado te premia con su preferencia, regresa porque le encantó el platillo y recibe lo mejor de México en ese platillo. Con esto resolvimos la parte de negocio y la parte social”, afirma.

Fabrica de conservas santa rosa ToksRicardo Flores, coordinador de Proyectos Productivos del área de Responsabilidad Social de la compañía, indica que en los últimos años, los productos con mayor demanda en la cadena son la mermelada y la miel, aunque el chocolate, el mole, la granola y la cajeta también han logrado posicionarse en el gusto de los comensales.

“Respetamos los procesos de los productores y nuestra participación es de forma indirecta. Sin embargo, a partir de la relación que han tenido con nosotros y el capital que hemos inyectado, han ido mejorando y cambiando mucho”, expone.

DUEÑAS DE SU DESTINO

El organigrama de Conservas Santa Rosa no es abultado. Pende como legado en las paredes del área de ventas, un espacio con frascos de conservas de todos los tamaños, organizados por etiqueta y por dimensiones.

Equipo Santa RosaEl rol indica que Patricia Herrera es gerente de Recursos Humanos; Susana Barroso es gerente de Recepción de Materias Primas y Embarques; Rosa Rico Morán está al mando de la gerencia de Finanzas, Compras, y supervisión de Limpieza General; Margarita Cano es gerente de Producción y Control de Calidad y Martha Ramí- rez Sánchez es la gerente del Almacén y del Departamento Contable.

“Ya no quiero estar dentro de la cocina; a mí me gustan las funciones administrativas, supervisar y buscar nuevos clientes”, comenta Martha Ramírez, madre de cuatro hijos, tres de los cuales, a diferencia de ella, cursaron una carrera universitaria. Su hija menor es un bebé de año y medio.

Karla Rodriguez

Karla Rodríguez

La coordinadora de los nuevos proyectos de la fábrica de conservas, Karla Rodriguez, recuerda que hace dos décadas, las comunidades de la sierra de Guanajuato eran proclives a talar bosques y a comercializar carbón. La ingeniera en alimentos menciona que el trabajo comunitario de un grupo de expertos propició un cambio en este escenario, hacia la creación de proyectos productivos a baja escala.

Quien resume los altibajos que han pasado como grupo es Rosa María, quien hace 17 años vio formar un equipo original de 30 mujeres amas de casa, que se redujo a 10, y después a cinco.

Ella recuerda que en 2006, durante un viaje a una feria de alimentos en Cancún, Quintana Roo, ejecutivos de Toks se acercaron a las productoras con el interés de probar su mermelada de fresa; el sabor y la consistencia les gustó y los ejecutivos les hicieron un pedido de ocho toneladas, cuando ellas producían entonces 10 kilos.

Las socias trabajaron inicialmente en el patio de una primaria. “No teníamos ni para empezar”, recuerda Rosa María. Con el primer pago de 100 mil pesos compraron un terreno y construyeron la fábrica, tras varios intentos con diferentes propietarios de terrenos.

Fabrica de Conservas ToksDespués de casi un año de realizar entregas oportunas, hacia finales de 2006 un tropiezo fuerte empañó la buena racha; en esa temporada hubo pérdidas económicas luego de que Toks detectó que algunos recipientes contaminados estaban afectando el producto. No obstante, el problema se pudo corregir mediante capacitaciones técnicas.

“Cuando iniciamos, nunca pensamos crecer de esta forma. Amo mi trabajo y lo valoro porque lo empecé desde abajo, y no fue nada fácil”, indica Rosa María.

La fábrica cuenta con el distintivo Empresas Turísticas Rurales (ETR), que otorga el gobierno del estado, así como con el sello de calidad de exportación de Conservas Santa Rosa por parte de la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos. Ahora las socias contemplan la posibilidad de crecer también en el mercado europeo.

PLANES FUTUROS

Gustavo Pérez indica que día a día, Toks comprueba y demuestra que es posible cumplir con las tres “P” en materia de sustentabilidad: People, Planet, Profit (Gente, Medio Ambiente y Negocio).

“Sí es posible que haya una unión entre los tres círculos, donde al final todos ganamos: nuestro cliente al recibir un producto excepcional, Toks al tener la preferencia del cliente, y la pequeña comunidad al elaborar un producto que para nosotros es una ventaja competitiva. También la comunidad misma porque forma cadenas de valor al desarrollar su producto”, indica.

Con un camino recorrido en 10 años, Toks tiene en mente sostener sus programas productivos en comunidades marginadas y dar el paso siguiente: dejar que sus proveedores busquen clientes propios de gran tamaño a partir de 2015. La marca de restaurantes se convertiría también en un generador de incubadoras de negocio.

“Falta lechuga, falta melón, falta papaya; o sea que tenemos proyectos de aquí hasta los próximos 30 años”, menciona.

APOYO A MICROEMPRESARIOS

La ciudad de Guanajuato, capital colonial, una de las entidades federativas de mayor riqueza económica y turística del país, ha desplegado un programa de gobierno centrado en mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, con una visión de responsabilidad social sustentada en proyectos productivos.

Luis Fernando Gutierrez Marquez

Luis Fernando Gutiérrez Márquez

El alcalde Luis Fernando Gutiérrez Márquez, alcalde de Guanajuato capital, indica que en lo que va de su administración en la capital del estado se han destinado 600 mdp para rehabilitar distintos puntos de la ciudad —lo que incluye el Centro Histórico— con la creación de centros culturales y deportivos. El edil asegura que los proyectos sociales del sector privado también tienen resonancia en esta demarcación. Así, de la mano de las empresas, siempre estarán atentos a su desarrollo.

Conservas Santa Rosa, por ejemplo, se benefició de la Ventanilla Única de Gestión a fin de conformarse como una Sociedad de Responsabilidad Limitada. Sus cinco propietarias también recibieron cursos de capacitación para el control administrativo de su empresa y de una participación activa en eventos locales y regionales.

Gutiérrez Márquez añade que a través de la Dirección General de Desarrollo Económico, la ciudad ha emprendido programas de sustentabilidad que contemplan apoyos a comunidades rurales; entre los programas más exitosos está la gestión de fuentes de financiamiento para micro, pequeñas y medianas empresas.

El presidente municipal explica que, de manera complementaria a dichas acciones, su administración ya prepara programas para promover a los pueblos mineros, que integran a varias comunidades rurales. “Ahí contaremos con un espacio de oportunidad para el crecimiento y explotación. Desde el ámbito turístico una de nuestras metas es la mejora de servicios para el turismo”, indica.

En estas tareas, el gobierno municipal trabaja en coordinación con el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) y la Secretaría de Turismo (Sectur).

“Estamos seguros que invertir en capacitación, en educación y en el desarrollo de la participación ciudadana y la prevención del delito nos llevará a buen puerto. En los próximos meses estaremos viendo resultados de programas de impacto social como Barrio Modelo, que incluye diversas estrategias de interacción con la ciudadanía en los polígonos en que hemos conformado la ciudad”, añade.

[one_half]

En Breve

Juan Beckmann recibe medalla de RS

El presidente de Grupo Cuervo, Juan Beckmann Vidal, recibió la primera Medalla Anáhuac en Responsabilidad Social, por parte de la Universidad Anáhuac, para reconocer su labor en este rubro.

El empresario expresó que para él es importante no sólo velar por el aspecto económico sino también por el social, por lo cual emprendió un camino de compromiso social para Grupo Cuervo, con programas que apoyan a las comunidades y a los niños.

Grupo Cuervo

[space height=”20″]
Buscan cambiar percepción del cáncer

La Fundación Rebeca de Alba, la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer, Respirando con Valor y Oncoayuda, con el apoyo de la farmacéutica Boehringer Ingelheim, crearon Cáncer en Positivo, una campaña de sensibilización que busca cambiar la percepción negativa de los padecimientos oncológicos en México.

La iniciativa rompe con el paradigma de que el cáncer es una sentencia de muerte y promueve un modelo menos paternalista, basado en la participación del ciudadano sobre su autocuidado.

Mono Rosa Cancer

[one_half_last]

Capacitan a mujeres oaxaqueñas en tecnología solar

 

La empresa Enel Green Power México, el gobierno de la India, la Organización No Gubernamental Melendre y el Colegio Barefoot de India, eligieron a cuatro mujeres de la comunidad de Cachimbo, Oaxaca, para profesionalizarse en ese país asiático, con el fin de implementar proyectos de energía solar en su comunidad.

Al final de la capacitación, las mujeres regresan a sus pueblos de origen donde desarrollan sus actividades y se ocupan de instruir a otras mujeres, exportando el modelo a las localidades vecinas.

Paneles Solares

[space height=”20″]

Iberostar recibe certificación ambiental

El hotel Iberostar Playa Mita, ubicado en el Pacífico mexicano, recibió la certificación Green Globe. Con este logro, los 10 hoteles Iberostar en México cuentan con dicha certificación en el país. El proceso de auditoría reconoce el esfuerzo de Iberostar Hotels & Resorts por alcanzar un desarrollo turístico responsable minimizando el impacto en el medioambiente.

Hotel Iberostar

[/one_half_last]

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: