Pleno acceso a la información

Publicado Por

Los ArcosLa administración pública del municipio de Puebla se ha convertido en un foco de interés nacional al transformarse, en menos de dos años, en un gobierno cuya política pública de transparencia ha generado resultados positivos.
Esta localidad ha obtenido el reconocimiento de organismos ciudadanos por facilitar el acceso a la información pública a su población. Tan sólo la red Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra) y el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) ubican a la capital poblana dentro de los primeros cinco lugares de sus respectivas listas de evaluación.

Cimtra otorga una evaluación de 71.7 por ciento, lo que significa que Puebla cumple con esa proporción de requisitos y buenas prácticas de apertura de información pública.

Numeralia PueblaMientras tanto, el Imco —a través del Reporte de Transparencia Municipal 2012—, otorga a la demarcación una calificación global de 81.2 puntos de 100 posibles, pero que al desglosarse por componentes se desprende un puntaje de 87.5 por la calidad de su Ley de Transparencia, y de 72.5 puntos por la aplicación práctica de esta legislación.

Gran parte de estas buenas calificaciones se debe a que la administración municipal tiene la voluntad política de dar a conocer los asuntos de gobierno, consideran expertos consultados.

Como se sabe, el municipio de Puebla cuenta con la Coordinación General de Transparencia (CGT) —actualmente encabezada por María del Carmen Leyva Báthory—, oficina que se encarga de supervisar el cumplimiento de la ley respectiva entre todas las dependencias del ayuntamiento, quienes son los sujetos obligados para atender las solicitudes de los ciudadanos.

Pag webDisminuye la corrupción

A principios de este año entró en vigor una reforma a la ley estatal, con vinculación a las administraciones municipales, la cual ha recibido críticas favorables de las organizaciones civiles. Por ejemplo, Fundar, Centro de Análisis e Investigación, considera a la Ley de Transparencia del estado de Puebla como una de las cinco más avanzadas del país.

Entre las ventajas de las buenas prácticas de transparencia en Puebla capital se encuentra el combate a la corrupción. “Al momento en que se hacen las cuentas de gastos y de licencias y permisos, los empresarios tienen más certeza jurídica, porque de esta forma se evita la compra entre compadres”, asegura Carlos Grandet, analista del Imco.

Rafael García Aceves, consultor de Proyectos de Transparencia Mexicana, dice que la incidencia de los actos de corrupción —medida por el pago de sobornos para solicitar servicios del gobierno— ha bajado en general en el estado de Puebla. Hoy no se tienen los niveles que había, por ejemplo, en 2005.

Uno de los motivos del descenso de la corrupción es el acceso a la información pública, ya que los ciudadanos piden consultar los datos tanto a nivel estatal como municipal.

Según información estadística del Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno de Transparencia Mexicana —cuyo análisis se sustenta principalmente en las capitales de los estados, o bien, en los centros de población más importantes—, el estado de Puebla está “a media tabla” pero, conforme se avanzó en el proceso de acceso a la información, su índice ha mejorado al pasar de 12.1 puntos en 2001 a 7.6 en 2010, lo que significó una reducción de 37 por ciento.

El índice de Puebla se ubica tres puntos por debajo del promedio nacional que es de 10.3 puntos, esto significa que la entidad es menos corrupta que el resto del país.

Es importante señalar que el Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno genera información bianual, por lo que en este 2012 se tiene que realizar el levantamiento para el reporte de 2013.

Eduardo Rivera

Mejor ambiente de negocios

Los ArcosJosé Luis Sosa, socio de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), delegación Puebla, reconoce la buena voluntad política que ha tenido el actual gobierno por avanzar en el acceso a la información pública y en la claridad de los datos entregados.

El Imco coincide con esta apreciación. Puebla capital tiene un ingreso per cápita de 1,500 pesos, menos de la mitad de los ingresos per cápita de Monterrey, cuya calificación en la instauración del acceso a la información es similar. “Si bien Puebla no tiene muchos recursos, pero destina dinero para la transparencia porque le parece importante”, dice Grandet.

Sin embargo, el experto matiza sus apreciaciones. “Lo que hemos visto es que los gobiernos locales tienden a ser muy legalistas, es decir, se atienen mucho a las leyes. A veces las cumplen, a veces lo hacen mal, pero no emprenden un mayor esfuerzo para mejorarlas.”

Hasta ahora la transparencia le ha servido al ayuntamiento de Puebla para elevar las oportunidades de negocios del sector empresarial local, ya que este grupo socioeconómico busca información financiera, legal y económica para facilitar sus operaciones y evitar actos de corrupción.

José Luis Sosa reconoce que una de las buenas acciones del municipio es la fluidez, tanto en la admisión de las solicitudes como en las respuestas ofrecidas, lo cual genera un ambiente de transparencia que da confianza a los negocios. Sin embargo, el representante de la Canacintra cuestiona que, de pronto, el gobierno estatal pretende suplir al municipal en los temas de acceso a la información, lo que enturbia el éxito alcanzado.

Vigilar las finanzas municipales

Uno de los temas que más preocupa a los hombres de negocios es el gasto público. Lo que se necesita saber detalladamente es todo lo relacionado con los ingresos y egresos municipales, las compras de gobierno, así como en qué se gasta el dinero obtenido de impuestos locales, como el predial o la tenencia vehicular.

El sistema de acceso a la información de Puebla capital sobresale, entre otras razones, por la calidad y la cantidad de la información disponible para el público, la agilidad en la respuesta y por el hecho de que el cobro de las copias y de los respaldos físicos no es tan caro para el ciudadano.

Al hacer una comparación con gestiones anteriores, la actual administración municipal ha promovido mayor participación ciudadana en las unidades de acceso a la información de las dependencias de gobierno, además de que se ha evitado el pago de cuotas extras por servicios.

“En este momento es difícil saber qué tan buena o mala ha sido esta administración, porque se necesita que termine y se revisen los datos, pero al menos hay más y mejor acceso para el ciudadano”, comenta el empresario Sosa.

Derecho a saber

Puebla apareceLa CGT utiliza 0.75 por ciento del presupuesto total del ayuntamiento y cuenta con apenas 13 servidores públicos que trabajan directamente, y con 66 integrantes de las unidades administrativas de acceso a la información que participan indirectamente.

Una de las primeras medidas que se pusieron en marcha fue una invitación para que todos los directores y jefes de departamento de las dependencias y organismos —que conforman el ayuntamiento de Puebla— firmaran la carta compromiso para hacer públicas sus declaraciones patrimoniales, lo cual generó 188 documentos de conformidad.

Asimismo, se hizo una migración del Sistema Infomex 2.0 a la versión 2.5 —en cumplimiento de la Ley de Transparencia del Estado—, con el propósito de que el municipio de Puebla continuara en la plataforma impul sada por el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), lo que a su vez facilita que las solicitudes de los ciudadanos sean atendidas de forma homogénea en todo el país.

Los usuarios que ya estaban registrados no tendrán que volver a hacerlo, sino que podrán entrar al sistema con sus mismos datos de usuario y contraseña.

Estos cambios generan mayor rapidez de atención, además de que el sistema se ha preparado para recibir solicitudes de datos personales, conforme a los derechos de Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición al uso de datos personales (ARCO).

Ley estatal, factor clave

Cuentas ClarasAsimismo, la reforma a la Ley de Transparencia estatal ordena la existencia de un solo órgano garante en todo el estado —para atender los recursos de revisión cuando los ciudadanos reciben una respuesta negativa—, el cual recae en la Comisión para el Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Puebla (CAIP).

En este sentido, el Comité Ciudadano para la Transparencia —que actualmente existe en el municipio y que admite dichos trámites— queda sin efectos legales. Por lo pronto, el cabildo discute actualmente en qué forma podría conservarse este grupo de trabajo, conforme a las nuevas disposiciones legales del estado.

Los esfuerzos por reformar constantemente las leyes de transparencia y acceso a la información parecen redundar en un mejor desempeño.

Por eso, no es casual que dentro de los resultados del Reporte de Transparencia Municipal 2012, las localidades pertenecientes a los estados que hicieron reformas legales en 2011 obtuvieran una calificación superior, en más de seis puntos, respecto de aquellas que no han sido modificadas en cinco años. Dentro del análisis, la ley más antigua data de 2002, y la más reciente entró en vigor el 1° de abril de este año.

Pasar a la segunda fase

Las evaluaciones positivas son un indicativo de que la capital poblana marcha por buen camino, pero eso no quiere decir que todo está bien, ya que aún existen fallas que se pueden corregir, como hacer más amable su sitio de Internet y presentar más información, refiere Carlos Grandet, analista del Imco y coautor del estudio mencionado.

Para ampliar su idea, Grandet recomienda al municipio de Puebla montar en su sitio de Internet datos como los siguientes: reportes de auditorías completos, remuneraciones totales y desglosadas de las autoridades municipales, cuentas de gastos, contratos, catálogo de giros permitidos y uso de suelo, estatus de licencias, trámites y permisos en tiempo real; así como la reglamentación de las inspecciones de seguridad y el ingreso recibido por pago de agua y predial con datos actualizados y desglosados.

Otro de los desafíos para Puebla capital tiene que ver con la autonomía de gestión y operación para hacer prevalecer el interés público y no el de la autoridad. Carlos Grandet lo explica de este modo: “Al municipio de Puebla le va muy bien en la ley. De hecho sólo hay dos cosas que no cumple y que consideramos importantes: una de ellas es la autonomía operativa, es decir, se necesita un mecanismo para que la unidad de transparencia tenga mayor libertad de acción sin interferencias políticas”.

Y el punto número dos tiene que ver con la preparación del personal. “Una de las cosas que buscamos es que exista un servicio de calidad. Los funcionarios de la unidad de acceso tendrían que ser de servicio civil de carrera y no personal de confianza.”

Una opción para nombrar al titular de la CGT de Puebla capital sería recurrir al cabildo, y otra forma consistiría en una consulta con organizaciones civiles, concluye el analista.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: