3 Ejemplos en desregulación

María ZimbrónSi usted tuviera que elegir en este momento el mejor ambiente para invertir podría encontrarlo en Aguascalientes, Celaya o Culiacán, porque de todo el país son las ciudades que ofrecen las mayores facilidades para realizar trámites, expedir permisos y documentos diversos.

En su estudio Competitividad Urbana 2010, el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ubica a Celaya, Guanajuato, como la ciudad número uno en el país, debido a que tan sólo en 12 días otorga la autorización para abrir una empresa. Le siguen Aguascalientes capital, con 13 días, y Culiacán, Sinaloa, con 16 días, ciudades que superan por mucho el promedio nacional de 24 días. El informe toma en consideración distintos trámites municipales, incluyendo el registro público de la propiedad. Estos resultados demuestran que, en general, México ha evolucionado favorablemente durante los últimos 10 años en materia de reforma regulatoria, comenta en entrevista con Alcaldes de México María Zimbrón, consultora del Imco.

Después de que a nivel nacional se fundó la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), los gobiernos estatales comenzaron a replicar cambios institucionales con leyes y organismos independientes. Actualmente, 17 de las 32 entidades de la República cuentan con una política de mejora y calidad regulatoria; y de éstas, 11 han creado un organismo especializado independiente del gobierno.

UNA PELÍCULA INCOMPLETA

Las más rápidasEn general México ha avanzado de forma significativa en materia de eliminación de trámites y mejoras para el establecimiento de nuevas compañías. Por ejemplo, de 50 días que se tardaba el empresario para abrir un negocio en el país hace cinco años, ahora lo hace en menos de la mitad de tiempo, gracias a que se han tomado diversas medidas, como cambios fiscales, modificaciones catastrales y de trámites ciudadanos.

Lo anterior motivó que en el estudio Doing Business 2009, que elabora el Banco Mundial y que enlista a las localidades con mejor clima de negocios, México se ubicara en el sitio 56 de 181 naciones. No obstante, resulta que en el balance por regiones siempre sobresalen “las mismas caras”, debido a que los éxitos se focalizan principalmente en las zonas Norte y del Bajío, y en menor medida en el Sur del país, refieren Zimbrón, así como Romina Girón y José Emilio López, también consultores del Instituto.

La ciudad de Colima, por ejemplo, es una de las que más trabas pone a la inversión —aunque tiene un buen registro público— porque otorga los permisos para abrir un negocio en 57 días. Así, el Distrito Federal también es uno de los más lentos con 28 días, lo que se explica —según los expertos— por la sobrepoblación y la complejidad administrativa. Al respecto de este tema, recientemente la Cámara México-Alemana de Industria y Comercio se quejó de que la burocracia genera un costo de 5 por ciento adicional sobre el precio de bienes y servicios.

La percepción de que no se ha puesto un alto total a la “tramitología” tiene bases ciertas, se debe al insuficiente intercambio de información entre las dependencias públicas; pero sobre todo, a la falta de una efectiva coordinación entre los niveles municipal, estatal y Federal. Por ejemplo, el sitio www.tuempresa.gob.mx —lanzado en agosto de 2009—concentra los trámites del gobierno Federal para la apertura de empresas, pero no los de tipo local.

Zimbrón lo expone de este modo: “Pareciera que cada quien jala para su lado, por lo que falta ver la película completa de a dónde se quiere llegar”. Dicha percepción resulta fundamental para garantizar el éxito del Programa Regulación Base Cero —actualmente en marcha—, que pretende usar la “guillotina” sobre 30 por ciento de los trámites del gobierno Federal. Según la Secretaría de Economía, con esta medida, el empresariado observará un ahorro de costos de 0.4 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a 49 mil 203 millones de pesos.

PALANCA EMPRESARIAL

CajaUn ejemplo de lo que se puede hacer para mejorar el marco regulatorio es la ciudad de Culiacán, Sinaloa, donde en seis años el número de trámites para abrir un negocio disminuyó de 27 a 7. Pero si se trata de un comercio, el trámite puede tardar incluso un día.

Lo anterior se explica por la instalación de tres unidades rápidas de gestión empresarial (URGE), las cuales concentran los trámites locales, como licencias, registros de propiedad y hasta actas de nacimiento, así como algunos federales, entre ellos el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). El usuario es atendido en una sola ventanilla y con un solo ejecutivo de cuenta. Morayma Yaseen, directora de la Comisión Estatal de Mejora Regulatoria de Sinaloa, asegura al respecto que el usuario ya no es un “office boy que va de oficina en oficina”.

En los centros URGE se logró instalar una sólida base de datos, en la que una vez capturada la información del ciudadano, como el RFC, ya no es necesario presentar más copias de documentos, ni capturar de nuevo la información para diferentes trámites. Además se creó el sitio www.abretuempresa. gob.mx, una guía electrónica sobre todos los trámites a cumplir en Sinaloa para iniciar un negocio, mismo que recientemente incluyó la consulta gratuita sobre información de uso de suelo. Cuando el usuario solicite un documento sobre derechos, entonces realiza su pago en línea. “Hemos luchado contra la idea del amiguismo, la palanca para resolver los trámites; nosotros somos ese amigo que el empresario necesita”, refiere Yaseen.

En lo inmediato, uno de los principales retos para los municipios sinaloenses es la integración del sitio www.abretuempresa. gob.mx con el de www.tuempresa.gob. mx, que de concretarse, se convertiría en el primer espacio de todo el país para gestionar todos los trámites federales y locales en una misma ventanilla.

METAS AMBICIOSAS

Raúl Castro Cervantes, actual director de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en Celaya, no tiene la menor duda de que la participación conjunta de las autoridades con el sector privado es la clave para mejorar el marco regulatorio de la economía, lo cual se comprueba en el trabajo del Consejo de Mejora Regulatoria Municipal, del cual él forma parte.

El empresario dice que si bien Celaya es el número uno en apertura de empresas del país, según el Imco y el reporte Doing Business 2009, todavía hay aspectos que mejorar, entre los que mencionó los permisos de construcción. “Aguascalientes —refiere Castro—, requiere 10 trámites y 41 días para otorgar este tipo de permisos, pero nosotros 14 trámites y 86 días. En el Consejo ya vimos por qué nos tardamos tanto y la razón es que hay muchas dependencias involucradas, eso lo tenemos que superar.”

Aguascalientes ha logrado reducir el número de estos trámites principalmente por la creación de la figura de perito de obra, quien es responsable de todas las inspecciones y revisiones en la construcción, de acuerdo con el estudio del Imco. El perito es parte del equipo de la construcción, de tal forma que el municipio transfiere la responsabilidad y carga de trabajo. Además, ha conseguido la integración de varios trámites redundantes y el uso de formatos únicos que ayudan a la simplificación.

Otro aspecto que se encuentra en proceso de cambio para el caso de Celaya, es lo relacionado con factibilidad, ya sea de suelo, medio ambiente o electricidad. La idea es alimentar una base de datos, nutrida diariamente por las oficinas públicas del municipio, con la información actualizada que le permita al empresario tener resultados de factibilidad sin tener que mandar oficios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: