Gobiernos pioneros en aplicaciones móviles

Publicado Por

En México eAplicaciones, Móviles, Gobiernosxisten alrededor de 40.6 millones de personas que se conectan a Internet, de las cuales, más de la mitad lo hace a través de smartphones o tabletas digitales, según datos de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci). Y aunque la cifra de usuarios móviles va en aumento, aún son pocos los gobiernos locales que atienden las demandas de los ciudadanos mediante aplicaciones móviles, conocidas como apps.

Alejandro García Romero, coordinador del Laboratorio UNAM Mobile, un centro especializado en investigación y desarrollo de software para teléfonos móviles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), refiere que el estado de Coahuila fue pionero en el uso de este tipo de herramientas, al lanzar una mediante la cual el entonces gobernador interino Jorge Torres López, daba cuenta de sus acciones a los coahuilenses.

Poco a poco, las apps ganan adeptos entre los gobiernos locales. Recientemente, el gobierno del Distrito Federal (GDF) puso a disposición de los capitalinos la aplicación Mi Policía, la cual le permite al usuario encontrar en un mapa la ubicación del jefe de cuadrante más cercano y contactarlo vía telefónica para reportar cualquier ilícito.

Otro ejemplo es Chihuahua en tu Móvil, mediante la cual los habitantes de la ciudad de Chihuahua pueden consultar a asesores en línea capacitados para resolver cualquier duda sobre los servicios que ofrecen las dependencias municipales. Asimismo, pueden ver el Mapa de Promoción Económica que facilita la localización de diversos negocios en la entidad, desde un banco hasta un puesto de tacos.

HACIA LA INTERACCIÓN

García Romero explica que las instituciones públicas pueden utilizar las aplicaciones móviles para informar, proporcionar algún servicio y para automatizar los procesos internos de algunas dependencias. El experto asegura que el reto actual consiste en lograr que pasen de ser meras herramientas informativas a soportes completamente interactivos.

“Actualmente se puede ver desde un smartphone la dirección y los requisitos para cierto trámite, pero aún hace falta que, a través de una app, los usuarios se puedan conectar directamente a un sistema que les ayude a programar una cita en el lugar y la hora que ellos elijan”, apunta. En ese sentido, Daniel Martínez Landeros, director general de la firma desarrolladora de softwareFuturo Móvil, agrega que estas herramientas pueden ser muy útiles para agilizar los trámites de las dependencias municipales.

García Romero dice que un buen ejemplo es el pago de la tenencia vehicular. Para realizar esa contribución, los ciudadanos necesitan tramitar, desde una computadora, un número de captura que deben mostrar en el banco al momento de efectuar el pago. Dicho código se podría generar a través de una aplicación móvil desde un teléfono inteligente.

“El tiempo es muy valioso para el ciudadano y para los gobiernos, por lo tanto las apps pueden ayudar con algunas gestiones. En la actualidad hay más teléfonos móviles que computadoras, eso le facilita a los usuarios y a las dependencias echar mano de las aplicaciones sin mayores inconvenientes”, asegura.

LAS OPCIONES

Daniel Martínez explica que, antes de desarrollar una herramienta de este tipo, los gobiernos municipales deben tener en cuenta algunos aspectos, como la confidencialidad de los datos personales de los ciudadanos, de tal manera que la información que proporcionen a través de sus dispositivos electrónicos esté debidamente protegida, así como el costo por el desarrollo y mantenimiento del software.

Actualmente existen empresas que conocen el mercado y pueden ofrecer sus servicios a los gobiernos locales. El precio puede variar en función del tipo de herramienta que se requiera, ya sea desde un proyecto que concluye con la entrega y puesta en marcha de la aplicación, hasta aplicaciones que necesitan de mantenimiento y actualizaciones constantes.

“Si se trata de algo sencillo, el cliente puede hacer las actualizaciones pertinentes con su propio personal, pero si la app debe actualizarse constantemente, existe la posibilidad de firmar contratos anuales mediante los cuales los desarrolladores brindan el mantenimiento que cada una requiere”, explica.

Un ejemplo es la aplicación San Pedro Móvil, que fue elaborada por personal del ayuntamiento de San Pedro Garza García, Nuevo León, por lo que no se tuvo que contratar a ningún desarrollador privado. Se trata de una aplicación mediante la cual los ciudadanos pueden recibir noticias, mensajes directos del municipio, conocer los teléfonos de emergencia y realizar reportes de servicios primarios y de seguridad.

Los gobiernos locales que no disponen de los recursos para contratar a un desarrollador privado pueden llegar a acuerdos con universidades o centros de investigación, los cuales analizan las necesidades que las dependencias requieren solventar. Con base en lo anterior, se elabora un presu- puesto y cuando el convenio esté firmado se desarrolla el software. Alejandro García recomienda que sea un acuerdo por dos o tres años, cuando menos, para brindar un mantenimiento óptimo de las aplicaciones.

Los especialistas refieren que otra manera de financiar el desarrollo de una aplicación móvil consiste en desarrollar un proyecto bajo el modelo de Asociación Público Privada (APP), mediante el cual, la entidad de gobierno se asocie con alguna empresa desarrolladora de tecnología para que el particular diseñe y opere la aplicación. El costo será cubierto por la dependencia pública en un periodo determinado.

También explican que, en función del tipo de acuerdo que establezcan los gobiernos locales con los desarrolladores de software, las dependencias públicas tienen la posibilidad de encargarse de operar por cuenta propia las herramientas o delegar esa responsabilidad a empresas o instituciones académicas. Alejandro García detalla que la segunda opción hace más fácil optimizar las aplicaciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: