Edificios Ecológicos, en tiempo récord.

En ocasiones, llevar a las comunidades más apartadas el material que se requiere para construir una vivienda, una escuela o una clínica representa un desafío enorme, debido a las dimensiones y al peso de algunos de los insumos. Asimismo, la mano de obra es más costosa y los gastos de transportación merman la factibilidad de los proyectos.

Escuela _o13No obstante, existen opciones en el mercado que les permiten a los gobiernos locales construir casas y edificios públicos sin tener que preocuparse por este tipo de inconvenientes. Ricardo de la Concha, director de la empresa GMI, explica que un ejemplo son los sistemas de edificación modulares, los cuales utilizan piezas prefabricadas hechas de acero de alta resistencia rolado en frío, una técnica que garantiza la solidez y la ligereza de los inmuebles.

El directivo refiere que la instalación es muy parecida a los juegos de bloques armables para niños, ya que las piezas están diseñadas para ensamblarse con tornillos sin mayor dificultad. Según el tipo de edificación que se vaya a construir, se utiliza concreto y otros materiales para aislar el sonido y la temperatura.

Gracias a este método es posible levantar una casa en sólo cinco días, es decir, hasta 75 por ciento más rápido que con los métodos convencionales.

HABITANTES, LA FUERZA DE TRABAJO.

De la Concha explica que una de las principales ventajas, en el caso de las viviendas, es que las personas que van a habitar las pueden construirlas sin necesidad de albañiles o de personal especializado. Con respecto a los inmuebles para uso público, como clínicas, oficinas o escuelas, la fuerza de trabajo también puede ser local.

Lo único que se requiere es que una persona se encargue de guiar los trabajos y de resolver las dudas que puedan surgir mientras se ensamblan las piezas, lo cual permite que la economía de una población pequeña no se vea comprometida, pues la mano de obra la ponen los ciudadanos.

Aunque se trata de edificaciones armables, el empresario aclara que difícilmente padecen los estragos de sismos, rachas de vientos fuertes o temperaturas extremas. Además, muchas cuentan con garantías hasta por 25 años.

CONSTRUCCIONES «VERDES»

Ricardo de la Concha_o13Otra ventaja es que las estructuras tienen buen nivel de aislamiento térmico y acústico, que mejora las condiciones de habitabilidad. Asimismo, este sistema innovador dificulta la reproducción de microorganismos que causan el moho, por lo tanto su mantenimiento no requiere de mayor esfuerzo.

Gracias a sus características, los módulos prefabricados también son idóneos para habilitar baños comunitarios en regiones que carecen de fuentes de abastecimiento de agua, así como comedores públicos y albergues en zonas de desastre. Ricardo de la Concha refiere que las piezas utilizadas en los refugios pueden emplearse en otras obras, de tal manera que nada se desaprovecha.

Este sistema de construcción se lleva muy bien con la sustentabilidad, ya que se le pueden adaptar paneles fotovoltaicos, generadores eólicos, biodigestores, Lo que se puede hacer _o13biofiltros y captadores de agua pluvial, entre otros dispositivos ecológicos, capaces de aprovechar al máximo los recursos naturales en beneficio de quienes ocupen el inmueble. “Esto garantiza que las comunidades carentes de servicios básicos como electricidad, agua o drenaje, puedan vivir de manera digna”, apunta el directivo.

Un ejemplo de lo anterior es el municipio de San Joaquín, Querétaro. En abril de 2012 se construyeron más de 200 viviendas con materiales prefabricados en 40 localidades de dicha demarcación, como parte del programa Soluciones, de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del estado.

DE LA MANO CON GOBIERNOS

ssa_o13Ricardo de la Concha explica que no hay límites para este método de edificación, ya que se puede emplear en cualquier diseño arquitectónico. También comenta que existen esquemas de asesoría, asistencia técnica y diseño de proyectos para los ayuntamientos que así lo requieran.

El directivo refiere que los proyectos con los gobiernos locales se ejecutan bajo las normas de construcción que establecen las dependencias locales de cada entidad, lo cual garantiza la funcionalidad de los inmuebles.

“Hemos trabajado con este sistema constructivo en casi toda la república, principalmente en comunidades de Oaxaca y Querétaro”, detalla De la Concha, y apunta que luego de los sismos de marzo de 2012, que provocaron afectaciones en algunas comunidades oaxaqueñas, se construyeron 5,951 techos y 1,055 casas prefabricadas en más de 30 municipios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: