Construyen primarias en poblaciones rurales

Aulas Salones

En tiempos de grandes desafíos sociales como los que hoy vivimos, la educación se ubica como una de las áreas más sensibles de atender por parte de las autoridades (en sus tres niveles), la comunidad docente, padres de familia y sociedad en su conjunto.

Con ese ánimo, los 154 distribuidores aglutinados en la Asociación Nacional de Distribuidores de Automóviles Nissan, A.C. (ANDANAC) formaron la Fundación ANDANAC, cuyo objetivo es construir escuelas primarias dignas en poblaciones rurales.

“Después de varias iniciativas e ideas se pensó en la niñez mexicana pues está por demás decir que es el futuro del país. Y en este proceso vimos que en donde hay más necesidad es en la parte rural, por lo que buscamos que estos niños tengan las mismas oportunidades que se tiene en otros lados”, explica Carlos Escoto, director de la ANDANAC.

El esquema incorporado por los distribuidores Nissan consiste en que un determinado porcentaje de la venta de cada automóvil que realizan sus agencias se canaliza a la Fundación.

NiñasA la fecha, la ANDANAC ha logrado reunir y aplicar recursos por cerca de 250 millones de pesos en la construcción de 63 planteles donde se imparten clases a 35 mil alumnos. La experiencia ha sido tan satisfactoria, que en el tintero hay planes para edificar 15 unidades más en los próximos meses.

En el camino, la institución —creada hace nueve años— se ha encontrado con varios sucesos que, aunque alentadores, la mayoría refieren casos de escuelas cuya remodelación tuvo que empezar “desde cero” al encontrarse en condiciones desastrosas.

“El programa comprende la edificación de aulas, auditorio, baños, la sala de dirección, la sala de administración y un patio central para eventos cívicos. Estamos hablando prácticamente de toda la unidad”, detalla Escoto.

Actualmente, el programa de la Fundación ANDANAC abarca, además de las 63 obras ya hechas, la construcción de una escuela más —la número 64— en la ciudad de Morelia, Michoacán, y la idea es finalizar 2011 con un total de 70 planteles, sin tomar en cuenta dos más, cuya construcción se había suspendido y que hoy se ha reactivado.

Los proyectos pendientes se ubican en comunidades de los estados de Chiapas, Quintana Roo, Chihuahua, Jalisco, Aguascalientes, Sinaloa, Guanajuato y Durango.

Candidatos a los apoyosOtro aspecto que cuida meticulosamente la Fundación es que el área que se destinará a la construcción esté libre de problemas, pues como involucra zonas rurales, es factible que lleguen a suscitarse conflictos por tratarse de tierras ejidales o comunales.

“Es muy importante que nuestros abogados certifiquen y verifiquen que la donación está bien constituida, para que entonces asignemos los recursos, ya que nuestros planes se refieren a la construcción de escuelas que duren muchos años”, puntualiza el directivo.

El programa ha dado también otros frutos, como por ejemplo, el involucramiento de los distribuidores más allá del terreno de la construcción de aulas, por lo que hay casos donde los directores de zona de la ANDANAC y sus equipos de trabajo mantienen el contacto con los directores de los planteles para estar al tanto de sus necesidades.

Carlos Escoto relata que con base en estudios financiados por la organización se concluyó que las escuelas estarían bien edificadas, sin necesidad de disparar los costos, con un material importado desde anadá, que es resistente y fácil de limpiar. Se trata de un producto mucho más térmico que soporta diferentes tipos de clima, desde los cálidos hasta los más fríos, por lo que se puede utilizar en cualquier punto de la república.

De las obras más recientes, destacan la construcción de una escuela en Texcoco, Estado de México, y otra más en Tantoyuca, Veracruz; y como es tradición, en este proceso se involucra SICREA, el brazo financiero de ANDANAC, que colabora en la entrega de útiles y uniformes para los pequeños.

“Normalmente, la entrega de útiles y uniformes se da cuando la escuela se inaugura no para los ciclos subsecuentes, pues no es el giro de la Fundación. Sin embargo, en algunos casos el propio distribuidor de la región mantiene comunicación con el plantel y atiende sus necesidades”, explica.

Dependiendo del punto del país en que se encuentren, los distribuidores aglutinados en la ANDANAC entran en contacto con los alcaldes y los gobiernos estatales para la construcción de escuelas, que por lo general están listas en tres meses, cuando se hace la entrega formal a la Secretaría de Educación Pública (SEP), aunque lo que lleva más tiempo es conseguir las donaciones.

TECNOLOGÍA PARA TODOS

En sus nueve años de vida, la Fundación ANDANAC ha entablado alianzas con gobiernos locales y con otras organizaciones civiles, que han decidido apostar por la educación. Una de ellas es la Unión de Empresarios para la Tecnología en la Educación (UNETE).

Miguel PichardoMiguel Ángel Pichardo, director general de la organización, explica que su iniciativa busca insertar las tecnologías de la información en las escuelas públicas del país, específicamente en primarias y secundarias a través del concepto Aulade Medios, que son centros equipados con servicios de Internet de banda ancha.

“El reto es enorme y sin embargo hay que avanzar. El primer enfoque fue la cobertura y hoy nuestro objetivo se centra más en la calidad de esa cobertura, es decir, busca contribuir a elevar la calidad de la educación”, detalla el ejecutivo.

UNETE nació en septiembre de 1999 por impulso del empresario de origen judío radicado en México, Max Shein, quien había traído de Israel la experiencia de promover la incorporación de las tecnologías en las escuelas públicas, que cobró fuerza en aquella nación en la década de los 90 del siglo pasado.

Si bien en México han habido algunos logros, para UNETE no se han dado cambios más profundos ni a la velocidad que se requieren, debido a que no existe una política pública que fomente el uso de Internet en las escuelas de gobierno.

“Lo que nosotros tenemos claro es que la tecnología es un factor indispensable en cualquier sistema educativo. Y no se trata solamente de instalar computadoras, sino lo más importante es contar con la conectividad. Aunque en México han habido algunos esfuerzos, como el caso del sistema e-México, creo que el alcance todavía es limitado”, advierte Pichardo.

UNETE ha tomado la responsabilidad, ante la SEP, de pagar los servicios de Internet y mantener la conectividad en las escuelas públicas por un lapso de cinco años. A la fecha, los programas de la organización han beneficiado a 6,234 escuelas públicas de educación primaria y secundaria en comunidades marginadas de los 32 estados de la república.

“Para darnos una idea del impacto, nosotros hemos instalado 1,700 antenas satelitales, lo que significa que UNETE tiene la segunda red más grande de México dedicada a la educación, después del sistema e-México”, comenta Pichardo.

De acuerdo con cifras de la Unión, en 10 años se ha favorecido a más de 2 millones de alumnos en el acceso a las tecnologías de la información, así como a cerca de 85 mil profesores, con 6,234 escuelas primarias y secundarias públicas equipadas.

En números absolutos, esto significa la cobertura de 10 por ciento de todos los estudiantes de nivel básico que existen en México. “Se dice fácil, pero en capacidad equivale a la totalidad de la matrícula escolar de países como Chile”, refiere.

“Esto a mí me parece muy importante, porque hablando de equidad, la brecha que se está abriendo ahora y la que se puede seguir abriendo, de no trabajar apropiadamente en ello entre las zonas menos favorecidas y las regiones con mayor acceso a estos servicios, será cada vez mayor”, sentencia el directivo.

LO QUE VIENE

Fundación ANDANAC llevó a cabo en 2006 los primeros convenios para instalar las Aulas de Medios de Unete en los planteles que iba construyendo a lo largo del país, con la finalidad de equiparlos con computadoras y servicios de conectividad. A la fecha, cerca de 40 escuelas primarias rurales y alrededor de 22 mil 520 estudiantes han recibido el beneficio.

Carlos Escoto menciona que las seis nuevas escuelas que se tienen proyectadas para 2011 podrán gozar de las bondades de estos convenios.

El representante de Unete explica a su vez que anteriormente la organización realizaba la entrega de computadoras a las escuelas sin mayores requisitos, pero que ahora existen compromisos que se deben cumplir, como el presentar un plan de trabajo que defina el mejor uso de la tecnología en la práctica escolar cotidiana de maestros y alumnos.

Otro aspecto es el de la capacitación y otro más se relaciona con la incorporación de la sociedad de padres de familia a este esfuerzo.

Miguel Ángel Pichardo señala que los esquemas de capacitación comprenden los planes de Trayecto Formativo junto con el Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa (ILCE), que son diplomados en línea con una duración de dos meses y que se entregan a escuelas con alto puntaje de aprovechamiento.

“El diplomado no es gratis y tiene un costo. El 40 por ciento lo cubre Unete , otro 40 por ciento el ILCE y el resto lo cubre el maestro, para que se comprometa con su capacitación”, dice Pichardo.

Carlos Escoto afirma que el programa de construcción de escuelas de la Fundación seguirá siendo central ahora que el panorama de Nissan y la industria automotriz en su conjunto ha mejorado.

“Como industria tuvimos momentos difíciles en la crisis de 2008 y Nissan como líder en ventas de mercado desaceleró sus ventas, lo que se resintió en algunos proyectos. Actualmente hay más dinero para hacer escuelas, lo que seguirá siendo prioridad”,menciona Escoto.

“Hoy que ya volvimos a la actividad nos quedamos cortos en nuestros deseos. Lo que estamos buscando son fuentes alternas para tener más recursos y expandir el programa”, concluye.

TEXCOCO NO ES SÓLO COMERCIO

Amado AcostaCarlos Escoto recuerda que en la construcción de la Escuela de Distribuidores Nissan Núm. 60, en Texcoco, se siguió el camino tradicional, y hoy ya es una realidad debido a un esfuerzo conjunto.

El alcalde del municipio del Estado de México, Amado Acosta García, afirma por su parte, que entre las obras más destacadas vinculadas con el tema de la educación sobresalen la construcción de la Universidad Politécnica de Tequexquinauac y del Centro Cultural Mexiquense, así como la entrega de útiles escolares y uniformes gratuitos para primarias y secundarias.

También están en proceso de construcción los CBT número 3, 4 y 5 en las comunidades de San Diego, Cuautlapan y San Juan Tezontla, respectivamente, por lo que el edil —abanderado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) — dice que la educación en la localidad ha cobrado la misma importancia que la industria sin chimeneas y el comercio.

Acosta García destaca que son varias las ventajas que ofrece Texcoco para los inversionistas, incluyendo su cercanía con la capital del país y la accesibilidad a través de la autopista Peñón-Texcoco, por ejemplo, y adelanta que su administración elabora un Plan de Desarrollo Urbano de largo plazo con miras a destinar usos de suelo específicos con el fin de abrir el abanico a los proyectos productivos.

Para el alcalde, los proyectos que se han echado a andar en su administración permitirán que antes de 15 meses la economía municipal vuelva a recobrar su dinamismo tras la crisis, sustentada en el comercio, la hotelería, el turismo, la recreación y la cultura.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: