Robots para monitorear tuberías

La detección de fallas en los sistemas de drenaje y agua potable es un proceso complicado que en ocasiones implica romper las calles. Para facilitar la tarea, en el mercado existen equipos de inspección manejados a distancia.

FOTO: DREAMSTIMEtuberias1

Reparar las redes de distribución de agua potable o drenaje puede ser un dolor de cabeza para las administraciones locales, ya que representa un alto costo económico y, en muchas ocasiones, sólo excavando es posible hacer una revisión, lo que también resulta costoso y hasta contraproducente; además, las obras de resarcimiento pueden demorar varios meses, lo que ocasiona molestias. Sin embrago, los gobiernos municipales pueden acceder a soluciones que les ayuden a prever este tipo de accidentes y ahorrar recursos en la solución. Se trata de robots de inspección de tuberías dotados de cámaras de video.

AMPLIO ABANICO

Jorge Gaitán Martínez, gerente General de la empresa GRHidro, una compañía mexicana proveedora de este tipo de soluciones, menciona que dicha tecnología es capaz de introducirse a cualquier tipo de conducto y hacer una revisión visual del estado que guarda la infraestructura. Gracias a esta virtud, es posible identificar derrumbes, raíces tuberias2de árboles que hayan penetrado en el tubo y cualquier tipo de desperfectos. Dichos aparatos están conectados a un cable de fibra óptica que llega a la superficie, el cual transmite las imágenes en alta resolución a una pantalla de monitoreo. La información recolectada durante el recorrido se almacena en un disco duro para un análisis posterior que puede archivarse para futuras consultas.

El directivo afirma que existen varios tipos de sistemas de inspección. El más simple consta de una cámara que es introducida por un cable de forma manual. Ese aparato puede operar en tuberías de 2 hasta 14 pulgadas de diámetro, aunque al tratarse de equipos pequeños, no alcanzan a identificar de manera precisa desperfectos en conductos de diá- metros más grandes.

Para esos casos existen dispositivos con diversos rangos de visión. Jorge Gaitán explica que también hay cámaras moto- rizadas, es decir, que están fijas a un pequeño tractor y que se manipulan como un carro de control remoto.

También hay aparatos con visión láser, los cuales permiten hacer un estudio de las redes de distribución de agua o drenaje para medir las modificaciones. En ocasiones dichas estructuras pierden su forma por la presión que reciben, ya sea por el flujo del agua, las condiciones físicas o por los automóviles que transitan sobre el asfalto, y el láser mide qué tanto se ha modificado la estructura del tubo.

Por otro lado, en el caso de las estructuras de drenaje, los aparatos pueden identificar la inclinación de la tubería para constatar si es la adecuada, ya que el agua se mueve por gravedad. En cuanto a los equipos más especializados, el directivo explica que existen vehículos con la capacidad de mover la cámara para realizar inspecciones más minuciosas, los cuales son monitoreados en tiempo real por unidades de análisis desde la superficie.

 

EFICIENTES Y SEGUROS

Aunque puede parecer una tecnología delicada por todos los aditamentos que incorpora, estos aparatos tienen una vida útil de hasta 10 años, lo cual dependerá de que se les dé un mantenimiento eficiente. Jorge Gaitán recomienda revisar los dispositivos por lo menos una vez al mes si trabajan intensamente.

Adicionalmente menciona que los recorridos que hacen los robots de inspección dependen del largo del cable incorporado, el cual puede ser de entre 90 a 120 metros, lo cual es suficiente, pues estas revisiones se hacen entre cada salida de tubería a través de las alcantarillas.

Los robots trabajan eficientemente sin importar las condiciones. Al ser introducidos en ambientes húmedos y llenos de gases volátiles, los equipos cuentan con una certificación internacional que garantiza su buen funcionamiento en ese tipo de ambientes, por lo tanto, las administraciones locales no deben preocuparse por ningún tipo de accidente que pudiera ocasionar la operación de dicha tecnología. Asimismo, agrega que existe capacitación para el personal de los organismos operadores de agua de los municipios para que puedan controlar adecuadamente los vehículos.

PARA TODOS LOS BOLSILLOS

tuberias4En cuanto al costo de este tipo de tecnología, Jorge Gaitán explica que el abanico de opciones es amplio, pues existen sistemas básicos desde 180 mil pesos hasta los que cuestan 5 millones de pesos (mdp).

Al respecto menciona que Guadalajara, Jalisco, fue una de las ciudades que en 2006 adquirió este tipo de mecanismos, y debido a las necesidades que esa metrópoli debe cubrir es que el ayuntamiento compró cerca de 17 cámaras de inspección, para lo cual se invirtieron cerca de 10 mdp.

Algunos municipios como Nezahualcóyotl, Estado de México, han adquirido equipos similares. Al respecto el alcalde de dicha demarcación, Juan Zepeda Hernández, comenta que la solución que imple- mentaron ha dado buenos resultados, ya que no se requieren hacer excavaciones para detectar los problemas de la tubería. “Muchas veces las brigadas del ayuntamiento tienen que cavar lo cual resulta más perjudicial”, afirma.

No obstante, explica que con los sistemas de detección remota se puede tener certeza de cuál es la deficiencia. “En Nezahualcóyotl utilizamos este equipo sobre todo en la red de drenaje que tiene más de 50 años, y así podemos tomar mejores decisiones sobre la reparación, lo cual contribuye a generar grandes ahorros a las arcas municipales.” El edil refiere que con esa ayuda es posible mejorar el programa de mantenimiento con diagnósticos certeros y comprobables.

Beneficios de la inspección remotatuberias5

Ayudan a prevenir rupturas en las tuberías

Facilitan la elaboración de un diagnóstico más certero de los problemas

No se requiere excavar para conocer los problemas

Permiten ahorros en la detección de las fallas de las redes

Duran hasta 10 años

Se adaptan a cualquier tipo de tubería

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: