Sin miedo a Facebook y Twitter

Mantenerse activo en las redes sociales y responder a las inquietudes de los seguidores favorece la aceptación y cercanía en la gente, pero hay que cuidar algunos aspectos

Redes SocialesLos actores políticos se han sumado a esa frase que dice: “No existes mediáticamente hasta que no tienes una cuenta de Twitter o una página de Facebook”, (y si es con cientos de seguidores, mucho mejor).

No es casualidad que periodistas, cantantes, artistas y escritores se hayan volcado a estas plataformas para dar a conocer su vida y obra, o para aclarar cualquier asunto que necesite una respuesta rápida y personal.

Es importante que usted, como personaje público, esté presente para sumarse a la conversación.

¿Ya sabe qué les va a decir? Mantener una comunicación ágil y efectiva en redes sociales es fácil, aunque se debe invertir el tiempo necesario para que funcione.

Empecemos por algo sencillo, podemos dividir sus publicaciones en dos tipos: inmediatas y planificadas. Las primeras suelen ser las más complicadas, porque se refieren a temas que aparecen en cualquier momento y se vuelven parte de la conversación digital: fenómenos climáticos, escándalos de colaboradores, ataques de líderes de opinión, entre otras. Es decir, aparecen de la nada, suben como la espuma y los usuarios de las redes sociales van a comentar al respecto, además de que van a esperar nuestra respuesta.

EL SILENCIO NO ES OPCIÓN

El que calla otorga, por lo tanto, lo que debemos hacer en estos casos es elaborar una respuesta corta, concisa, pronta y alineada a la postura del área de relaciones públicas para llevar un solo mensaje en todas las plataformas de comunicación.

Es muy importante leer estos mensajes antes de mandarlos y tratar de analizar qué puede salir mal. Una respuesta equivocada podría salirse de contexto y convertirse en un chiste de la red social por varios días. En este sentido, contar con un manual de crisis que prevea diferentes escenarios facilitará la reacción oportuna.

Por otro lado, los mensajes planificados son más sencillos. Simplemente hay que adelantarse a la agenda política, preparar mensajes que promuevan actos de gobierno, inauguraciones y todo aquello que quiera difundir. Recuerde que debe mostrarse modesto, humilde y trabajador.

Algo que le puede ser útil cuando redacte sus mensajes es ref lexionar: ¿Cómo quiere que se vean? ¿Cómo los leería si se tratara de otro? No permita que lo saquen de contexto.

Por lo anterior, es muy importante que los mensajes estén enfocados en quienes lo siguen y lo leen.

No debe olvidar que todo lo que publique puede ser retomado como si fueran sus declaraciones personales, y un tuit puede terminar en tantas notas periodísticas como pueda imaginarse.

CUIDE LA INTIMIDAD

Es recomendable que evite publicaciones de índole personal en sus cuentas de redes sociales; no se verá bien si de repente comienza a compartir las fotos de sus vacaciones, o de los eventos en la escuela de sus hijos, incluso por la seguridad de sus familiares. Piense que puede salirse de control de una forma que no desea: “Fulanito de tal se encuentra en España en lugar de atender a la ciudadanía”, por más inocentes que hayan sido sus publicaciones.

Recuerde que parte de su estrategia digital debe ser publicar, al menos, una vez al día (incluidos los fines de semana). Para este fin puede crear un calendario mensual en el que establezca qué va a publicar cada día, con base en su agenda política, y preparar los mensajes con días de anticipación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: