Destino ecoamigable

Publicado Por

Playa HuatulcoSanta María Huatulco, Oaxaca, vive un momento de esplendor. Tan solo el año pasado recibió alrededor de 377 mil visitantes nacionales y extranjeros, 7 por ciento más que en 2010, quienes dejaron una derrama económica superior a 200 millones de dólares (mdd).

Numeralia HuatulcoEn 2012 la tendencia se mantiene, ya que de enero a junio el número de turistas fue 7 por ciento mayor al mismo periodo del año pasado, mientras que el número de habitaciones ocupadas aumentó 13 por ciento, a pesar de que hay más cuartos de hotel, según la Asociación de Hoteles y Moteles de Bahías de Huatulco.

Uno de los factores que ha impulsado la actividad turística en Huatulco ha sido su designación como destino sustentable de calidad mundial, al recibir la Certificación EarthCheck Gold en 2011, lo que aumentó la competitividad no sólo de la región sino del país.

El Certificado EarthCheck se obtiene tras aprobar un sistema de evaluación ambiental —auspiciado por la organización australiana EarthCheck— que monitorea cada año el consumo de energía, emisiones de gases efecto invernadero (GEI), consumo de agua potable, generación de basura y la protección de áreas de conservación. Huatulco obtuvo una acreditación anual durante cinco años consecutivos, pero fue en 2011 que con este destino mexicano se inauguró la categoría Gold.

Lo anterior ha tenido un impacto positivo en la comunidad, pues ha permitido mayor generación de empleos directos y la reducción de la rotación de personal. También se han creado brigadas de limpieza en playas y se han impulsado acciones de mejora ambiental a cargo de hoteles, el aeropuerto, empresas turísticas y organismos gubernamentales.

Asimismo, se ha promovido el destino a más de 300 millones de televidentes en el mundo a través de Discovery Channel, con el programa Huatulco Sustentable, el cual ya se transmitió en Australia y que este año podría entrar en América Latina.

Nicho de mercado en expansión

“Hoy por hoy, los turistas tienen mucho conocimiento de los programas de sustentabilidad y medioambiente, y el hecho de que Huatulco sea el único destino en el mundo en tener una Certificación Oro nos ayuda mucho en tener presencia mundial, que se puede convertir potencialmente en ventas, aunque por ahora contribuye a fortalecer el posicionamiento de mercado”, dice Yvonne Kraak, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Bahías de Huatulco.

ReforestarSegún la Organización Mundial de Turismo (OMT), el mercado sustentable —entendido como aquellos viajeros dispuestos a pagar más por una estancia en un destino que se preocupa por el medioambiente—, ha crecido 24 por ciento en los últimos cuatro años. Se estima que los turistas están dispuestos a gastar hasta 150 dólares en un hotel que invierta en acciones amigables.

Juan Manuel Tello Contreras, director del Centro de Investigación y Estudios Turísticos del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), campus Morelia, celebra la certificación otorgada a Huatulco, pues no sólo es un reconocimiento municipal o estatal, sino al país como destino turístico. “El hecho de que Huatulco sea el primero en obtener esta certificación le da un plus competitivo al destino, a Oaxaca y al país entre los turistas, sobre todo los europeos.”

Los turistas que más buscan destinos sustentables son los alemanes, franceses, ingleses, aunque también hay viajeros en Estados Unidos, Canadá y México, refiere el académico.

“Son turistas con un perfil socioeconómico medio y medio-alto, relativamente jóvenes —de entre 30 y 45 años—, que consumen productos naturales, gustan de destinos que no reciben grandes masas de turistas y que carecen de numerosos hoteles, prefieren sitios más pequeños, que aplican procedimientos más naturales, como la compra de coches no contaminantes y el ahorro de energía. Son personas que en un futuro apostarían a destinos sustentables para residir al momento de su retiro.”

De esta forma, México se coloca como una opción para dicho mercado, aunque no en el corto plazo, debido a la crisis económica que se vive en Europa. Sin embargo, para mantenerse, es necesario que el destino vigile el crecimiento poblacional, urbanístico y del mismo desarrollo turístico.

Lorenzo Lavariega

Inversión de 2 mil mdp
Indicadores BenchmarkPero obtener la Certificación EarthCheck Gold —que compara a Huatulco internacionalmente con destinos como Bali, Indonesia, o Kaikoura, Nueva Zelanda—, el municipio oaxaqueño debió cambiar legislaciones, que van desde el Plan Maestro de Desarrollo hasta los reglamentos municipales y los reglamentos internos de empresas, en aras de hacer el destino más amigable con el medioambiente.

Lo anterior implicó concientizar a gobierno, empresarios y sociedad sobre la importancia de modificar sus patrones de consumo de energía y agua, además de capacitar al personal, concientizar a la población e impulsar inversiones públicas y privadas —que suman en el último lustro más de 2 mil millones de pesos (mdp)—, con el fin de conservar el distintivo sustentable, refiere el Fondo de Fomento al Turismo (Fonatur).

Lorenzo Alfaro, coordinador de Equipo Verde Huatulco (EVH) —organización civil integrada por representantes del gobierno Federal, estatal y del municipal, así como por la iniciativa privada y la academia— lo explica de este modo: “Nos dimos cuenta de que teníamos una fortaleza en la sustentabilidad, que encajaba en un proyecto de desarrollo turístico que presentaba un importante crecimiento en los últimos años”.

Huatulco contaba ya con una reserva ecológica, equivalente a 65 por ciento de las 21 mil hectáreas que conformaban el destino, por lo que se tenía que trabajar con la sociedad en distintos frentes, comenta Alfaro. El plan de acción se encaminó en cinco ejes: manejo eficiente del agua, manejo adecuado de los energéticos, disminución de los residuos sólidos, perfeccionamiento de las políticas medioambientales y participación de la sociedad en programas ambientales.

“Medimos, por persona al día, el consumo de agua en la población fija y flotante, el consumo de energía, el manejo adecuado de residuos y se trabaja en la conservación de especies y en la reducción de la generación de basura”, agrega el activista.

Playas limpias

Limpieza playasComo se mencionó anteriormente, se hicieron adecuaciones en el Plan Municipal de Desarrollo y en el Plan Maestro de Bahías de Huatulco del Fonatur, para incluir infraestructura urbana destinada al manejo del agua y de la basura.

De esta forma se construyeron 17 kilómetros de canales de protección pluvial, así como estructuras de captación, que filtran el agua de la lluvia antes de ingresar a los canales que atraviesan el desarrollo, para proteger a la población y a la infraestructura.

También se instalaron 23 cárcamos de rebombeo de aguas negras, seis plantas tratadoras de aguas residuales ubicadas en las bahías de Chahue, Tangolunda, Conejos y la Entrega, así como en Copalita y en el Parque Ecoarqueológico, refiere Fonatur.

En el último lustro se realizaron campañas de ahorro de agua, educación y concientización ambiental, y se buscó la certificación de destino turístico limpio en algunas zonas, como el campo de golf Tangolunda.

Mientras tanto, el ayuntamiento impulsó el programa Playas Limpias, así como el llamado Adopta una Playa, que consiste en levantar la basura de las 36 playas del municipio, con una inversión que tan sólo el año pasado sumó 200 mil pesos, informa el presidente municipal, Lorenzo Lavariega. Como resultado, la playa Chahue está certificada.

De manera paralela, la Administración Portuaria Integral (API) de Huatulco invirtió al menos 22 mdp durante los últimos cinco años en mantenimiento, y se tiene previsto invertir otros 3 mdp este año. Según reportes de la API, el puerto trabajó en un plan de auditoría ambiental voluntaria.

Esto permitió que, en 2011, la API obtuviera la Certificación de Cumplimiento Ambiental emitido por la Profepa, el cual refrendó este año con vigencia hasta 2014, reconocimiento que EarthCheck consideró para que Huatulco obtuviera el sello Gold. Por eso no es extraño que la afluencia de visitantes creciera a una tasa anual de 5 por ciento en el último lustro.

En hoteles, 90% de energía es eólica

Además, los hoteles del destino han realizado inversiones y aplicado prácticas amigables con el medioambiente, como las cadenas Barceló y Las Brisas, que obtuvieron la Certificación EarthCheck; así como Dreams y Secrets, que se acreditaron con otra firma ambiental.

“No es tanto hacer modificaciones, sino introducir buenas prácticas, como la separación de basura en desechos orgánicos e inorgánicos, la realización de composta para abono de áreas verdes con desechos orgánicos; solicitar a los huéspedes que dejen colgadas las toallas si no se van a lavar todos los días; o dejar una tarjeta sobre la mesa si se quiere cambiar las sábanas”, comenta Ivonne Kraak.

“Es un programa amplio que incluye desde ahorro de energéticos, agua, luz, separación de desechos, reutilización de los mismos, hasta la compra de productos locales y regionales, como papaya y café, que se adquiere de la región en lugar de traerlo de otros estados, lo que ayuda económicamente a las comunidades”, agrega la representante empresarial.

La energía eléctrica que emplean los hoteles es limpia, pues 90 por ciento proviene del parque eólico La Venta, y el 10 por ciento restante de una planta hidroeléctrica.

De igual manera, el Aeropuerto Internacional de Huatulco, que opera Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), realiza acciones para obtener la Certificación EarthCheck, independientemente de que por tres años consecutivos obtuvo la Certificación Ambiental de la Profepa.

Falta promoción: CNT

Sin embargo, Jorge Hernández, presidente de la Confederación Nacional Turística (CNT), opina que si bien la Certificación le proporciona competitividad a Huatulco para atraer más turistas, se debe reforzar la promoción, pues el gasto de este y otros destinos —como Puerto Ángel y Loreto— es muy poco, menos de 40 mdp. Sugiere incrementar este monto al doble en los próximos cinco años para atraer turistas y lograr ocupaciones de 70 u 80 por ciento.

“Huatulco tiene una ocupación promedio de 50 por ciento, por lo que se debe trabajar para incrementar estos niveles antes de invertir en más cuartos de hotel. Lo ideal sería destinar, a partir del próximo año, el doble de lo que se invierte actualmente en publicidad, sobre todo entre el turismo nacional”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: