8 pasos para crear nuevos negocios.

InformesLos mos municipios buscan cotidianamente la forma de detonar la actividad económica y la productividad en su territorio, pero no siempre se tiene la fórmula adecuada para lograrlo. El apoyo de un Centro de Negocios o Business Center puede hacer la diferencia para que las autoridades logren crear ese círculo virtuoso con empresarios y emprendedores.

Los gobiernos locales tienen dos medidas para atender las necesidades económicas y sociales: por un lado, la planificación para fortalecer los intereses sociales que el gobierno tiene que resolver, y por otro los programas sectoriales que atienden determinados nichos económicos de los actores sociales..

Este artículo refiere a una herramienta diseñada para dar respuesta pública en materia económica: un Business Center, del que se desprenden recomendaciones documentadas para los funcionarios públicos y así atender las demandas de la ciudadanía.

El Centro de Negocios (Cene), es el resultado de una estrategia diagnosticada que respondió —eventualmente— a la capacidad productiva del municipio de Guanajuato (periodo 2006-2009), de ahí su importancia.

DAME UNA PALANCA.

ProducciónGuanajuato no tenía un Cene, la historia local no tenía referencia alguna sobre este servicio-producto público. El diagnóstico reveló las necesidades que existían para construir una política local:

1. Los ciudadanos decían no estar atendidos por sus autoridades de manera personal.

2.- Los ciudadanos querían hacer negocios.

3.- Señalaban la necesidad de obtener recursos financieros para iniciar sus negocios.

4.- Indicaban estar al corriente de sus obligaciones fiscales, cuando las había.

5.- Y los ciudadanos advertían de muchos tiempos de espera y trámites para lograr un sí o un no “autorizado” para establecer un negocio.

Frente a estas aparentes trivialidades de administración, se lograron algunas gestiones con otros actores de gobierno. El Cene fue una respuesta pública, era una versión superada de los Centros de Atención Empresarial (CAE).

De esta forma, los retos a enfrentar por el municipio eran: atender al ciudadano con personal profesionalizado, ofrecer certeza jurídica y fiscal, asesorar el cómo enfrentar la competencia, orientar qué tipo de negocios tienen factibilidad, buscar fuentes financieras y subsidiarias y, sobre todo, analizar colegiadamente los talentos vocacionales para enfrentar los retos del futuro que contribuyan al desarrollo local.

La historia de los gobiernos se sigue contando con simplicidad: “Crecimos o no”. Y sus indicadores de gestión (DIG) tienen dos momentos: “Desarrollamos o no”. En efecto, son una realidad las deficiencias que todavían existen en los municipios: desde las administrativas y de gestión, hasta las de operación y ejecución de programas de otro orden de gobierno; de coinversiones e inversiones sociales, por ejemplo.

También existen los problemas de deuda y gasto público, de captación de recursos propios, los problemas de manejo de residuos sólidos, de servicios públicos, de inseguridad, de vialidad, de obra pública, de bacheo, de agua; de formulación de políticas públicas (FPP) y, no pueden quedarse fuera, los retos de desarrollo local.

Hay una cantidad no despreciable de problemas de vecindad insoslayable. Todos los problemas locales son problemas de gobierno, el gobierno municipal es el de contacto, es el de la proximidad (Cabrero, 2000).

Las historias contadas por los municipios metropolizados, además, no significan los mismos éxitos para los municipios rurales o suburbanos y urbanos, éstos dan cuenta de otras historias. En este sentido, los CAE son proyectos de gestión que otrora eran los servicios de gobierno vinculatorios a través de ventanillas centralizadas de primer contacto para la apertura de negocios en términos de trámites y servicios, un tema que algunos siguen deconstructivamente en la mejora regulatoria local. El Cene es un “recipiente con dos vasos comunicados”.

FORMA DE INCUBAR.

Actualmente, la empresa —especialmente del segundo y tercer sector— tiene mayor posibilidad de ingresar a los mercados locales y regionales si la sustentabilidad y la sostenibilidad están implicadas en sus modelos de recuperación y negocio, de otro modo, está condenada a mantenerse como espectadora de las transacciones de bienes y servicios.

Frente a esto, el Cene ofrece los servicios de capacitación, asesoría empresarial y asistencia técnica, consultorías especializadas, trámites y permisos, programas para emprendedores, vinculación con dependencias gubernamentales y organismos públicos y privados, estudios de mercado, planes de negocios, imagen empresarial, además de los servicios del CAE.

Al poco tiempo en Guanajuato, el Cene se había convertido en una guía técnica para emprendedores, redireccionaba la ecuación entre ofertantes y oferentes, y productos financieros. Este modelo se había vuelto ya la primera etapa del “emprendedurismo”, para que las ideas nuevas fueran mejoradas y proyectadas en función de mercados competitivos.

El Cene se había convertido en un álbum de historias. Para ello, trabajó junto con la Universidad de Guanajuato, que permitió utilizar su incubadora, su infraestructura técnica, los espacios, las aulas y recursos para el buen desarrollo de los incubados.

Durante el primer año de ejercicio, el Centro capacitó a poco más de 62 personas físicas, para el segundo año eran más de 180, y para finalizar el trienio se habían hecho inversiones del orden de 650 mil pesos con 18 microempresas instaladas con 40 empleos directos y otros tantos indirectos. El Cene se había convertido en una promesa institucional.(Lanuza, 2009).

RECOMENDACIONES ESTRATÉGICAS.

¿Cuáles son los retos para la construcción de un negocio desde lo público? ¿Cómo lo alineamos a una política económica y que esté soportada por la pública?

Ochos pasos no secuenciales, sí reiterativos y analíticos, permiten eficientar la gestión a través de una política consolidada en el Cene, utilizando la metodología de E. Bardach (1995). Éstos son:

• Definición del problema

• Obtención de la información

• Construcción de alternativas

• Selección de criterios

• Proyección de los resultados

• Confrontación de costos y beneficios

• Decidir / Hacer

• Contar la historia

En virtud de las crisis globales, es fundamental mejorar los procesos institucionales de gestión, hacer del diálogo otro procedimiento administrativo no retórico, hacer de éste, un argumento de voluntad democrática, siempre abierto a las posibilidades para construir una realidad diferente, global. Resultados diferentes exigen estrategias diferentes. Los ciudadanos son diferentes, los gobiernos locales ya deben ser diferentes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: