¿Qué necesito para ser alcadesa?

Publicado Por

Baja participaciónLas mujeres en México aún deben enfrentar más retos que los hombres para llegar a una alcaldía. Sin embargo, la iniciativa SUMA impulsa un programa de capacitación integral ex profeso que considera desde aspectos personales hasta económicos y de estrategia política. En el país sólo 5 por ciento de las alcaldías están gobernadas por mujeres, según cifras oficiales.

A pesar de “las cuotas” ya establecidas en la ley para que los partidos políticos capaciten e impulsen la participación de mujeres en las contiendas electorales y cargos públicos —como las presidencias municipales— las aspirantes requieren varias herramientas y técnicas, pues se enfrentan a obstáculos mayores que los hombres, afirma Emilliene de León, coordinadora de Fortalecimiento de Liderazgo de la iniciativa SUMA Transformando para la Igualdad.

“Existen obstáculos culturales por los cuales, a veces, una mujer que llega a ser candidata a presidenta municipal pues es vituperada con mucha facilidad, sin argumentos sólidos de si está realizando bien o no su trabajo. Entonces necesitamos que ellas vayan con muchísimas más fortalezas para ejercer ese trabajo”, afirma la experta.

DESDE EL PROPIO PARTIDO

SillasEl primer paso es apoyar a las mujeres a tomar la decisión de lanzarse por una candidatura por su respectivo partido político. Para ello, SUMA —conformada por Equidad de Género: Ciudadanía, Trabajo y Familia A.C; el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir; los organismos Liderazgo, Gestión y Nueva Política S. C; Mujeres Trabajadoras Unidas A.C. e Inclusión Ciudadana— trabaja desde la base con un tema que se denomina Plan de Vida, con lo que las mujeres pueden elaborar un plan que tome en cuenta, en inicio, la conciliación familia-trabajo, que en muchos casos representa un conflicto para ellas.

Asimismo, en lo que se refiere a la fortaleza interna, es importante abordar la confianza de las capacidades de la persona y la importancia de hacerse escuchar, además de analizar las inseguridades que se puedan tener para superarlas. “Son aspectos

como estos lo primero que tenemos que considerar, porque a veces los obstáculos inician por la propia mujer”, refiere Emilliene de León.

Otros aspectos de capacitación para las futuras alcaldesas son: la agenda económica de las mujeres, liderazgo y negociación, así como presencia en medios de comunicación. En el caso del tema económico, el objetivo de SUMA es apoyar a las candidatas y potenciales funcionarias electas, para que a futuro puedan incorporar uno o dos temas de la agenda económica de las mujeres y promoverla en sus respectivos municipios o comunidades como un tema propio de trabajo.

“La propuesta va encaminada a que se desarrollen políticas públicas y leyes que tengan presente cuál es la realidad económica de las mujeres. Dado que el empoderamiento económico de éstas todavía no es una realidad, hay que luchar y legislar para ello”, advierte Lucía Pérez, asesora de SUMA.

Ellas son responsables del trabajo doméstico no remunerado y, además, en muchos casos son responsables del sustento de sus hogares, lo que significa una brecha importante respecto a las condiciones de los hombres en el aspecto económico, refiere la experta.

Pérez advierte, asimismo, que frente a dicha situación 63 por ciento de las mujeres que laboran lo hacen en el mercado informal, ya que esto les permite un manejo más flexible de sus tiempos para atender los deberes de la familia y obtener un ingreso; pero, también implica la falta de acceso a los servicios y beneficios de la seguridad social.

Por otra parte, en el tema de liderazgo y comunicación, las acciones de capacitación se enfocan a la elaboración de discursos, del manejo de la argumentación, de presencia en los medios y técnicas de negociación.

Arturo García, también asesor de SUMA, destaca la importancia de que las sociedades modernas cuenten con procesos de diálogo y de entendimiento, de tal forma que las diferencias puedan ser resueltas de manera cordial y equitativa. “Es lo que se llama ganar- ganar, tratando de enriquecer las alternativas para que en la medida de lo posible ambas partes puedan maximizar sus intereses.”

Otro punto en el tema de la comunicación es la construcción de redes sociales, que no sólo se refiere a los medios electrónicos, sino a la búsqueda de alianzas con todas las personas y grupos que participan en el partido. “Aquí también es importante ser congruente con quién eres, cómo eres y cómo debes presentarte, saber que todo acaba siendo un signo en la comunicación. Entonces, tengo que ser coherente con lo que quiero transmitir, lo que quiero decir y con quién soy yo, y qué autoridad tengo para decir lo que estoy diciendo”, asegura el experto.

Además de la preparación que se requiere desde el ámbito personal y económico, las mujeres deben atender, por supuesto, todo lo que se refiere a los estatutos de sus propios partidos políticos, así como las reglas electorales a nivel local y también sobre los mecanismos legales potenciales que podrían promover ante el Tribunal Electoral.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: