Más servicios y menos paternalismo

KinderBenito Juárez es la delegación con menos desigualdades sociales en el Distrito Federal (DF) y en todo el país, así lo reconoce el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) y así lo avalan quienes habitan en alguna de las 56 colonias de la demarcación, todas ellas consideradas asentamientos de clase media y media alta.

En su último reporte Medición de la Pobreza en México 2010, a escala municipal, el Coneval refiere que Benito Juárez es la circunscripción menos pobre, ya que el 91.3 por ciento de la población tiene cubiertas sus necesidades más elementales. Esto significa que el nivel de pobreza de la delegación es cinco veces menor al promedio nacional, que es de 46.3 por ciento.

Éste es un sitio donde se vive bien y se trabaja bien, declara el presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México (Canaco), Ricardo Navarro Benítez, quien representa a 23 mil 300 comerciantes y prestadores de servicios en la demarcación.

Héctor Rojas Pruneda, líder vecinal, coincide en que se trata de un lugar hermoso, geográficamente privilegiado, que debe cuidarse para conservarse como es.

Estas percepciones se explican por la ubicación céntrica de la delegación, la ausencia de asentamientos irregulares y por el hecho de que en ella radica la población con el más alto nivel educativo del país, refiere Yadira Gálvez, catedrática de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Satisfactores básicos al 100%

PediatraLa medición de pobreza multidimensional no sólo toma en cuenta el ingreso, sino un conjunto de seis indicadores denominados como carencias sociales, que son rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación.

Una persona es pobre cuando tiene al menos una carencia social y sus recursos monetarios son insuficientes para adquirir los bienes y servicios que le permitan satisfacer sus necesidades alimentarias y no alimentarias.

Sin embargo, como podrá verse a continuación, la demarcación reporta bajas carencias sociales. Según la jefatura delegacional de Benito Juárez, los residentes tienen prácticamente cubiertos los servicios básicos: agua potable al 99.2 por ciento, drenaje al 99.5 y energía eléctrica al 100 por ciento.

Asimismo, los habitantes poseen una vivienda equipada con lo necesario, ya que 96 de cada 100 hogares tiene televisión y refrigerador, 68 computadora y 70 servicio de Internet. Si bien el dato de pobreza de 2010 se ubica por encima del índice de pobreza patrimonial de 6.4 por ciento reportado en 2005 —éste último con base en el método de medición anterior—, se advierte que el fenómeno de la desigualdad tiende a disminuir en Benito Juárez ya que en el año 2000 la pobreza patrimonial fue de 10.5 por ciento.

Varias opciones

Una de las razones por las que 1.5 millones de personas transitan diariamente por aquí es la presencia de varios de los centros médicos más prestigiados de México, como el Hospital 20 de Noviembre, del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE); la Clínica y el Hospital Gabriel Mancera, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS); además de los reconocidos nosocomios privados Hospital Infantil Privado; Hospital Ángeles Clínica Londres; Sanatorio San José y el Centro Médico del Valle.

Para ejercitarse sanamente, los habitantes de la zona no tienen que desplazarse mucho, ya que cuentan con instalaciones de primer nivel, como la Alberca Olímpica Francisco Márquez y el Gimnasio Olímpico Juan de la Barrera; las Escuelas Técnico Deportivas; los deportivos Benito Juárez y Vicente Saldívar, y la llamada Ciudad de los Deportes, que incluye el Estadio Azul de futbol y la Monumental Plaza de Toros México.

Mario Alberto Palacios

Aquí se vive bien: residentes

PoliforumAlfredo Hernández es un profesionista de 50 años que vive con su pareja en la Colonia Acacias del Valle y que gusta de caminar diariamente con su mascota. Los fines de semana prefiere ver alguna función de cine en cualquiera de los complejos que existen en los centros comerciales Plaza Universidad, Pabellón del Valle, Plaza Coyoacán o la del World Trade Center (WTC), y muchas veces disfruta de muestras completas en la Cineteca Nacional.

“Me gusta esta zona porque se puede decir que todavía es segura, aunque cada vez hay más transporte público que creo que afecta la tranquilidad de quienes vivimos aquí.”

Benito Juárez ofrece a residentes y visitantes múltiples opciones de diversión, ya que cuenta con una gran una cantidad de cines y teatros, entre los que sobresalen la Cineteca, el Teatro de los Insurgentes, el Teatro Polyforum, el Centro Libanés, el Teatro 11 de Julio, el Teatro Julio Prieto y el Teatro María Teresa Montoya, por citar algunos.

Para el entretenimiento al aire libre existen parques y jardines como el Parque Luis G.Urbina —mejor conocido como Parque Hundido—, donde se reúnen familias y amigos a realizar paseos ciclistas desde la década de 1970; además del Parque Francisco Villa —llamado Parque de los Venados—, que se extiende sobre una superficie de 95 mil metros cuadrados.

 

Integración social

Margarita es una joven madre de familia que vive en los cuartos de servicio de un edificio departamental. Ella y su familia, todos originarios de Oaxaca, son los conserjes de un inmueble de 14 departamentos en la avenida Ángel Urraza.

Su pequeña de seis años estudia en una escuela pública cercana. Sus diversiones son ver televisión y salir a caminar al parque de Pilares donde madre e hija pasan largas horas en los columpios, porque no siempre hay para el cine o las tiendas. “A la niña le gusta tener otras amiguitas, pero prefiero que esté conmigo y, a veces, hasta la llevo al cine”, dice el ama de casa. Ramiro es ingeniero petrolero, trabaja en Pemex y vive en la colonia Nápoles. Lo suyo es salir a caminar. “Me gusta la zona, porque hay muchas tiendas y restaurantes; aunque siempre están llenos por la gran cantidad de oficinas que hay alrededor, pero se vive bien.”

Atención focalizada

AlumnosAquí conviven habitantes de casas-habitación y directivos y empleados de centros laborales, como las secretarías de la Función Pública y de Comunicaciones y Transportes; además de oficinas del sector privado como el WTC, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y la Cámara Mexicana de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero); sin olvidar corporativos de empresas, entre ellas Mexicana de Aviación y Bancomer.

En materia educativa, Benito Juárez reporta una tasa de alfabetización de 98.9 por ciento, con un grado de escolaridad de 13.9 años, equivalente a segundo grado de licenciatura, cuando la población trabajadora de todo el país reporta un promedio ocho años de estudios.

Dentro de la demarcación existen 488 planteles educativos, 147 de los cuales son públicos y 34 privados. En particular, existen 41 escuelas de nivel medio-superior y 18 de nivel superior.

Aquí también opera la primera Universidad de la Tercera Edad de la Ciudad de México, lo que representa un paso adelante si se toma en cuenta que la población anciana de Benito Juárez puede representar en 10 años 66 por ciento, es decir, dos terceras partes del total. Actualmente el segmento de 65 años y más constituye 20 por ciento.

La Universidad de la Tercera Edad busca reinsertar a los ancianos en la sociedad, a través de actividades que les ayuden a recobrar la autoestima y a salir del abandono, e incluso, de la depresión. En ella se imparten alrededor de 13 talleres, 21 cursos y un diplomado para la formación de cuidadores de ancianos.

Consumidores inteligentes

PacienteOtra de las ventajas de la delegación Benito Juárez es que está bien comunicada, ya que la cruzan vialidades importantes como Insurgentes, Gabriel Mancera, División del Norte, Avenida Universidad, Eje Central Lázaro Cárdenas y Dr. Vértiz. Asimismo, está conectada a la red del Sistema de Transporte Colectivo Metro, incluida la nueva línea 12. Otra opción es el Metrobús, a través de sus tres líneas.

La localidad también destaca por su alta actividad comercial, a través de sus plazas comerciales y tiendas de conveniencia. Ricardo Navarro refiere que éste es un sitio en el que se trabaja bien, porque es “un lunar con paz, de buen vivir”.

Aquí operan diariamente 23 mil 300 negocios afiliados a la Canaco-Ciudad de México, que realizan muy buenas ventas. Al mismo tiempo, dichas unidades emplean a 341 mil 826 personas.

El representante empresarial hace ver que no cualquier comerciante puede establecerse en la demarcación, ya que el cliente típico es educado, exigente y de alto poder adquisitivo. Según el Coneval, el ingreso corriente per cápita de los residentes de la delegación es de 8,902 pesos mensuales —a precios de agosto de 2010—, cuando el promedio nacional es de 3 mil pesos.

“Los consumidores de Benito Juárez revisan a detalle las características del producto, como calidad, presentación, precios, condiciones de pago y de entrega. Es un comprador exigente, por lo que el comerciante tiene que ser un servidor capacitado y debe atender un comercio, digamos, de alto nivel.”

Seguridad pública

Por la mayor solvencia económica de la gente, las colonias de la demarcación se han vuelto atractivas para el hampa, de modo que los asaltos de autos, a casa-habitación y a comercios no son ajenos. La Procuraduría General de Justicia del DF informa que en 2010, el número de delitos denunciados ascendió a 13 mil 728, es decir, se cometieron 37.6 ilícitos diarios.

La situación obliga a una mayor comunicación del comercio y los residentes con las autoridades. De ahí que en una colaboración conjunta, se instalaron, en julio del año pasado, 500 alarmas vecinales y 8,500 luminarias. A través de la Dirección General de Prevención del Delito y Protección Civil, las autoridades ofrecen pláticas de información y orientación vecinal, para prevenir la comisión de delitos.

Participación ciudadana

En que trabajanLa participación vecinal se extiende más allá de la seguridad, por lo que a lo largo y ancho de la delegación existen organizaciones de vecinos que se encargan de la conservación y el buen estado de las vialidades, parques y jardines, y de la aplicación del presupuesto para obras de beneficio común.

Héctor Rojas Pruneda, presidente de la Asociación de Vecinos del Parque Hundido, dice en entrevista que, desde hace año y medio, los habitantes de las 56 colonias trabajan con autoridades delegacionales, a través de Comités Ciudadanos, para decidir en qué se aplica una porción del 3 por ciento del presupuesto de la delegación.

Sin embargo, como personas informadas y educadas, los vecinos también son altamente demandantes con sus autoridades, refiere el líder vecinal.

En coordinación con la Dirección de Reforestación Urbana, Parques y Ciclovías, algunas organizaciones de vecinos, como la de los condóminos de Adolfo Prieto, decidieron adoptar la banqueta para hacer de ella un área verde, limpia y segura.

La participación vecinal se extiende a las empresas asentadas en la demarcación, como Manpower que, con el mismo propósito, adoptó un segmento del camellón central de Insurgentes, así como la banqueta en el sentido sur-norte del mismo tramo de la avenida.

Tarea inacabada

Yadira Gálvez, académica de la UNAM, opina que, independientemente de los criterios sobre ingreso, calidad de la vivienda, derecho a prestaciones sociales y años de estudios, al concepto de bienestar deben incorporarse otros aspectos, lo cual ya se discute en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En ese sentido, Gálvez advierte que las autoridades delegacionales de Benito Juárez tienen el reto de reforzar la sustentabilidad de la comunidad, lo que debe incorporar no sólo desarrollo económico, sino también inclusión social y bienestar medioambiental.

La academica aclara no obstante, que el concepto de desarrollo humano implica una responsabilidad compartida de gobernantes y gobernados, en el entendido de que los dos deben ser agentes de su propio desarrollo, ya que no se trata de tener un estado paternalista, sino que se cuente con ciudadanos dispuestos a construir su propio futuro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: