Los periodistas también son aliados.

Publicado Por

Los medios de comunicación son un referente social y cultural obligado, pero también son aliados importantes en las tareas de gobierno. Lo anterior invita a hacer un análisis de la relación entre los alcaldes y funcionarios locales con las empresas informativas.

Grabadora_Enero 2014Indudablemente, una de las actividades más relevantes de los funcionarios públicos consiste en dar a conocer sus acciones a los ciudadanos, y los medios de comunicación son el vehículo por excelencia para dicho fin. No obstante, cabe preguntarse ¿cuáles son los parámetros de equilibrio en esta relación?.

ÉTICA Y PROFESIONALISMO
Debemos considerar que informar lo que hacen las alcaldías es un ejercicio social de equilibrio y complementación mutuo, por lo que hay que tener en claro que existen dos realidades convergentes: por parte de los gobiernos locales, la planeación de actividades de los funcionarios tiene el propósito fundamental de satisfacer necesidades específicas de los ciudadanos; en tanto, los periodistas cumplen con un serviciosocial, al proporcionar a sus lectores información veraz y oportuna sobre las actividades de las alcaldías, con la objetividad y exactitud que deben caracterizar al periodismo profesional.

Lo anterior demuestra que para construir una sociedad más democrática deben confluir la voluntad de comunicar, la transparencia de los gobiernos locales y el derecho a la información y la libertad de expresión de los medios, que dicho sea de paso, son los pilares éticos de un ejercicio periodístico útil para la sociedad.

Con base en lo anterior, podemos afirmar que la meta y el reto de los sistemas democráticos modernos consisten en construir una ciudadanía más enterada, más participativa y plena capaz de empoderar a cada ciudadano. La información es una pieza transversal y clave para alcanzar dicho objetivo.

UN POCO DE HISTORIA
Asimismo, debemos tener claro que el papel de los comunicadores como actores políticos cobra gran relevancia en la medida en que son testigos y relatores del acontecer social, siempre y cuando ejerzan estas acciones desde la perspectiva de la responsabilidad profesional y ética que la sociedad le confiere. Por ello es necesario que las figuras de autoridad de los gobiernos locales conozcan los principios éticos que regulan la labor del periodismo.

Periodistas_Enero 2014En La ética como fundamento de la actividad periodística, el autor Juan José Videla Rodríguez apunta que los códigos deontológicos de los medios no son una preocupación reciente de los medios informativos. Desde 1690, Benjamín Harris planteó como premisas básicas la verdad, la objetividad y la exactitud en el periodismo profesional; por tal motivo este primer código se tomó como modelo, seguido formalmente por el de la Asociación de Editores de Kansas, en 1910.

Videla Rodríguez añade en su texto que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) dio a conocer el documento Principios Internacionales de Ética Profesional del Periodismo como base para una recopilación o corpus ético mundial.

Con el paso del tiempo, la multiplicación de los medios de comunicación capaces de aprovechar los avances tecnológicos, así como la consecuente competencia por los mercados, generó la necesidad de crear códigos deontológicos específicos para cada medio.

COMUNICAR CON RESPETO
Ya que los conflictos de intereses son una constante en el ejercicio periodístico, los códigos de ética “establecen, en un conjunto de reglas, los criterios para guiar las relaciones de los profesionales entre sí, con las instituciones y con la sociedad de la cual forman parte”.

Abordamos así el término “información trabajada éticamente” cuando los periodistas cumplen con su papel de investigadores y expositores de los fenómenos sociales con equilibrio, apegándose lo más posible a los diversos puntos de vista de los actores de los hechos noticiosos y a una descripción fiel de los contextos, siempre con la finalidad de informar al público sin manipular los datos por intereses personales o de su medio.

Asimismo, los gobernantes deben hacer valer el compromiso adquirido con la ciudadanía, impulsar la difusión de sus acciones de gobierno y proporcionar a los comunicadores la información que requieran de manera oportuna, veraz y transparente, en un marco de respeto a la libertad de expresión, con el fin de garantizar el ejercicio ético de los comunicadores y su compromiso con la verdad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: