Cultivan hongos y detonan economía

Publicado Por

HongosSan Pedro Nexapa es un poblado de 5 mil habitantes cuyas actividades principales giran en torno al Parque Nacional Izta-Popo, un área natural de grandes dimensiones que por ley está protegida, pero que en los últimos años ha empezado a resentir los impactos de la deforestación y el cambio climático.

El mismo mal muestra su vecino, el Parque Nevado de Toluca. De la conservación de ambos depende que los mantos freáticos de agua de lluvia se recarguen cabalmente y que el vital líquido ingrese a los hogares de 40 millones de habitantes del Valle de México y la capital del país.

Con el programa Fábricas de Agua, que persigue el objetivo de reforestar, Fomento Ecológico Banamex comenzó a trabajar en el Parque Nacional Izta-Popo en 2003, y en el Nevado de Toluca a partir de 2005. Desde el principio, los pobladores de San Pedro Nexapa —comunidad del municipio de Amecameca, al oriente del Estado de México— recibieron la invitación de realizar un trabajo temporal por un pago a cambio.

Fábricas de Agua —que actualmente emplea a unas 90 personas en el Parque Nacional Izta-Popo— comprende la recolección de semillas, la siembra de árboles, la poda y la supervisión. Cumpliendo el ciclo, sin embargo, los participantes veían cancelada su fuente de empleo.

“Identificamos la importancia de generarles proyectos productivos alternos que les redituara un ingreso económico más allá de las labores de reforestación, y con esta base mejorar su nivel de vida. Lo que identificamos desde un principio fue la formación de pequeños empresarios”, indica Liliana García, coordinadora de Fomento Ecológico Banamex.

NopalDicha institución comenzó a organizar conferencias y talleres impartidos por especialistas, donde la comunidad se volvió clave para determinar qué proyecto podría llegar a ser exitoso comercialmente. Pero antes de abarcar el punto central, era necesario concientizar a los habitantes de los pequeños poblados sobre la importancia de la conservación del medio ambiente y las implicaciones provocadas por el cambio climático.

Para este primer paso se contó con el apoyo del Centro de Información y Comunicación Ambiental de Norte América A.C. (Ciceana), una organización social que encamina proyectos productivos en comunidades marginadas, en colaboración con las autoridades.

“Lo que buscamos es establecer una base sólida con la comunidad para comenzar a trabajar en equipo y acercarnos más a los proyectos donde los pobladores pueden dar el paso para desarrollar pequeñas empresas”, dice García.

En breveLorena Marqués, administradora del royecto Parque Izta-Popo, explica que la Fábrica de Agua surgió en 2003 con la idea de hacer más lento el escurrimiento del líquido mediante trabajos de restauración y conservación del suelo, lo que complementó la labor de restablecer árboles nativos.

“Antes teníamos programas de reforestación del gobierno, que a mi juicio, eran una mala inversión, pues si el árbol no se plantaba bien, que era lo que sucedía por falta de capacitación, de nada servían los recursos invertidos”, menciona.

De las 49 mil hectáreas (ha) que comprende el Parque Izta-Popo, Fomento Ecológico Banamex, previa autorización de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, adoptó para su conservación 3,325 ha. En este espacio se hace uso de fertilizantes orgánicos, lo que resulta en un cuidado mayor de la tierra, entre otras ventajas, pues se evita la erosión y la degradación del suelo.

“Lo más importante es ir transformando la mentalidad y la conducta de los habitantes de los poblados con su entorno”, apunta Liliana García

PROYECTO ORGÁNICO

Miriam Sánchez Peña vende quesadillas de hongos en las faldas del volcán Iztaccíhuatl diariamente, aunque su clientela aumenta los fines de semana o en temporada de vacaciones. Hay que mencionar que al año, unas 30 mil personas visitan este atractivo turístico del Estado de México.

En el pasado, Sánchez Peña y su familia recolectaban el hongo que estaba sembrado en el Parque Nacional Izta Popo, lo que en cierta medida significaba quitar de la tierra un plantío necesario para la conservación de ese hábitat, sin mencionar los daños mayores que causa la tala silvestre. Pero, de un tiempo a la fecha, Miriam —como cada vez más consumidores— prefiere usar el hongo seta orgánico para elaborar sus platillos

En el caso de la pobladora de San Pedro Nexapa, esto representa una nueva actividad económica, pues junto con un grupo de 10 personas ha empezado a sembrar la seta de manera orgánica en una pequeña planta de producción que consta de tres naves, donde el hongo se cultiva, se conserva, se analiza y se supervisa los 365 días del año.

El avance ha sido tal, que la base para producir el hongo orgánico seta, una semilla llamada micelo, ya se cultiva en el laboratorio de la fábrica, cuando en el pasado se tenía que comprar por fuera.

En breve 2“Hoy estamos en la cuarta etapa del proyecto, y en este nivel ya dominamos el proceso de producción. El paso siguiente es la comercialización y la mercadotecnia”, comenta al respecto, Tomás Rosales, originario de San Pedro Nexapa, quien encabeza las labores de la planta.

A la semana, la planta en pequeña escala produce 40 kilos de hongos, pero sus administradores comprobaron que su capacidad puede llegar hasta 100 kilos, por lo que ya cuentan con una producción escalonada, que saben administrar dependiendo de la oferta y la demanda.

Así, en la temporada de estiaje —que va de enero a marzo de cada año— la producción del hongo baja pues el número de visitantes al Parque Izta-Popo, hoy su principal mercado, también disminuye. La etapa de lluvias se considera la mejor pues es cuando se puede apreciar plenamente el atractivo del recinto boscoso, el cráter del Iztaccíhuatl y admirar de frente al volcán Popocatépetl, por lo que la producción de hongo orgánico tiende aumentar

CERTIFICACIÓN Y APERTURA

Liliana García explica que el proyecto de hongo orgánico se encuentra en su cuarta etapa o cuarto año, que consiste en preparar el terreno para obtener la certificación orgánica del producto, registrar la marca y analizar la apertura de nuevos mercados

“Queremos replicar experiencias exitosas que en otras partes del mundo ya funcionan, donde la gente consume lo que se produce de manera local, donde las poblaciones adquieren productos orgánicos, frescos y de calidad”, relata

El consumidor en México empieza también a tomar en cuenta nuevos modelos y cada vez demanda más información, por lo que hoy es más común que las personas se detengan a leer las etiquetas de tal o cual producto, lo que antaño no se veía.

Los hongos setas orgánicos producidos en San Pedro Nexapa han sido reconocidos por organizaciones especializadas en productos orgánicos y también por grupos extranjeros, como los visitantes provenientes de Japón que anualmente arriban al Parque Nacional Izta-Popo.

Liliana GarcíaEn esta fase, la recepción de la certificación orgánica del producto ha sido lenta, pues es una labor nueva, sin antecedentes. No obstante, García afirma que ya han recibido el visto bueno de un área de la organización “Mercado Justo”, donde el hongo orgánico que se cultiva en San Pedro Nexapa pasó la prueba.

La directiva recuerda que la certificación y los recursos para tener un transporte facilitarán la tarea de abrir nuevos mercados para el hongo orgánico, lo que estima se puede concretar en este año; al igual que la constitución de la fábrica como una Sociedad Cooperativa, donde este patrimonio podrá ser una garantía para seguir creciendo.

MUNICIPIO SUSTENTABLE

Amecameca se encuentra al pie de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl y es uno de los municipios más grandes del Estado de México en extensión territorial. El primer mandatario de la demarcación, el priista Juan Demetrio Sánchez Granados, afirma que aquí se ofrecen todas las facilidades para la inversión privada legalmente constituida.

Luis treviño Chapa“Se instrumentó una política orientada a facilitar la instalación de industria limpia, de tal manera que todas las instancias privadas no generadoras de altos niveles de contaminación son bienvenidas”, añade el alcalde, cuyo periodo de gestión va de 2009 a 2012.

Adicionalmente, por acuerdo de cabildo, se autorizaron beneficios fiscales para el pago y contratación de servicios públicos, así como en materia de impuesto predial y licencias de construcción.

La prestación de servicios turísticos y el desarrollo de proyectos autosustentables son los sectores que registran un mayor crecimiento en el municipio; aunque las iniciativas de ecoturismo también han venido ganando terreno.

Mediante este esquema, comuneros y ejidatarios, que a su vez son propietarios de amplias extensiones boscosas en las faldas de los volcanes, buscan hoy aprovechar la belleza natural de la zona para desarrollar otros puntos de atracción turística.

Sánchez Granados afirma que por su impacto, el municipio comulga con el desarrollo pleno de proyectos sociales sustentables, en un trabajo coordinado con el gobierno estatal y el Federal. “En Amecameca se aplican programas relacionados con el respeto al medio ambiente y en aras de fomentar la participación social”, asegura

Actualmente existe también un programa de reciclaje de papel a través de la empresa privada Bio Pappel Printing, con el cual se beneficia a la comunidad estudiantil a través de la recolección y reciclaje de 25 toneladas de papel e intercambiarlo por computadoras, impresoras y proyectores para sus instituciones educativas.

Adicionalmente, en el último año, el gobierno municipal llevó a cabo obras de remodelación del Centro Histórico y la rehabilitación del alumbrado público de sus ocho colonias.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: