Recupere los adeudos fiscales.

RevisiónUno de los problemas más comunes de las haciendas estatales es el de mantenerse al corriente en la recaudación de impuestos. Pueden pasar meses e incluso años, sin que alguna persona física o moral cumpla con sus obligaciones fiscales y sin que ninguna autoridad le apremie a corregirse.

Cuando se detecta un caso como ese, lo más natural sería ir inmediatamente a reclamarle al contribuyente para que regularice su situación, sin embargo no es tan sencillo. Las leyes estatales establecen plazos para que la autoridad pueda exigir el pago de los gravámenes atrasados antes de que la deuda prescriba. Si las haciendas locales advierten la omisión fuera de tiempo, ya no pueden cobrar.

En la mayoría de los estados y municipios existen casos de sujetos obligados a quienes, por alguna razón, no se les ha demandado que asuman sus compromisos tributarios. Raúl Bolaños, socio de Impuestos y Servicios Legales de la firma consultora PwC, explica que esos casos conforman la denominada cartera pendiente de cobro.

El especialista comenta que las razones por las cuales la autoridad no ejerce todas sus potestades para retener los impuestos pueden ser muchas, pero de entre todas, destacan las motivaciones políticas y electorales.

“Es un círculo vicioso. Si al contribuyente no le apremian, no paga y si ve que la autoridad no hacen nada, menos cumplirá. Por otro lado, ésta llega a ser reticente en la exigencia de las obligaciones fiscales, porque presume que podría haber descontento social, el cual se traduciría en votos de castigo para el partido que gobierna.”

EVALÚE CUENTAS

Raúl BolañosBolaños comenta que esta situación no beneficia en nada a los gobiernos locales, pues se trata de dinero que demora en ingresar a las arcas, y en algunos casos, ni siquiera Raúl Bolaños. llega a entrar. Para evitarlo se recomienda a las tesorerías elaborar un análisis de cartera pendiente de cobro, acompañado de estrategias de recaudación efectivas.

“Este análisis consiste en revisar la información de las entidades federativas para detectar cuáles son las cuentas que aparecen como no recuperadas y las razones por las cuales no se les ha dado seguimiento, además de los casos en los que ya se les informó a los contribuyentes que tienen un adeudo”, apunta Bolaños.

Con base en dicha revisión, el siguiente paso consiste en identificar las cuentas que ya prescribieron. Esas se excluyen porque la autoridad ya no tendría posibilidad de cobrarlas por la vía legal. Raúl Bolaños sostiene que, para evitar gastos innecesarios, lo más recomendable es que se cancelen dichas cuentas. Las que no han prescrito se revisan para verificar si no han sido cubiertas, si ya se inició algún tipo de gestión o si se encuentran en litigio.

AVISOS CORRECTOS

Una vez que se termina el análisis de todos los pendientes, se formulan recomendaciones a los gobiernos para hacer más eficiente la cobranza, como notificar correctamente los adeudos. El consultor hace ver que, en muchas ocasiones, las instituciones fiscales han perdido litigios porque no se hizo un adecuado aviso a los morosos.

Un aviso sin la firma de la autoridad correspondiente, que el notificador acuda al domicilio de la persona física o moral sin identificación, o no dejar un citatorio en caso de que ésta no se encuentre, son algunas de las razones por las cuales la exigencia de pago puede ser invalidada legalmente en los tribunales.

Adiós a los morosos“Si la notificación no está bien hecha, eso basta para que se anule el cobro, de tal suerte que todo lo hecho por las instancias recaudadoras hasta el momento de dar el aviso se vuelve improcedente. Eso obliga a que se me informe de nuevo. Si el juicio demora seis meses, un año, o hasta año y medio, es posible que el asunto haya caducado y entonces, cuando se haga la notificación adecuadamente, yo voy a alegar que ya se pasó el periodo legal”, detalla.

Otra sugerencia consiste en diseñar protocolos de capacitación para el personal que visita los domicilios, desde cómo deben presentarse ante el contribuyente, qué deben hacer al momento de entregar el requerimiento, cómo se debe llenar la hoja de recibo, qué hacer si el ciudadanono la quiere llenar o si no se encuentra en casa, entre otros aspectos.

Asimismo, si las autoridades lo consideran pertinente, pueden contratar los servicios de una firma consultora para asesorar a los funcionarios en todo el proceso, desde el análisis de la cartera pendiente de cobro, la capacitación de los notificadores y la evaluación de los procesos de cobranza.

El especialista hace ver que la falta de atención a los morosos repercute de manera negativa en la disponibilidad de recursos de los estados y municipios, ya que en la medida en que menos impuestos ingresena las arcas, los gobiernos locales tienen menos margen de maniobra y se vuelven más dependientes de las participaciones federales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: