Seguir viendo

Los gobiernos exitosos comparten el poder: J. R. Castelazo

Hacer que los ciudadanos participen en la solución de problemas y retomar la formación de cuadros ayuda a mejorar la eficiencia de las administraciones locales

 

Democracia

Para que la gestión de un gobernante sea exitosa, tiene que involucrar a los ciudadanos en las tareas de la administración que encabeza. No se trata sólo de que las personas sean beneficiarias de programas oficiales, sino de que los gobiernos en turno les permitan a los ciudadanos jugar un rol activo en la solución de las problemáticas de las localidades

“Gobernar es compartir el poder y éste se comparte con nuevas actitudes de autoridades y ciudadanos, con nuevas herramientas tecnológicas y además con una visión innovadora de cooperación y solidaridad de ambas partes”, así lo concibe José R. Castelazo, director general de Sociedad y Gobierno, Consultores con Alternativas, una firma especializada en brindar asesoría a gobiernos en diseño de políticas públicas, innovación gubernamental y gestión del espacio público.

DECIR Y HACER

La administración del espacio público es uno de los rubros donde los gobiernos estatales y municipales pueden poner en marcha este tipo de prácticas para solucionar algunos problemas que aquejan a los ciudadanos.

Compartir el poderEl directivo lo sabe bien porque mientras se desempeñaba como delegado polí- tico en Iztacalco, Distrito Federal, durante la administración del ex regente Manuel Camacho Solís, convocó a varios vecinos para solucionar la proliferación de tiraderos de basura clandestinos en calles de esa demarcación.

“Teníamos 180 tiraderos clandestinos y para acabar con ellos, el párroco sugirió que los vecinos pusieran altares de la Virgen de Guadalupe en los puntos donde se depositaba la basura. Yo dije ¿cómo es posible? Pues sí, pusieron una virgen en cada tiradero. Y los basureros se acabaron.

La explicación es que nadie está dispuesto a insultar a esa imagen con basura, es una cuestión religiosa profundísima. Inmediatamente aumentamos el servicio de recolección, para evitar que los desechos se trasladaran a otros puntos. Teníamos 10 camiones y hablé con el regente para que me diera 20 más”, comenta.

Asimismo, refiere que otra práctica exitosa en la que se involucró a los vecinos de Iztacalco fue el programa Diciendo y Haciendo, que consistió en la instalación de una audiencia pública todos los días lunes, desde las 18:00 horas y hasta que se atendiera al último vecino, con la presencia de todos los subdelegados.

La dinámica, explica el directivo, era sencilla. Las personas llenaban un formato con sus datos, donde también planteaban su problema y anotaban una sugerencia para resolverlo. Después de que entregaban el formato en la entrada de las oficinas delegacionales, el delegado se presentaba personalmente con el vecino. Si, por ejemplo, se trataba de un problema de luminarias, le consultaba al subdelegado de servicios la fecha en la que las autoridades locales estarían de gira por esa colonia, y le pedía al ciudadano que le ayudara avisándoles a los demás vecinos que el delegado y su equipo se presentaría en la colonia para solucionar el problema.

“Más allá de las prácticas de armonización contable, a las cuales no les resto importancia, la urgencia mayor es la práctica de gobernar conjuntamente, es decir, compartir el poder con la gente que viven en las delegaciones y en los municipios. El futuro de la administración pública es la combinación de autoridades y vecinos para la gestión del espacio público”, sostiene.

LA PREPARACIÓN ES IMPORTANTE

José Castelazo, quien también se ha desempeñado como director del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), comenta que una práctica que se debe retomar para contar con gobernantes eficientes es la formación de cuadros capaces de ejecutar las acciones indicadas que atiendan las necesidades de los ciudadanos.

J R Castelazo

José R. Castelazo.

“Antaño los partidos políticos formaban cuadros, desde los campesinos. ¿Por qué ganó Lázaro Cárdenas la Presidencia? Porque su campaña la hacía con la gente, se sentaba y escuchaba, y ya que había escuchado a todos decía ‘bueno señores, a organizarse’. Ese era su lema, ‘si no se organiza la sociedad no organizamos al país. Organícense, demanden, exijan pero también hagan, el gobierno no puede solo’ ”

El experto afirma que hoy día se forman cuadros, pero son insuficientes; asimismo, destaca la necesidad dirigir la capacitación en cada municipio de acuerdo con la vocación de cada demarcación.

“Cuando se fundó el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep), en 1978, fue para formar cuadros para los municipios. El proyecto comenzó muy bien porque tenía especialidades técnicas que iban de acuerdo con el entorno. En el sexenio del ex presidente Ernesto Zedillo había cerca de 380 especialidades, pero en ese mismo periodo el esquema cambió a ocho carreras técnicas y en ese sentido fuimos para atrás”, asegura.

Castelazo sostiene que la solución a los problemas que enfrentan los municipios es social y gubernamental y hace ver que, actualmente, los gobiernos ponen en marcha programas considerando únicamente sectores productivos, sociales, entre otros, y dejan de lado la dimensión territorial, cuando una mejor opción es hacerlo tomando en cuenta ambas dimensiones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: