Capacítese para alfabetizar adultos

Publicado Por

alfabetización adultaEn nuestro país 6.9 por ciento de la población de 15 años y más no sabe leer ni escribir, por lo que una de las preocupaciones más grandes de los municipios, principalmente rurales, es la formación educativa de los adultos.

Detectar las necesidades de jóvenes y adultos y crear métodos específicos para el aprendizaje y la autogestión de las comunidades es el trabajo del Centro de Cooperación Regional para la Educación de los Adultos en América Latina y el Caribe (Crefal), una institución especializada que trabaja de la mano de los gobiernos locales.

Mercedez Calderón GarcíaMediante diversas modalidades como talleres, cursos, diplomados, especializaciones y maestrías, tanto en forma presencial como virtual, el organismo ofrece la capacitación de profesores y funcionarios dedicados a la educación y también colabora en la organización de programas educativos a la medida de cada comunidad.

“Esto es parte de lo que hacemos en México y algunos países de América Latina. Involucramos a los gobiernos locales con una visión regional, ya que la mejor manera de maximizar tanto los recursos como el impacto de los programas es hacerlo de manera local con los alcaldes”, refiere Mercedes Calderón García, directora del organismo.

VARIOS SERVICIOS

El Centro es una institución internacional de cooperación en materia educativa —creado en 1950 por iniciativa de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y el gobierno de México, con la participación de la Organización de Estados Americanos (OEA)—, encaminado a apoyar a los sectores sociales más rezagados de América Latina, particularmente del ámbito rural. Su sede está en Pátzcuaro, Michoacán.

Entrenamiento para instructores“En Crefal educamos a los beneficiarios de nuestros programas para que se vuelvan responsables de su propio desarrollo. La autogestión es poco atendida en los municipios y es fundamental para la gobernabilidad”, comenta Calderón García.

Crefal también investiga sobre modelos pedagógicos innovadores, hace estudios sobre procesos formativos para el desarrollo comunitario; y también asesora respecto a la introducción del tema de derechos humanos en las políticas públicas.

Acerca de la materia de derechos humanos, Mercedes Calderón precisa que esta capacitación se imparte a través de una maestría, en colaboración con el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, dirigida principalmente a los funcionarios públicos y a profesores.

Otra línea de trabajo es la promoción de la cooperación interinstitucional, para vincular a los gobiernos con las universidades y la sociedad civil, de forma tal que entre todos contribuyan a elevar la formación escolar de jóvenes y adultos.

SUPERAR DEFIciENCIAS ESCOLARES

Para dar un ejemplo de cómo trabaja el Crefal con los gobiernos locales, Mercedes Calderón menciona el programa Aprendizaje en Familia, que se sustentaen modelos de comunicación pedagógica y que vinculan a la familia, la escuela y la comunidad.

Este esquema se focaliza en las escuelas que tuvieron los porcentajes más bajos en la prueba de Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (ENLACE). Consiste en que se hace un análisis de dichas escuelas para hallar sus deficiencias específicas e informarles cuáles son los programas institucionales ya existentes que les pueden ayudar a fortalecer el aprendizaje.

INSTRUCCIÓN Y AUTOEMPLEO

Un caso exitoso en el que ha intervenido el Crefal es el programa Michoacán Letrado, creado en conjunto con los municipios de la entidad y que opera a nivel estatal, el cual permite reconocer aquellas oportunidades para el desarrollo económico y cultural de las comunidades.

Dicho esquema, enfocado en jóvenes y mujeres, trabaja paralelamente con otro programa que se llama Haz Crecer a Tu Comunidad, en el que una vez que se supera la primera fase que es el proceso de dominio de la lectoescritura, se pasa a otra fase en la que los beneficiarios identifican las opciones que les permitan tener un ingreso económico.

Los jóvenes y mujeres, acompañados por expertos en Economía, Finanzas y Pedagogía, entre otras áreas, son los que hacen sus propios proyectos, que van desde una fábrica de helados hasta un grupo de consultoría sobre agroindustria.

Esto significa, sin duda, una base para mejorar la calidad de vida de las comunidades de países como México y de América Latina, asegura Mercedes Calderón, quien fue presidenta municipal de Pátzcuaro, Michoacán.

OPCIÓN A BECAS

Proyectos como los mencionados no son exclusivos de Michoacán, pues se realizan en otros estados de la república como Durango, Chiapas, Guerrero y Veracruz. “Son varios los casos de éxito. Lo importante es resolver problemas reales, mediante soluciones reales, traduciendo nuestros programas a necesidades concretas”, comenta la especialista.

Sobre los requisitos que deben cumplir los ayuntamientos interesados en los servicios del Crefal, Calderón García informa que el único procedimiento consiste en solicitar la asesoría. No obstante, aclara que a cambio, los municipios beneficiarios deben comprometerse a realizar las acciones acordadas y dar seguimiento a los programas.

La experta agrega un elemento más. Según el impacto social de cada proyecto, tanto la Unesco como la OEA también financian becas, que van de 10 a 50 por ciento del costo de los cursos. El municipio debe aportar la transportación y los alimentos para sus estudiantes en formación, o bien la infraestructura necesaria i el curso se imparte a través del modelo virtual.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: