Ejemplo de intermodalidad

Publicado Por

La capital del país ha sido reconocida a nivel mundial por sus acciones que favorecen la integración de sistemas como la bicicleta, el Metro y el Metrobús

El gobierno de la Ciudad de México  enfrenta cada día el reto de movilizar a   sus habitantes y a la población flotante   de una manera eficiente, segura y sustentable.

Hablar de movilidad en una de las ciudades   más grandes del mundo no es cosa menor,   durante los últimos años el crecimiento   urbano de los estados que colindan con la capital   ha generado un flujo masivo de personas   que acuden a trabajar o a adquirir bienes y servicios   y ha provocado también que se extiendan   las redes de transporte público.

La movilidad urbana sustentable es desde   el inicio de la presente administración, uno de   los temas prioritarios. Por ello, se llevan a cabo   acciones que permiten dinamizar personas y   no sólo vehículos automotores. El objetivo es   promover, generar y consolidar opciones que   permitan que la población tenga desplazamientos   seguros, accesibles, eficientes y confortables,   así como sustentables.

Con el objetivo de contribuir con dicho   objetivo, se puso en marcha un instrumento jurídico que sustentara el nuevo modelo de   movilidad, el cual inició con la publicación   en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México   el 14 de julio de 2014, de la Ley de Movilidad   del Distrito Federal. En esta ley se establece   que la transición de la Ciudad de México hacia   dicho modelo está basado en una estrategia   de planeación.

Como parte de lo anterior se llevó a cabo   el Programa Integral de Movilidad 2013-   2018, con el cual se garantiza que los desplazamientos   en la Ciudad de México sean   seguros, accesibles, eficientes, sustentables   y cómodos.

La meta es que las personas puedan ejercer   su derecho a la movilidad, no sólo las que habitan   la ciudad, sino también las que transitan   por sus calles, sin importar el modo de transporte   que elijan: bicicleta, sistema público,   automóvil o hasta caminar. Este programa   contempla acciones como Calles para Todos,   Más Movilidad con Menos Autos y Fomento   de la Cultura de Movilidad.

Nueva política de movilidad

Para el Secretario de Movilidad capitalino,   Carlos Meneses, el Programa Integral de   Movilidad 2013-2018 de la Ciudad de México   es “una apuesta ambiciosa para enfrentar el   reto de la movilidad y posicionar a la Ciudad   de México al nivel de otras ciudades de clase   mundial”. Este proyecto establece, bajo una   visión innovadora a cargo de la Secretaría de   Movilidad, el camino a seguir para transformar   la manera en que nos movemos diariamente   por las vialidades de esta ciudad.

“En este programa se establece un precedente   para avanzar hacia una movilidad más   eficiente, segura, incluyente, accesible y sustentable.   Es una nueva política que se enfoca   en mover personas, no sólo automóviles, bajo   una nueva jerarquía que otorga prioridad al   peatón, ciclista y personas usuarias del transporte   público, sobre el transporte de mercancías   y el automóvil particular”, explica   Meneses.

La red vial de la Ciudad de México consta de   10 mil 403 kilómetros de longitud, de los cuales   1,116 son vías primarias y 9,287 se catalogan   como secundarias, las cuales no han sido reguladas   en su forma, función y uso. Esta infraestructura   fue diseñada para la circulación de un   transporte automotor particular y dejó de lado   al peatón.

El transporte en la capital del país debe ser rápido, seguro y accesible    

Por Mónica Romero

La Ciudad de México se ha posicionado como líder en el tema de movilidad; su visión en proyectos que mejoran la calidad de vida urbana ha sido objeto de reconocimiento a nivel nacional e internacional.

La capital del país es ahora más dinámica, con una movilidad más eficiente y con más opciones de transporte amigables con el medioambiente. En los últimos años se ha innovado en proyectos como el Metrobús, el sistema de bicicletas públicas Ecobici, la construcción de infraestructura ciclista urbana de vanguardia y la instalación de biciestacionamientos.

“Hablar de un sistema de movilidad adecuado es hablar de un transporte que tenga un esquema centralizado para permitir que las personas puedan abordar un transporte público lo más cercano a su casa, que no hagan recorridos innecesarios y que se trasladen en un transporte seguro, cómodo, accesible y amigable”, apunta el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva.

Al abordar las políticas y acciones más importantes implementadas por el Gobierno de la Ciudad de México, en esta administración, para impulsar la movilidad sostenible, José Ramón Amieva destaca las que tienen que ver con el Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

“Hablamos de cerca de 20 millones de viajes que se realizan a través del Metro, lo que nosotros hemos instrumentado ahora es la dotación de trenes porque tenemos una distancia promedio de entre tres y tres minutos y medio, que es el tiempo ideal para recorrer la distancia entre estación y estación y necesitamos incrementar la presencia de vagones.

” En cuanto al Metrobús, el mandatario capitalino señala que este sistema ha permitido duplicar, desde el inicio de esta administración, la oferta de transporte. “Acabamos de entregar 66 unidades articuladas, dobles articuladas y del esquema de funcionamiento tradicional que nos permite contar con una tecnología de cero emisiones, que es amigable con el medioambiente.”

Expertos y autoridades coinciden en que la movilidad implica una visión de ciudad enfocada a que los traslados sean rápidos y eficientes. En ese sentido, Amieva refiere que “tenemos en puerta una obra importante, que es un tren que vendrá de Zinacantepec, en el Estado de México, cuyo primer tramo es Santa Fe y el último sería Observatorio. Esto representaría, para las personas que vienen del Estado de México, una opción adicional al sistema vehicular y que se está trabajando a través del Gobierno Federal”.

El Jefe de Gobierno apunta que la movilidad sustentable Persigue el objetivo de contar con un sistema rápido, seguro, que además sea accesible y amigable. “Debemos entender que el transporte nos debe dar tranquilidad y confianza y no genrar estrés e inseguridad”, sostiene.

Uno de los temas prioritarios para el gobierno es atender las problemáticas que generan los microbuses. En ese sentido, la autoridad ha dicho que uno de sus objetivos principales es el de retirar por completo las más de 19 mil unidades de ese tipo que circulan por la ciudad y sustituirlas por una red integrada de empresas operadoras bajo control público. Al respecto José Ramón Amieva asegura que se está trabajando en ello.

“También está el tema de la sustitución, el cambio del modelo hombre-camión, es decir, un operario por una unidad de transporte, a sistemas o rutas que se han aplicado a esta administración y que nos permiten contar con empresas cuya finalidad es integrar corredores de transporte, cuyo servicio es eficiente para sustituir los microbuses viejos por unidades más seguras y cómodas”, concluye.

La bici como transporte

Hoy por hoy, andar en bicicleta en la Ciudad de   México va más allá de la diversión o el deporte;   usar la bici se ha convertido en una excelente   opción de movilidad, pues cada vez son más   las personas que la utilizan como medio de   transporte.

De acuerdo con la Secretaría de Medio   Ambiente de la Ciudad de México (Sedema),   5 por ciento de la población utiliza la bicicleta   para llegar al trabajo o a la escuela y, aunque   esto le da un respiro al ambiente, no se compara   con los 5 millones y medio de automóviles   que circulan todos los días por la capital   mexicana, cifra que en horas pico rebasa los   17 millones de vehículos.

“Diariamente se realizan en la Ciudad de   México más de 135 mil viajes en bicicleta,   estos viajes son menores a cinco kilómetros, por lo que este transporte se vuelve muy   eficiente”, explica la titular de la Sedema,   Tania Müller García.

De ese total de viajes, 35 mil corresponden   al Sistema Ecobici, “parte de su éxito radica en   que se integró el Sistema de Ecobici a la Tarjeta   de la Ciudad y muchos de los usuarios la combinan   con el uso del Metrobús”, refiere.

Asimismo, la funcionaria asegura que, ante   el aumento en el número de viajes en bicicleta, el   gobierno destinó recursos para biciescuelas y   dos biciestacionamientos masivos.

Estos últimos son totalmente gratuitos, están   ubicados en los Centros de Transferencia Modal   (Cetram) Pantitlán y La Raza, los cuales son considerados   zonas con una gran afluencia de usuarios   del transporte público. Ambas instalaciones   cuentan con un sistema de videovigilancia las   24 horas del día; cada uno puede albergar hasta   400 bicicletas y tener 1,200 usos diarios.

Acciones reconocidas

Por las acciones puestas en marcha en materia   de movilidad, la Sedema recibió uno de   los Premios de Ciudades y Asentamientos   Humanos Sustentables que otorga el Foro   Global de Asentamientos Humanos, de la   Organización de las Naciones Unidas (ONU).   Dicho reconocimiento fue concedido en la   categoría de Movilidad Sustentable, por el proyecto   de Biciestacionamientos Masivos en la   CDMX, los cuales forman parte de una iniciativa   integral para la recuperación del espacio   público, con una intervención de 4,325 metro;   las plazoletas de los biciestacionamientos   cuentan con sistemas de iluminación, juegos   infantiles y gimnasios al aire libre. Además, promueven la cultura ciclista, ya que todos los   sábados se imparten cursos de ciclismo infantil,   en los cuales han sido capacitados más de   5,480 niños.

Durante la premiación, realizada en Nueva   York en el marco del Día Mundial de las Ciudades,   se destacó el trabajo de la presente administración   para fomentar el uso de vehículos sustentables   en favor de la movilidad; asimismo, se   resaltó el impulso a la intermodalidad, al poner   al servicio de la ciudadanía otros tipos de transporte,   como el Metro y Metrobús.

Con este galardón, la Ciudad de México   se suma a ciudades como Heidelberg, en   Alemania, y Medellín, en Colombia, también   reconocidas por sus proyectos en materia de   movilidad sustentable.

“En la Ciudad de México hemos avanzado   muchísimo en estos seis años , el Sistema   Ecobici creció en más de 60 por ciento;   Muévete en Bici pasó de 24 a 55 kilómetros,   de tener 20 mil usuarios cada fin de   semana ahora en promedio tenemos entre   75 mil y 80 mil usuarios cada domingo;   tenemos cinco Bici Escuelas, además de las   Bici Escuelas Masivas que también se implementaron   en esta administración, cursos   de verano en los bosques de Chapultepec,   Aragón y Tlalpan, en donde además hemos   construido bici estacionamientos masivos   y semimasivos”, puntualiza Tania Müller.

El Premio de Ciudades y Asentamientos   Humanos Sustentables se entrega de   manera anual desde hace 11 años a las urbes cuyos proyectos en materia de planeación,   diseño, movilidad y edificaciones sustentables,   así como tecnología y ciudades verdes,   ayudan en la preservación y cuidado del   medioambiente.

Para Xavier Treviño, Director de Céntrico,   —una firma de consultoría que diseña y evalúa   proyectos de movilidad urbana sustentable—,   hay logros importantes y aspectos   donde es preciso redoblar esfuerzos.

Por ejemplo, apunta que en transporte público   es necesaria la transformación de una red de   microbuses funcionando en condiciones óptimas   y como parte de una red integrada de empresas   operadoras que estén bajo control público.

El especialista apunta que en la Ley de   Movilidad se encuentran establecidas acciones   como la creación de un Organismo Regulador   de Transporte para coordinar el paso de concesiones   de microbús a empresas operadoras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: