Un ayuntamiento sin opacidad

Publicado Por

Se goza de un posicionamiento inmejorable, tanto en la entidad como en todo el país, gracias al seguimiento de estrategias exitosas y al uso de tecnología

En 2010, el municipio jalisciense de Tlajomulco de Zúñiga emprendió un largo camino hacia una mayor transparencia y rendición de cuentas. Como reconocimiento a su constancia y compromiso, ha sido evaluado paulatinamente de manera satisfactoria dentro de diversos indicadores, uno de ellos es el Ranking de Transparencia que realiza el colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra), cuyas cifras dan cuenta del cambio de paradigma que hoy se vive en esa materia dentro del municipio.

Continuidad

En 2009, Tlajomulco se distinguía por tener uno de los gobiernos menos transparentes del país. No obstante, desde hace un par de administraciones sus gobernantes consolidaron el camino, hasta que en 2017 el municipio finalmente obtuvo una calificación de 97.7 puntos en transparencia, según el estudio de Cimtra de ese año. Esto en contraste con el resultado previo de 34.2 puntos en 2009, obtenido por el gobierno de entonces.

“A partir de 2010 la localidad comenzó un esfuerzo en el tema de transparencia, acceso a la información y rendición de cuentas, toda vez que esa administración fue la que recibió al ayuntamiento en una fase reprobatoria. En 2012 se logró posicionar a Tlajomulco como el primer lugar”, explica en entrevista Agustín de Jesús Rentería, Director General de Transparencia del ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga.

El funcionario apunta que la clave del éxito se basa en la continuidad, tanto en la forma de trabajar como en el equipo encargado de este rubro.

“No es propiamente que nosotros llegamos al primer lugar. Recibimos al municipio ya en los primeros lugares y nuestro reto y misión, que se ha cumplido, es mantenerlo dentro de esos estándares”, explica.

 Claridad: un arma para combatir la corrupción  

Por Martha Mejía

El propósito central de un gobierno transparente es generar certidumbre entre la ciudadanía, convirtiendo al gobernante en una autoridad seria y confiable, señala en entrevista Alberto Uribe Camacho, Presidente Municipal de Tlajomulco.

Y es que este rubro no le es desconocido a Uribe, al contrario, desde que fue Síndico y luego Presidente interino, participó como líder del proyecto en materia de transparencia, cuando el municipio comenzó con una calificación de 34.2 puntos hasta llegar a 100 en el Ranking de Transparencia que realiza Cimtra, esto al inicio de 2012.

“Hace poco la Universidad de Coahuila nos otorgó el premio a las Mejores Prácticas de Gobierno Abierto, muchos piensan que es moda, pero nosotros creemos que es un modelo de rendición de cuentas. Para este gobierno es clave que la ciudadanía pueda contar con herramientas para acceder a toda esta información; en paralelo arrancamos con la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer) un proceso de identificación de registro de catálogos de trámites que estamos terminando para implementarlo, ya que otra manera de ser transparente es siendo eficaces en tramitología”, afirma.

Visión integral

Añade que Tlajomulco también cuenta con el mejor catastro de México. “No lo digo yo, lo dice el Inegi y Banobras, es decir, también nos dedicamos a dar certidumbre sobre la propiedad; empresas que por ejemplo cobraban 8 mil pesos hoy cobran 280 pesos; el año pasado la revista Alcaldes de México nos otorgó el premio por las mejores finanzas de México; nada más y nada menos por haber pasado de 1,800 millones de pesos (mdp) de presupuesto a 330 millones, es decir, prácticamente el doble. Por otro lado, calificadoras internacionales reconocieron nuestra recaudación; entonces es un todo, es una visión integral que tiene que ver con un modelo de administración con controles bien establecidos; finanzas sanas, trámites más simples, pero sobre todo transparencia.” Uribe Camacho indica que en teoría la administración pública es como una caja negra: “No sabes lo que pasa, para mí es muy importante que esta caja sea transparente y que cada uno de los procesos sea perfectamente claro pues a mayor tecnificación, sistematización e identificación de los procesos de los diversos actores, habrá menos corrupción.”

Cierre

En agosto de 2017, Tlajomulco ratificó a Alberto Uribe como Presidente Municipal, luego de que en 2015 ganara la Presidencia, y actualmente ya prepara su cierre rumbo al 30 de septiembre, día en que concluye la administración.

En vísperas de concluir su gobierno, el alcalde indica que la ciudadanía de Tlajomulco siempre ha sido muy demandante, lo cual es necesario para que la maquinaria funcione. “Me parece que en general a la ciudadanía le gustan los resultados que hemos dado, no obstante, en lo que más se fija es en lo que hace falta y eso es de manera natural, pero afortunadamente hay mucha relación con los habitantes del municipio.”

En este sentido, señala que no trasciende ganar solamente una vez este tipo de reconocimientos, “lo más importante ha sido mantener a Tlajomulco en los primeros lugares en diversas áreas de la gestión pública desde 2012 a la fecha”.

Apunta que la recomendación para el siguiente alcalde es continuar sistematizando todas las etapas de los procesos en una administración pública municipal. “Sistematizar implica una simplificación de pasos para el objetivo que se busca, y evidentemente debe ir de la mano con la capacitación constante. En conclusión y en términos reales, se trata de que la transparencia no sea un requisito; es lograr que se convierta en una forma de vida”, finaliza.

Claves

A decir de Ricardo Jiménez González, Coordinador Nacional de Cimtra, el caso de Tlajomulco es punta de lanza de lo que está sucediendo en la zona metropolitana de Guadalajara. “El ranking general, que abarca 128 municipios, señala que de éstos sólo 13 aprobaron la evaluación Cimtra, y de éstos, 12 son de Jalisco y varios de ellos son de los alrededores a la capital jalisciense.”

El especialista explica que este resultado se da por diversas causas: primero la voluntad que se requiere para promover una política pública a favor de la transparencia; dos, la existencia de grupos ciudadanos que empujan el tema y elevan los estándares de lo que tiene que ser un gobierno transparente; y un tercer elemento es la reconfiguración institucional que se requiere para enfrentar los nuevos retos en materia de transparencia, “y no me refiero solamente al hecho de las obligaciones por ley, sino también a una lógica proactiva a favor de un gobierno”.

De acuerdo con el entrevistado, Tlajomulco no solamente se queda en las obligaciones, también ha redefinido sus áreas en pro de la transparencia; ha reconfigurado sus reglamentos de participación ciudadana para que cruce el tema. “Tienen una visión más integral, más proactiva y más abierta, ese es el fenómeno”, apunta.

Por su parte, Agustín Rentería, agrega que para él y su equipo, las bases para mantener una calificación de excelencia tienen que ver con el fortalecimiento de la Unidad que dirige.

“Tlajomulco, a diferencia de otros sujetos obligados en la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Jalisco y sus Municipios, le da un poder a la Unidad de Transparencia a nivel de dirección general, es decir, es parte del gabinete, lo cual se traduce en que directores generales, coordinadores generales, tesoreros, secretarios, síndico y contralor, tengan la presión para publicar la información de todos sus ámbitos, esa ha sido una de las claves.”

Explica que otro aspecto fundamental de su modelo es que la Dirección de Transparencia brinda capacitación permanente a los enlaces de cada una de las áreas de la administración municipal sobre temas como: atención de solicitudes de información, publicación mensual o trimestral de la información que generan sus áreas, entre otras.

Señala que también se publica información más allá del catálogo establecido por la Ley. “Antes de que se reformara y se aprobara la Ley General de Transparencia, las leyes locales establecían que podía publicarse información más allá de lo que marcaba la ley, y Tlajomulco empezó precisamente a trabajar en esa parte a través de las solicitudes recurrentes de ciertos temas.”

Puntualiza que el municipio procesa esas solicitudes de información como si fuera de interés general, con ello se sube a un nuevo apartado a la página de transparencia, lo cual genera que se publique información relacionada con los temas que la sociedad está demandando.

De igual modo, la dirección que preside también tiene facultades reglamentarias para emitir recomendaciones en buenas prácticas gubernamentales y en acciones preventivas contra el combate a la corrupción. “Recordemos que la transparencia es un eslabón más que permite inhibir actos de corrupción.”

Tecnología

Tlajomulco también ha desarrollado aplicaciones informáticas para apoyar este rubro.

“Las apps fueron ideas e implementaciones de esta administración, precisamente porque con ellas entramos a la siguiente fase de la transparencia, que es tener prácticas de gobierno abierto.”

Apunta que tiene que ser de dos vías. “No se trata de que la administración ejecute los programas y planes que tiene a través de funcionarios, se trata de escuchar lo que la ciudadanía plantea, lo que genera. A partir de ahí nosotros avanzamos en ese modelo de rendición de cuentas, creamos estas aplicaciones que hasta la fecha nos permiten lograr interacciones con ellos, pero una interacción en servicios o en información específica que les pueda servir.”

Por mencionar algunas, indica, “tenemos una página de geomática que permite visualizar todo el mapa del municipio. El usuario puede verificar, por ejemplo, si va a poner un negocio en un terreno, se puede posicionar en la zona y la aplicación te da los usos de suelo, informa sobre los servicios que hay alrededor, brinda datos por calles, manzanas, lotes y fincas. Es una herramienta muy útil”.

Agrega que otra aplicación es Tlajo APP, la cual permite generar reportes de algún servicio público que esté fallando y darle seguimiento. “Esta plataforma también está basada en mapas, toda vez que se puede ir pasando por una calle y si la luminaria del servicio público está apagada puedes pararte ahí, colocas tu posición en la aplicación y se genera un reporte para que la arreglen”, explica.

Al respecto, Ricardo Jiménez de Cimtra opina que el uso de la tecnología funciona para ensanchar el acceso a la información, y coincide con Agustín Rentería sobre el hecho de que estas nuevas tecnologías tienen que ser de ida y de vuelta, es decir, tienen que establecer un diálogo entre ciudadanos y autoridades, “y en ese punto, a mi parecer, Tlajomulco está siendo nuevamente punta de lanza”.

El especialista añade que Tlajomulco presenta un seguimiento y reforzamiento en los equipos de trabajo encargados de este tema. “Si uno checa la continuidad de estos equipos podrá ver que son grupos de trabajo que tienen varios años de experiencia, incluso se han perfeccionado y profesionalizado mucho más. Al final esto eleva los parámetros estatales. Ellos no esperan a que la gente les vaya a preguntar, como es la lógica que tienen muchos gobiernos, al contrario, están pensando cómo pueden hacer la información de mayor calidad, más entendible; que resulte de mayor interés para el ciudadano; que le sirva a la población a la hora de tomar decisiones en su vida cotidiana”, finaliza.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: