Un futuro inteligente para ciudades

BrasilRío de Janeiro, Bra.- Imagine que puede olvidarse de los embotellamientos y que conoce la hora exacta en la que puede tomar el transporte público para trasladarse sin hacinamientos y llegar a tiempo a su destino. También imagine que si en su trayecto sufre algún percance, con llamar a un solo número se activarán mecanismos simultáneos para que en unos cuantos minutos llegue a usted asistencia médica, ayuda policiaca, apoyo de rescate o los tres.

Piense que si tuviera que ser trasladado a una clínica u hospital, antes de llegar ahí, el equipo médico ya tendrá a la mano su expediente y condiciones de salud, sin importar la institución de la cual usted sea derechohabiente, con lo que podrían atenderlo mejor.

Sistema de sistemasTodo esto sería posible, si en otro punto de la ciudad un experto detrás de un panel de controles y frente a mapas segmentados de toda la localidad, activa las alertas necesarias para que las personas indicadas se movilicen y actúen de inmediato a su favor.

Ahora cree otro escenario. Imagine que si sufre un robo, intento de robo o cualquier otra agresión, el delincuente fue grabado por una de las cámaras distribuidas a lo largo y ancho de la ciudad y que el mismo centro de control que monitorea la ciudad proveerá las imágenes a la policía, para que las cruce con toda la información disponible sobre la persona, independientemente de qué base de datos provenga: Ministerio Público, reclusorios, Policía Federal, policías locales u otra. Esa realidad, imaginaria en la mayor parte del planeta, es completamente posible si los gobiernos locales se lo proponen. ¿Cómo? Primero, con la adopción de tecnología, y después agregando inteligencia a esa tecnología.

Hoy en día existe un gran avance en la digitalización de servicios públicos, pero hace falta que todos esos servicios se integren en un solo sistema, de modo que cada dependencia pueda responder inmediata y coordinadamente a cualquier demanda de la población. Con dicha integración, la atención ciudadana se vuelve eficiente y permite a las autoridades crear modelos predictivos orientados a prevenir situaciones de riesgo. En otras palabras, se trata de crear un sistema de sistemas que dé lugar a una Ciudad Inteligente.

Samuel PalmisanoRecientemente, en Río de Janeiro, la firma IBM celebró su Reunión Internacional de Ciudades Inteligentes o Smarter Cities, donde expertos en todas las áreas de la administración pública, así como líderes de metrópolis, discutieron el futuro de las urbes, mismas que en 2050 concentrarán 70 por ciento de la población mundial y cuya realidad plantea un paradigma inevitable: pronto habrá 4 mil millones de personas de clase media y los gobiernos están obligados a ofrecerles servicios de calidad.

Desde hace tres años, IBM promueve en todo el planeta la iniciativa Smarter Cities, que consiste en que las poblaciones aprovechen la tecnología existente para disminuir los problemas de transporte, salud, seguridad y consumo de energía, entre muchos otros, y, a la vez, promover la innovación para una mejor calidad de vida.

“Estos grandes retos pueden resolverse con la adopción de soluciones tecnológicas y el liderazgo para lograrlo corresponde a los gobiernos”, enfatizó Ginni Rometty, quien este enero sucedió a Samuel Palmisano como CEO mundial de IBM.

En el caso de Brasil, dicho por los organizadores de la cumbre y por las autoridades locales de la sede, Río de Janeiro es la ciudad latinoamericana más avanzada en la integración tecnológica de servicios a la población. A esta misión se dedica el Centro de Operaciones de Río (COR), que comenzó funciones a principios de 2011 y que integra información proveniente de 30 dependencias gubernamentales.

El COR permitió atender en 2011 situaciones de emergencia derivadas de las lluvias, como deslaves e inundaciones. Desde ahí se emiten, las 24 horas del día, alertas climatológicas y se atienden llamadas de emergencia, a las que se da una respuesta coordinada. Otros proyectos que Río de Janeiro aplica para ser una CiudadInteligente tienen que ver con seguridad pública, ahorro de energía, logística portuaria, control de tráfico y manejo de aeropuertos y estadios.

Eduardo Paes, alcalde de Río de Janeiro, explicó que la ciudad se prepara para ser la sede del Mundial de Futbol, en 2014, y de las Olimpiadas, en 2016. Una de las acciones preliminares consiste en integrar la mayor cantidad de redes de información, que le permitan actuar con eficiencia ante sucesos inesperados y procurar mejores servicios públicos.

Otras ciudades de América Latina también han incorporado tecnología a su gestión. Ángel Bertolotti, vocero de Smarter Cities para la región, mencionó que en Lima, Perú, se interconectaron las instituciones públicas para ofrecer servicios automatizados a más de 60 mil hogares. En Sao Paulo, Brasil, se interconectó a los propietarios de 6 millones de vehículos con la entidad responsable del control de emisiones y las autoridades de tránsito.

Actualmente, IBM tiene más de 2 mil proyectos dentro del programa Smarter Cities en todo el mundo. Algunos ejemplos son:

1. Madrid que, en seguridad, ha interconectado la información de policía, bomberos y otras dependencias. Haber incorporado inteligencia al manejo de esta área ha dado como resultado una reducción de 21.3 por ciento del crimen en la ciudad,mientras que en el resto del país ha aumentado en 9 por ciento. Ello ha generado que en la actualidad 75 por ciento de la población evalúe bien los servicios públicos de combate a la delincuencia.

2. Singapur, una ciudad-Estado, que hace una regulación inteligente del tránsito, de aeropuertos y otros servicios. Hace un par de años empezó el programa One North para atraer talento a las áreas de Biotecnología y Tecnologías de la Información y así fomentar la creatividad e innovación.

3. Dentro de su estrategia, Singapur ha instaurado el Premio Nobel de las ciudades y el primero de ellos fue para Bilbao que, en sólo 25 años, provocó una revolución urbana: limpió la ciudad, construyó el metro y el museo Guggenheim. Aunque se revolucionó, no ha podido atraer y retener talento, es la siguiente fase en la que trabaja.

4. Estocolmo resuelve su elevada contaminación vehicular y frecuentes embotellamientos con un sistema de cámaras y sensores, que permitieron reducir en 18 por ciento la hora pico y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en 40 por ciento, además de que se incentivó el uso del transporte público para 40 mil usuarios diarios.

Centro de operaciones

PRIMEROS PROYECTOS EN MÉXICO

En nuestro país, la iniciativa Smarter Cities recién comienza a expandirse. En Guadalajara, un equipo de especialistas de IBM asesoró al gobierno local en lo relativo al control de transporte y logística para los Juegos Panamericanos, celebrados en octubre de 2011, informó Eduardo Gutiérrez, director comercial de la empresa en México.

En diciembre pasado, la compañía firmó un acuerdo con la Universidad de Guadalajara para desarrollar un Centro de Exploración de Ciudades Inteligentes, mediante el cual se prevé generar diversos proyectos en los niveles local y nacional.

En la actualidad se analizan posibles soluciones al problema de tráfico de ésa, la segunda ciudad mexicana más importante, pues circulan 1.7 millones de vehículos y su control deficiente hace que un recorrido de 17 kilómetros, de norte a sur, requiera más de una hora, problema que se replica y agudiza en otros lugares, además del Distrito Federal.

A nivel nacional, una de las áreas con más oportunidad de obtener beneficios, a través de la integración de sistemas, es la seguridad. En este campo, la firma tiene proyectos de colaboración con el Gobierno Federal, en aspectos como seguimiento de armas, autos y otros que están incluidosen los acuerdos de cooperación entre México y Estados Unidos.

Eduardo Gutiérrez considera que si bien México está rezagado con respecto a otros países y ciudades que ya construyen un futuro inteligente, “estamos avanzando en la sensibilización de los gobiernos sobre la importancia de mejorar la calidad de los servicios, a base de agregar inteligencia a las redes de información y bases de datos que ya existen en distintas dependencias públicas”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: