Sare, adiós a la “tramititis”

Publicado Por

SobresalenMéxico ya tiene municipios de primer mundo en la apertura de negocios: hace dos décadas debía esperar hasta 100 días, visitar hasta 20 instancias de gobierno, realizar una larga lista de trámites y pagar “mordidas” que podían rebasar los 10 mil pesos; en cambio, actualmente un emprendedor puede ver cristalizado su sueño de inaugurar su negocio en sólo siete días y mediante seis trámites, lo que se ha logrado a través del Sistema de Apertura Rápida de Empresas (SARE).

De 2002, cuando se implementó el SARE, a la fecha, son 12 entidades federativas las que se encuentran en los mismos estándares de países como Japón, en lo que se refiere a facilidades para abrir un negocio.

Esas entidades son: el Distrito Federal, donde se requieren nueve días para abrir una empresa; Aguascalientes, Colima, el Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, San Luis Potosí, Morelos, Veracruz y Yucatán, con seis días, así como Nuevo León y Sinaloa con cinco días.

Además, el país ha acelerado la agilización de los trámites para que pueda abrirse una empresa, en comparación con los países emergentes con los que compite, pues en Brasil se demoran 119 días, en China 38 días, en Rusia 30, en la India 29 y en Sudáfrica 19 días.

Alfonso Carballo Pérez, director general de la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), asegura que el SARE ha logrado facilitar la entrada de nuevos participantes a los mercados, reduciendo los costos de entrada y la carga regulatoria, favoreciendo con ello el clima para hacer negocios en el país.

¿Con el SARE, en qué porcentaje se han reducido los trámites para la apertura de una empresa?

Alfonso CarballoVaría, hay casos que incluso, en términos de costos, si se monetiza, pueden hacer reducciones de 65 a 90 por ciento, es decir, 90 por ciento de recursos se libera y esto hace que el emprendedor, en lugar de destinar ese dinero al cumplimiento de la regulación, lo dedique a mejorar el negocio.

El funcionario destaca que en México no sólo se ha reducido el tiempo promedio para abrir una empresa al pasar de 35 días en 2007 a 14 en 2012, sino también el número de procedimientos de nueve a siete, y el costo promedio de 15.8 por ciento a 11.9 por ciento del Ingreso Nacional Bruto per cápita.

ANÁLISIS Y APROBACIÓN

El titular de la Cofemer precisa que de los 2,445 municipios que existen en el país, 207 son los que cuentan con un SARE. En éstos se aglomera 46 por ciento del total de la población y 56 por ciento de la producción nacional.

Destaca que 11 estados —Aguascalientes, Chiapas, Colima, el DF, el Estado de México, Guanajuato, Morelos, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa y Sonora— han instaurado un portal electrónico municipal para obtener la licencia de funcionamiento en línea —pre-registro/trámite completo. Sobre los requisitos que necesita cumplir una entidad para abrir un módulo o ventanilla del SARE en su región, Carballo Pérez expone que la Cofemer debe aprobar la instalación de un SARE en una región, para lo que primero firma un convenio de colaboración con el estado o municipio.

Posteriormente, personal de la Comisión realiza una visita de campo, recaba información para evaluar si hay viabilidad de un programa de esta naturaleza en la entidad interesada y, si es viable, se realiza el primer acercamiento con el alcalde, al que se le muestran los resultados del estudio y las posibles áreas de oportunidad que se pudieran tener con un esquema de apertura de empresas.

En ese momento se le solicita al edil que designe a un responsable y lo apodere para que coordine los esfuerzos al interior del municipio, con los directores de cada área que están relacionados para la aprobación de un negocio.

Después, la Cofemer hace un estudio más profundo para identificar todas las áreas de oportunidad en dicho ayuntamiento, y cuáles son aquellas que generan valor agregado y cuáles no, para determinar su verdadera vocación productiva.

CHIAPAS Y GUANAJUATO, EL EJEMPLO

Miguel Ángel corroAl hacer un recuento de los avances que se han tenido en el SARE, anota que, del día que se creó el sistema hasta hoy, se han abierto 292 mil 231 empresas y generado 778 mil 286 empleos, así como detonado más de 53 mil 90 millones de pesos (mdp) en inversión productiva.

Miguel Ángel Corro, director del Departamento de Economía y Finanzas del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Santa Fe, señala que si bien el SARE ha tenido buenos resultados, aún falta hacerle ajustes para que tenga mayores beneficios. Entre éstos, debe hacerse una alineación de los trámites federales, estatales y municipales, y trabajar más en las áreas de oportunidadque existen en cada entidad.

Explica que los trámites que se hacen ante el notario son fáciles, pero después son difíciles los que se realizan ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), porque aún y cuando una empresa todavía no cuente con su RFC, tiene que presentar informes al mes siguiente de la autorización de su apertura; éste es uno de los cuellos de botella a resolver, por ejemplo.

Pero aun y con esos problemas hay entidades que han realizado esfuerzos sorprendentes en agilizar los trámites para la apertura de las empresas, esos son los casos de Chipas y Guanajuato, anota.

En particular en Chiapas, ya se han instalado entre 15 y 17 módulos del SARE. Esta entidad le ha apostado a la apertura de negocios relacionados con el turismoy le ha dado buenos resultados, porqueestá atrayendo la mirada de los visitantes nacionales y extranjeros a su territorio.

José Juan Rosas Uribe, presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope), comenta que con el SARE se puede abrir una empresa hasta en cinco días, pero si se hace por la vía de las delegaciones, iniciar un negocio puede tardar hasta 45 días.

Comenta que a través del SARE, un emprendedor sólo debe llenar su solicitud para abrir la empresa, y posteriormente a que inicia operaciones, hay que cumplir los requisitos que solicita la delegación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: