Compras de gobierno motor de la economía

Publicado Por

DesastresEl mundo de los negocios no es nada fácil: los problemas de la crisis económica, la mayor competencia y los retos de la globalización son situaciones que a diario enfrentan las empresas mexicanas —de todos los tamaños y en todos los sectores— para continuar en operación. Por lo anterior, el gobierno representa uno de los grandes aliados de la iniciativa privada, ya que es un cliente potencial para la comercialización de una gran cantidad de productos y servicios.

Las compras de gobierno, tanto en el ámbito Federal como en el local, significan una herramienta importante para el desarrollo de las empresas en el país y el impulso de la economía nacional. A nivel Federal, el mercado de adquisiciones públicas tiene un valor de aproximadamente 700 mil millones de pesos, de los cuales 150 mil millones son adquisiciones que pueden llevarse a cabo a través de pequeñas y medianas empresas (Pymes), afirma Miguel Villegas Lerdo de Tejada, secretario ejecutivo de la Comisión Intersecretarial de Compras y Obras de la Administración Pública Federal a la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, de la Secretaría de Economía (SE).

“El programa de compras de gobierno es una gran iniciativa presidencial, en el sentido de que utiliza las compras del sector público como una herramienta para el desarrollo de las empresas y no solamente como un trámite administrativo más. Que realmente las compras puedan dirigirse a aquellas empresas que generan empleos en el país, impulsan la producción y tienen un contenido nacional importante, es una gran estrategia”, asegura.

El Ejecutivo Federal tiene a disposición del sector privado el Sistema Electrónico de Contrataciones Gubernamentales (Compranet), así como la página de Internet de la SE www.comprasdegobierno.gob.mx, donde las compañías pueden encontrar información respecto a la demanda de productos y servicios del sector público, así como las condiciones de los procesos de licitación para dichas adquisiciones. La información es principalmente federal, aunque se pueden encontrar distintas opciones estatales.

José Centeno

Dónde buscar

“Es un portal donde las empresas pueden encontrar información de todas las administraciones vigentes en este momento, en cualquier rubro. Y las compañías también se pueden registrar para recibir boletines electrónicos a partir del giro de la empresa”, detalla Villegas.

Actualmente, la SE trabaja en una estrategia de mediano y largo plazos para integrar el portal de compras de gobierno con Compranet, que incluye las licitaciones de estados y municipios, además de permitir la realización de transacciones en línea, lo que actualmente no ocurre. Lo anterior con el objetivo de que toda la información y procesos se concentren en una sola herramienta que facilite su operación.

“Por ley, Compranet es el sistema de contrataciones públicas del país; pero como está actualmente, es obsoleto, lo que ha sido dicho por la propia Secretaría de la Función Pública. Solamente es un depósito de información, pero no es un sistema transaccional en el que los proveedores puedan cotizar y vender. Entonces, lo que se va a hacer a partir de agosto es tener ya este sistema transaccional y lo vamos a ir instalando en cada una de las dependencias”, indica el funcionario.

El sector gubernamental es un mercado potencial para todo tipo de empresas, ya que presenta oportunidades en todos los sectores, desde uniformes, artículos de limpieza, papelería, medicamentos y material de curación, hasta equipos de cómputo y servicios de informática, equipo industrial y material químico, entre otros.“Hay una gama muy amplia: el gobierno compra desde una goma hasta un avión, pero también borregos, trajes de baño y cualquier cosa en que se pueda pensar. Es un mercado inmenso”, reconoce Villegas.

 

SOCIOS LOCALES

Círculo virtuosoSi bien el gobierno Federal es el cliente por excelencia, los estados y municipios también pueden ofrecer oportunidades muy importantes para el sector privado a través de licitaciones nacionales. Esto, debido principalmente a que a nivel Federal el gobierno está obligado a considerar licitaciones internacionales bajo los lineamientos de los tratados de libre comercio, mientras que los estados no tienen ningún compromiso al respecto, por lo que pueden apoyar en mayor medida a las compañías mexicanas por medio de licitaciones nacionales.

“Con los estados pasa algo curioso. No están obligados a seguir las disposiciones de los tratados de libre comercio, de manera que no están forzados, bajo ninguna circunstancia, a hacer licitaciones internacionales. Así que ellos podrían —porque la ley se los permite—, comprar todo lo que exista en fabricación en el país, en licitaciones de carácter nacional”, enfatiza al respecto José Antonio Centeno Reyes, presidente de la Rama Industrial 12, Fabricantes de Material de Curación para el Sector Industrial Médico, de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Impulsar este tipo de licitaciones ayudaría a fortalecer la industria nacional y el desarrollo del mercado interno, en lo que sería un círculo virtuoso en beneficio tanto de la iniciativa privada como del propio sector gubernamental.

Por su parte, Edgar Ubbelohde, presidente de la Comisión de Compras de Gobierno de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), destaca la importancia que tienen las compras de gobierno para el desarrollo de las entidades. “Todo va en proporción, porque incluso las compras más pequeñas son importantes para el desarrollo de las localidades. Lo relevante es que se haga un esfuerzo para que los recursos, al final, se queden en las ciudades y se detone la economía local”, menciona.

INFORMACIÓN DEL MERCADO

Para saber cuáles son los productos y servicios que requieren los gobiernos locales, y cuáles son las licitaciones públicas en marcha, los empresarios deben consultar la legislación y reglamentos de cada entidad, así como las gacetas oficiales y las páginas de Internet de los estados y municipios, ya que las administraciones locales, particularmente los estados, tienen sus propias leyes de adquisiciones. Algunas entidades que han ajustado su legislación hacia las disposiciones federales pueden publicar sus procesos de adquisición en Compranet pero, generalmente, es necesario consultar en cada entidad.

“Algunas compras estatales, por algunos programas de participación, tienen fondos federales también, y estas licitaciones sí se publican en Compranet, y algunas otras que son completamente estatales también las han subido al sistema; pero la verdad es que no son las más, de manera que sí hay que estarlas rastreando en los portales de las dependencias y en las gacetas o periódicos oficiales, pero ya como una búsqueda muy específica, porque no hay un sitio consolidado, como lo es Compranet en el caso del gobierno Federal”, advierte Ubbelohde.

SANA COMPETENCIA

Otra ventaja de la apertura de los procesos de licitación del sector público es la competencia que genera en distintos sectores, y que permite que las dependencias gubernamentales obtengan precios más accesibles y mejores condiciones de compra, sin comprometer la calidad y seguridad de los mismos.

“Allí habría una gran oportunidad si los estados se propusieran impulsar el desarrollo interno; podrían hacerlo, no tienen ninguna otra restricción. Si hicieran un análisis observarían que no necesitan salir, porque aquí están los productos con los precios, el servicio y la calidad que requieren. El costo-beneficio es muy amplio”, puntualiza Centeno Reyes.
</div>

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: