Cómo alcanzar la sostenibilidad desde lo local

Publicado Por

Disminuir emisiones y desechos que alteran el clima es un “paso a paso” que deben orquestar los tres niveles de gobierno, de la mano con la iniciativa privada

FOTO: DREAMSTIME

El cambio climático afecta en todo el mundo, a todas las personas independientemente del estrato social o de cualquier ideología, incluida la que, pese a las pruebas tangibles de ser real, tilda al fenómeno de inexistente. Mandatarios de diferentes naciones han iniciado acciones al interior de su territorio: campañas con las que se pretende aminorar las huellas de carbono que afectan al planeta. Sumado a ello, han comenzado proyectos unificados que en conjunto con otras naciones buscan un mayor impacto positivo en el medioambiente. Es ahí donde surgen los acuerdos de París firmados en 2015 y ratificados en 2016.

Tras la salida en 2017 de Donald Trump, único opositor de los acuerdos, su homónimo mexicano declaró que México seguirá adelante con lo establecido, de lo que destaca, según la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) reducir 50 por ciento las emisiones contaminantes, con base en las generadas en el año 2000; 25 por ciento menos emisiones de compuestos de efecto invernadero; 43 de cada 100 fuentes de energía serán limpias; eliminar 25 de cada 100 fugas de metano y quemas controladas del contaminante; tasa de deforestación cero; tratamiento de aguas residuales urbanas e industriales y homologación de normatividad ambiental para vehículos y combustibles de ultra bajo azufre.

En entrevista con Alcaldes de México, Carlos Sandoval, Presidente del Consejo Nacional de Industriales Ecologistas de México (Conieco), comenta que los empresarios concuerdan en que es menester que se lleven a cabo las acciones en las que se ha comprometido el gobierno mexicano; “es un bien no sólo para los ciudadanos, también se benefician las industrias y el sector de negocios, pero para lograrlo es necesario invertir”.

El sector privado a n ivel mundial atraviesa desde hace varios años por un periodo de transición en el que las grandes empresas comenzaron a volverse sostenibles, gracias a que generan proyectos amigables con el medioambiente y procesos de producción menos agresivos hacia la atmósfera.

Como se mencionó, uno de los objetivos a los que se comprometió el gobierno mexicano fue a la búsqueda, generación y consumo en mayor medida de energías limpias. “Estamos comprometidos con el medioambiente y es necesario que se inviertan recursos económicos para poder, en un mediano plazo, acceder con mayor facilidad a esas fuentes, y así, disminuir los gastos que generan las tradicionales.”

También dice que parte del compromiso se encuentra en el consumo de combustibles fósiles, los cuales, enfatiza, debe gradualmente disminuir. “Una vez que se invierta en energías limpias, será notorio que gradualmente se dio un ahorro importante, lo que permitirá que el sector privado se abra paso a consolidar empresas competitivas a nivel internacional”.

En el tema de economía circular, “es igual de importante generar menos cantidad de desechos, los cuales son un área de oportunidad al poder aprovecharse nuevamente; mientras los que han cumplido vida útil deben ser depositados en lugares adecuados para evitar percances ambientales que generen un daño irreparable al ambiente o retrasen los objetivos establecidos en materia sostenible”.

RETOS Y OPORTUNIDADES PARA EMPRESAS

Aprovechar los residuos sólidos urbanos que se reciclan, es una actividad que se ha fomentado y lleva avances considerables, tanto en la industria privada como en el sector público; sin embargo, no es la solución final ni el único camino para la disminución en el impacto de efecto invernadero y aminorar la huella de carbono de cada ciudadano. Es igual de necesario aprovechar los productos usados y el consumo prudente de los recursos.

En este contexto, Carlos Sandoval comenta que el sector de la construcción es uno de los que genera más desechos, sin embargo “la Cámara de la Construcción se ha comprometido al aprovechamiento de los que puedan ser reutilizados”.

Para llegar al punto en que las empresas puedan generar y consumir energía limpia, es necesario el primer paso, que es la inversión. “El sector privado ha actuado con buena fe en la implementación de acciones que generen un bienestar social y medioambiental, trabajan en ello y como muestra está el desembolso en investigación, aunque también es cierto que se debe invertir aún más en proyectos de menor escala, generadores de energía, como las celdas fotovoltaicas y las turbinas eólicas, que traen grandes beneficios donde son utilizadas”.

FOTO: DREAMSTIME

El presidente del Conieco asegura que para que los objetivos del acuerdo de París se cumplan, y que a su vez se generen cambios beneficiosos para todos, es necesario que los sectores público y privado trabajen en conjunto. “Concretar alianzas y acuerdos con los gobiernos estatales, locales y el Federal es clave para que los proyectos en los que estamos trabajando puedan darse de manera productiva, aunado a que el gobierno establezca normativas más flexibles para comenzar a trabajar.”

En ese sentido, el entrevistado retoma el ejemplo del sector de la construcción, ya que sufre de una alta complejidad para iniciar procesos con las dependencias. Asegura que las dificultades se reflejan en una tramitología innecesaria y abrumadora, “claro es que buscar una simplificación en los procesos administrativos no implica que la ley se deba de doblegar a los intereses particulares, simplemente se solicita aligerar la ruta de trámites para acceder a los permisos”.

Es sabido que quienes tienes mayor posibilidad de lograr lo antes mencionado son las grandes empresas, razón por la cual es necesario que las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) accedan y tengan facilidades para hacerse de financiamientos que les permita consumir energía limpia o generarla.

Para finalizar, el entrevistado añade que “necesitan invertir en fuentes alternativas, eso permite que su gasto al consumir combustibles fósiles disminuya. Son las pequeñas y medianas empresas quienes se encuentran en cierta desventaja por la accesibilidad de recursos. Es aquí donde deben recurrir a financiamientos para ser más competitivas, es necesario que se arriesguen”, concluye.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: