Sin temor a los impuestos

Publicado Por

San Pedro de nocheSan Pedro Garza García, Nuevo León, puede ser considerado como la joya de la corona de México, al ser el municipio menos marginado del país, o dicho en otras palabras, el ayuntamiento más rico de la República Mexicana.

El municipio de San Pedro es, junto con Monterrey y otros ocho municipios, la tercera mayor área conurbana del país, en la que sus másNumeralia Sn Pedro de 123 mil habitantes pueden sentirse orgullosos de que tienen el registro no sólo del mayor ingreso per cápita, sino un sobresaliente nivel de recaudación propia, tanto en términos totales como per cápita.

Al respecto, Isaura Guzmán, analista de Fitch Ratings, reconoce tanto los buenos niveles de inversión pública y de ahorro interno, como los positivos indicadores de bienestar social —muy superiores a la media nacional— y los términos y condiciones favorables de la deuda pública del ayuntamiento, lo que puede ser un ejemplo a seguir por otros municipios.

En entrevista, Guzmán explica que las políticas de fiscalización, fortalecimiento a los ingresos y contenciones del gasto: “Definitivamente, son iniciativas y políticas más formales que eventualmente se ven reflejadas en los números. Para las administraciones que toman estas iniciativas, el resultado es ver este fortalecimiento de sus finanzas públicas”.

“La administración, y en particular la tesorería, tienen la labor de impulsar ciertas políticas de fortalecimiento de la recaudación. Aquí hay dos cosas importantes que apuntar, algo estructural de San Pedro es justamente esa buena proporción de ingresos propios con respecto a los totales, y es el municipio menos marginado del país, por lo que el nivel de predial per cápita, y todos esos indicadores son muy buenos, es algo estructural, dependen poco y reciben poco en términos de participaciones federales, contrario a lo que se ha señalado en otros municipios en México”, explica.

Aun cuando es el municipio más rico del país, en términos territoriales es pequeño, pues además ya no tiene un territorio hacia dónde crecer, por lo que se dificulta la construcción de nuevos desarrollos inmobiliarios. Ante ese panorama lo que le queda al ayuntamiento es mantener la recaudación, actualizar los padrones, poner mucho más énfasis en la fiscalización, la actualización de las tarifas, en los valores comerciales y en las bases impositivas.

Personas esperando“Eso es lo que esperaríamos en un municipio que ya no crece y que ya no tiene mucha extensión. Algo interesante que ha pasado de un año a la fecha, que sí tiene que ver con la personalidad del alcalde, es que por la situación de inseguridad ha hecho muy públicas sus declaraciones de poner mucho énfasis en la seguridad pública, y eso es lo que ha venido a reflejarse en que las inversiones importantes en el área metropolitana sean condominios, que edificios comerciales se estén yendo a San Pedro”, dice.

Por ello, añade la analista, esperan un fortalecimiento muy importante en la parte de sus ingresos, al verse reflejado un boom inmobiliario, contrario a lo que estamos acostumbrados a ver en municipios que no tienen un territorio para extenderse y que ya están maduros. En San Pedro se ha visto lo contrario, por lo que habrá un aumento en la recaudación del predial por este motivo, lo que sí se le puede atribuir a las políticas del alcalde exclusivamente, aunque eso también ha significado que inviertan en seguridad pública.

En estas políticas de recaudación también es importante que exista una coordinación entre la tesorería y el alcalde, porque una campaña de recaudación que no es apoyada pública y operativamente por el presidente municipal, por lo general resulta un fracaso. El alcalde Mauricio Fernández ha sido claro y ha tenido varias sesiones en el Congreso para pedir que le incrementen los impuestos, específicamente el predial.

Aplicación de potestades

La importancia de tener un buen nivel de recaudación radica en la aplicación correcta de las potestades que tienen los ayuntamientos, las cuales, indica Isaura Guzmán, “son las prácticas y políticas deseables que nosotros como calificadoras vemos favorablemente”.

“En el universo de municipios que consideramos, los que tienen una debilidad estructural y mayor dependencia de ingresos federales, pero que han hecho esfuerzos aunque parezcan marginales, no sólo para mantenerse sino para actualizar constantemente sus padrones catastrales, son políticas que vemos con buenos ojos; no es inventar el hilo negro”, indica.

Mauricio Fernández

Calificación crediticia

La agencia calificadora Moody’s explica que el ayuntamiento, con calificaciones de emisor de Baa3 (Escala Global, Moneda Local) y Aa3.mx (Escala Nacional de México), se sustentan en las eficientes prácticas de gobierno y administración, así como la fuerte base económica del municipio que ha contribuido a mantener un alto nivel de ingresos propios.

AtardecerEstas calificaciones también toman en cuenta el relativamente alto nivel de endeudamiento, equivalente a 40.2 por ciento de los ingresos operativos en 2011, así como importantes pasivos por pensiones, pero la posición de San Pedro Garza García con respecto a otros municipios refleja ingresos propios superiores a la mediana de los municipios con calificaciones Baa.

En ese sentido, Alejandro Olivo, vicepresidente de Gobiernos Subsoberanos de la agencia, indica que el ayuntamiento tiene entre sus fortalezas crediticias una sólida base económica; amplios márgenes operativos y un alto nivel de ingresos propios, por ello sus calificaciones tienen una perspectiva estable y esto pudiera cambiar de forma positiva si se da un aumento sostenido de los ingresos propios que permitan financiar una mayor proporción de los gastos de capital y generar superávits financieros de manera consistente, aunado a una disminución del nivel de endeudamiento serían factores que pudieran ejercer presión al alza en las calificaciones.

“La riqueza de la que se beneficia San Pedro Garza se traduce en la recaudación de ingresos propios, pues a 2011 estaban arriba de 55 por ciento, lo cual en términos comparativos con otros municipios es un nivel alto. La tendencia de sus últimos años es una estabilidad, pues los ingresos propios tuvieron un crecimiento de 8 por ciento en 2011 con respecto a 2010”, expone.

Entre 2007 y 2010 el municipio registró resultados financieros equilibrados que promediaron 4.0 por ciento de los ingresos totales, aunque de acuerdo con resultados preliminares de 2011, el municipio registró un déficit financiero de -12.3 por ciento de los ingresos totales.

“El crecimiento de los ingresos propios ha sido moderado pero sostenido en los últimos dos años, los impuestos relacionados con la propiedad han crecido moderadamente debido al limitado crecimiento habitacional; pero gracias a una economía local con alto poder adquisitivo y a la reciente actualización de los valores catastrales, la tendencia es más dinámica”, según indica el reciente análisis hecho por la agencia.

En su opinión, la eficiencia en materia del cobro de predial se ha reflejado en sus ingresos por este gravamen, aunque es necesario que todos los ayuntamientos del país tengan un padrón de contribuyentes y los valores catastrales se mantengan actualizados.

Caja 4Es un reto estructural de todos los ayuntamientos, la brecha tan grande que existe entre valor catastral y valor comercial es un reto importante, además del reto de crecimiento de las zonas poblacionales dificulta estar actualizados y deben trabajar en ello.”

Olivo explica que Moody´s considera que San Pedro cuenta con una amplia flexibilidad financiera que le permite aportar los recursos para gran parte de la obra de infraestructura con sus excedentes de operación, por lo que esperan que continúe financiando internamente la mayor parte de los proyectos y equilibrar sus resultados financieros en el mediano plazo.

Para Gerardo Cruz, presidente del Comité de Estudios Económicos del Grupo Monterrey del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF), el municipio de San Pedro Garza García se ha situado como uno de los ayuntamientos más modernos del país, si bien hay una zona de la ciudad con un menor nivel de ingresos, el actual presidente municipal invirtió en esa área y logró mejorarla.

El ayuntamiento, expone el especialista del IMEF, cuenta con avenidas importantes, seguridad, servicios públicos e incluso una burocracia administrativa eficiente. “Los trámites se hacen en cuestión de minutos: expedir una licencia, placas, pagar multas es muy rápido, te das cuenta de los niveles de eficiencia que tiene el municipio, debido a la rapidez y eficiencia con que te atienden”, destaca.

Esto se ha logrado por la visión de la administración, de tener un cobro eficiente de los impuestos locales, como es el cobro del predial.

“La principal innovación es que cobra adecuadamente el predial, que es un impuesto que en México no está explotado, los presidentes municipales tienen miedo de no subir los impuestos y cobrarlos más, pero el alcalde decidió subir el gravamen y ha utilizado el dinero en obras de mejoras, como modernizar las patrullas con lo que la seguridad se incrementó. Así, lo que se cobró se ha invertido en beneficio del ayuntamiento, lo que debe ser un ejemplo para los demás municipios del país de mediano tamaño”, considera Cruz.

Subir los impuestos implica también rendición de cuentas, y siendo éste un tema en el que muchos ayuntamientos no quieren participar, así prefieren recibir las transferencias federales antes que asumir el costo político de cobrar a sus ciudadanos y tener que rendirles cuentas claras del uso que se le dio a lo recaudado.

“Prefieren vivir cómodos recibiendo los recursos de la Federación y del estado, es una enorme responsabilidad cobrar los impuestos, y además del predial hay enormes oportunidades en el país de cobrar impuestos por protección del medioambiente.”

Pensiones, foco de atención

Pese a las fortalezas, el ayuntamiento también enfrenta ciertas debilidades que debe resolver, como es el tema de las pensiones, el cual ya es un gasto importante, pues junto con los servicios médicos ha consumido gasto y viene creciendo de una manera importante, coincidieron los especialistas.

“El alcalde anunció que tomaría deuda para empezar a formalizar sus contingencias por pensiones, se debe seguir observando, pues así como es el municipio menos marginado del país, el perfil de sus ciudadanos requiere de una alta calidad de servicios públicos y mantenimiento de infraestructura, y debemos darle seguimiento a los planes de endeudamiento”, indica Isaura Guzmán, de Fitch.

La administración entrante deberá seguir un manejo adecuado de la deuda pública contraída, que al cierre del año pasado era de 300 millones de pesos (mdp), y se anunció una deuda por 100 mdp más. Por ello, además de ser muy eficientes en la recaudación, las nuevas autoridades deberán cuidar en qué se gasta, ya que de nada sirve una buena recaudación de impuestos con un gasto ineficiente de los recursos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: