Locaciones de cine, negocio para municipios

Locaciones

En algún momento nuestro país fue potencia mundial en locaciones para la filmación de películas, una industria que dejó grandes derramas económicas y una buena imagen de los mexicanos en el exterior.

Hugo villa“Había una noción de exotismo que no era comparable con ninguna parte del mundo”, dice Hugo Villa, titular de la Comisión Mexicana de Filmaciones (Comefilm). Por ejemplo, en las décadas de 1950 y 1960, Acapulco fue el set favorito para grandes cineastas, entre ellos uno de los grandes directores del cine mundial, Orson Welles, quien filmó la película La dama de Shanghai. Sólo en ese puerto se fi lmaron unas 200 películas.

Puerto Vallarta fue otro set natural preferido por los famosos, ya que en sus playas se fi lmó una de las películas más importantes de John Huston, La noche de la iguana, con Ava Gardner y Richard Burton, una cinta que dio a conocer a ese sitio turístico en el mundo.

Huston también fi lmó en Cuernavaca la película Bajo el volcán, con Albert Finney, Jacqueline Bisset y la mexicana Katy Jurado. Hasta la década de 1960 se fi lmaban en el país entre 10 y 15 películas internacionales por año, pero en 2010 sólo se realizaron cuatro.

¿Qué pasó con esa boyante industria con reflectores? Al menos en Guerrero la dejaron caer, asegura Alejandra Frausto Guerrero, directora del Instituto Guerrerense de la Cultura. “Acapulco dejó de ser un set natural de rodajes y esto no es reciente, ni tiene que ver solamente con la violencia. Es algo que viene de muchos años atrás”, explica.

En la caída del sector ha influido, por lo menos en el sexenio que está por terminar, el clima de violencia y la mala imagen del país en el exterior, pero también se debe tomar en cuenta la rapidez de las telecomunicaciones, como Internet, que permite “recorrer” el mundo de forma rápida y tener información de locaciones en cualquier parte del planeta.

CINE MEXICANO

Para atraer películas

En 2007, la producción de películas mexicanas alcanzó la cifra récord de 70 títulos, cantidad que se ha sostenido, con poca variación, hasta 2011. En promedio, una película nacional cuesta 10 millones de pesos (mdp) y la derrama económica en locaciones puede alcanzar 20 por ciento del total.

De la producción audiovisual en México, que incluye cine, televisión y comerciales, 85 por ciento se concentra en el Distrito Federal porque ahí se encuentra asentada la industria cinematográfi ca nacional y porque durante mucho tiempo fue el principal hub aeroportuario.

Le sigue el estado de Morelos, por su cercanía al DF, y la variedad de ecosistemas que presenta su geografía. También destacan Veracruz, por su riqueza natural; San Luís Potosí, por estar al centro del país; Jalisco, por su naciente industria de animación y efectos especiales; Zacatecas, por sus ciudades estilo colonial; y Durango, que fue la locación más importante para el género western, donde el mismo John Wayne tuvo un rancho.

EL SET DEL MUNDO

Filmaciones recientesEn marzo de 2010, el presiente Felipe Calderón anunció el Programa de Apoyo a la Industria Cinematográfica y Audiovisual de Alto Impacto, mediante el cual se pretende hacer de México la capital latinoamericana del cine.

El programa de apoyo e incentivos está dirigido a producciones fílmicas de 70 millones de dólares (mdd) en producción y de 20 mdd en postproducción, a las que se les ofrece la devolución de 7.5 por ciento de los gastos facturados en el país.

También se anunció la devolución del impuesto al valor agregado (IVA), para las producciones realizadas en México y que se exportan. Gracias a esos estímulos, en 2010 se filmaron cuatro producciones internacionales, tres estadounidenses y una película francesa de animación.

Hugo Villa explica que el Fondo ProAudiovisual —que forma parte del Programa de Apoyo— ha permitido homologar una plataforma de servicios, de manera que el productor de cine sabe cuál es el trámite para filmar en un área natural protegida, cuáles son los documentos que debe presentar, los derechos a cubrir, si se trata de los derechos que se pueden pagar directamente en cuentas concentradoras del gobierno mexicano o si es un trámite gratuito.

“Un país que produce setenta y tantas películas al año, que además produce una cantidad impresionante de horas para televisión, y documental, tiene toda una industria”, comenta el funcionario.

¿Qué hace falta para fortalecerla? Villa responde que más infraestructura como hoteles y carreteras, la estandarización de la contratación laboral, que en los estados y municipios se establezca una sola oficina de atención al cine y la producción audiovisual, así como funcionarios que tengan el conocimiento suficiente para orientar y resolver las necesidades del cine.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: