Detonan empleo a travéz de la industria

Proyectos bien planeadosDe 2008 a la fecha, el Programa para la Creación de Empleos en Zonas Marginadas (PCEZM) ha cambiado la vida de 5,572 familias de los estados de México, Hidalgo, Guanajuato, Yucatán y Michoacán, que hoy cuentan con un ingreso formal que les permite mejorar su calidad de vida.

El Programa es operado por la Secretaría de Economía (SE), fue creado por decreto presidencial y está dirigido a aquellas poblaciones con menos de 50 mil habitantes, como lo explica en entrevista Miguel Guevara, director general para el Desarrollo Empresarial y Oportunidades de Negocios de la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa de la dependencia federal.

“Es un programa que se pensó para apoyar a la población que se encuentra en zonas marginadas, a partir del Decreto del 4 de marzo de 2008. Es un decreto presidencial y obviamente está ligado al Plan Nacional de Desarrollo para este sexenio, para desarrollar de manera integrada el factor humano de forma sustentable y tratando de brindar empleos formales y un ingreso digno, e incrementar el nivel de calidad de vida de la población en esas zonas.”

Miguel GuevaraDe acuerdo con información del Consejo Nacional de Población (Conapo), la mayor incidencia de marginación en México se da en municipios con población predominantemente indígena, ya que 93.6 por ciento de éstos tienen un grado de marginación alto o muy alto, y es por ello que constituyen el foco de atención de la SE.

Guevara indica que el Programa está pensado para la construcción de naves industriales, es un paquete integral de financiamiento con algunas condiciones preferenciales y básicamente los requisitos son: estar ubicado en una zona de alta o muy alta marginación, que sea una población de hasta 50 mil habitantes y donde haya interés de alguna empresa para invertir, alguna compañía de tipo industrial o comercial, básicamente.

Además de la operación de Economía, también participan en el Programa la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que a través del Servicio de Administración Tributaria (SAT) apoya en la deducción de impuestos; la banca de desarrollo; el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto Nacional de Fomento a la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit), éstos dos últimos en el reembolso de cuotas obrero patronales; y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), con el otorgamiento de becas de capacitación.

De acuerdo con el decreto que dio origen al Programa, los contribuyentes que se adhieran a éste podrán recibir financiamiento de la banca de desarrollo en condiciones preferenciales, a un plazo de 10 años, para la construcción de naves industriales o la adquisición de maquinaría y equipo.

También podrán obtener apoyos a través de la banca de desarrollo para la creación y mantenimiento de estancias infantiles y guarderías de los trabajadores, mediante créditos indirectos hasta por 50 mil pesos, con tasa fija de 9 por ciento anual.

Adicionalmente, serán acreedores de financiamiento para la adquisición y renovación de transporte del personal de los centros productivos, por el equivalente a 3 millones 260 mil unidades de inversión, a plazo de cuatro años.

A través de la Sociedad Hipotecaria Federal, los trabajadores podrán obtener financiamiento para proyectos de autoconstrucción por hasta 56 mil 400 pesos; para mejoramiento de vivienda, por 30 mil 600, o para la adquisición de lotes de terreno con servicios públicos por 70 mil 500 pesos.

De la misma manera, los contribuyentes que se adhieran al Programa recibirán becas de capacitación por un monto de dos salarios mínimos mensuales de la zona geográfica de la localidad, a cargo del Programa al Empleo de la STPS.

Por conducto de la SHCP, y para fines del Impuesto Sobre la Renta (ISR), podrán obtener deducciones de hasta 100 por ciento en la adquisición de activos fijos y la devolución de cuotas obrero patronales al IMSS y el Infonavit.

MÁS RECURSOS EN 2012

BordadorasEl responsable del Programa destaca que hasta 2011 se contó con recursos por 188 millones de pesos (mdp), y para este año el Congreso de la Unión autorizó un monto de 106 millones.

Adicionalmente, detalla que con el impulso a este Programa, en 2011 se creó en Guanajuato una planta de la firma Procter & Gamble, con una aportación de 42 mdp, para producir 1,800 millones de rastrillos de exportación, que da empleo directo a 1,700 trabajadores y cerca de 2,300 indirectos.

Otro caso fue el de Tejidos de Yucatán, con un impacto de 1,200 nuevos empleos, y uno más del ramo alimenticio en Hidalgo, con la generación de 200 plazas laborales formales. Para este año están en puerta dos proyectos, uno en Chiapas por 50 mdp para establecer una planta productora de cemento, que podría generar 180 empleos, y otro en Guanajuato por 5 mdp, para la generación de 250 empleos.

El funcionario de la SE explica que para allegarse de los recursos del PCEZM es necesario que el o los interesados presenten un proyecto viable, un plan de negocios, proyectos arquitectónicos e ingenieriles y los permisos correspondientes.

Admite que algunas veces la respuesta de la Subsecretaría puede tardar, toda vez que la revisión de los requisitos es rigurosa, ya que debe haber garantías de que el proyecto efectivamente va a generar empleos permanentes.

Los canales para presentar proyectos son las Secretarías de Desarrollo Económico de los estados, la Subsecretaría para la Pequeña y Mediana Empresa de la SE y los 200 Centros México Emprende en todo el país, muchos de ellos ubicados en las Cámaras empresariales y sus representaciones en las entidades federativas. Los gobiernos municipales participan a través de la detección y promoción de proyectos en sus localidades, toda vez que son los más cercanos a la población objetivo.

De esta forma, Miguel Guevara hace un llamado a los gobiernos estatales y municipales a acercarse al Programa: “Que los alcaldes, los presidentes municipales en las localidades que cuenten con una zona marginada y estén promoviendo algún proyecto, se acerquen con nosotros para trabajar coordinadamente y colaboremos para llevarlo a cabo”.

El Programa, como muchos otros del Gobierno Federal, está sujeto a la revisión y supervisión de otras instancias, como el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), que en su reciente valoración recomendó intensificar las acciones del mismo y plantear metas más exigentes.

A este respecto, Guevara explica que se necesitan proyectos viables y recursos, pero admite que en la medida en que se tengan resultados exitosos se pedirá al Congreso de la Unión un mayor presupuesto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: