Santas vacaciones

Publicado Por

Collage 5En la Semana Santa de este año —del 28 de marzo, Domingo de Ramos, al 4 de abril, Domingo de Resurrección—, los destinos de la fe no serán ni la Basílica de Guadalupe (principal santuario de América Latina y segundo más visitado a nivel mundial después de la Basílica de San Pedro), ni tampoco santuarios como el de San Juan de los Lagos y del Santo Niño de Atocha, en Zacatecas. Los lugares más concurridos serán las playas de Acapulco y Veracruz para los turistas de la zona metropolitana de la Ciudad de México, y las de Cancún, Puerto Vallarta, Mazatlán y Oaxaca para el resto de los viajeros del país.

Rafael Armendáriz Blázquez, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM), explica en entrevista con Alcaldes de México, que en esta Semana Mayor, después de las playas, los turistas nacionales preferirán ciudades coloniales como Morelia, Guanajuato, San Miguel de Allende, Querétaro, Taxco, San Luis Potosí y Zacatecas. “Por tradición, los destinos de playa son los más visitados en ese periodo vacacional; sin embargo, estados como Oaxaca, Michoacán, San Luis Potosí y Guanajuato tienen una buena afluencia”, indica el directivo.

Playa 2Armendáriz prevé que en esta temporada 24 por ciento de los mexicanos viajen por motivos de placer, descanso y para visitar familiares y amigos, y estima que de ellos sólo 25 por ciento hará uso de instalaciones hoteleras, debido a la situación económica del país. El presidente de la AMHM estima que de los viajeros sólo 3 por ciento se desplazará al extranjero, principalmente a Estados Unidos, particularmente a las ciudades fronterizas de California y Texas.

Quienes opten por viajar dentro del país, continúa el entrevistado, generarán un gasto diario por persona de 237 pesos, 13 menos que en 2009. “Pronosticamos que los grupos de viaje sean de casi cinco personas en promedio, con estancias aproximadas de cuatro noches. En tanto, el turismo carretero representará el mayor porcentaje, el cual se estima será de 86 por ciento en esta temporada vacacional, con lo que se recuperarán dos puntos con respecto a 2009”, añade.

Así, las multitudes se concentrarán en las playas de Acapulco, Huatulco o Puerto Vallarta, y no en los cuatro santuarios que, de acuerdo con la Secretaría de Turismo, representan la oferta religiosa más importante del país: la Basílica de Guadalupe, que anualmente recibe en promedio a 18 millones de peregrinos; la Catedral Basílica de San Juan de los Lagos, en Jalisco, con aproximadamente 7 millones; el Santuario del Santo Niño de Atocha, en Zacatecas, con una asistencia de 2 millones de feligreses, y el Santuario de Cristo Rey, ubicado en lo alto del Cerro del Cubilete, en Silao, Guanajuato, que recibe a 1 millón 400 mil fieles.

TURISMO RELIGIOSO

Actos religiosos más importantesLos que no opten por las playas y las ciudades coloniales sí estarán, por ejemplo, en el Cerro de la Estrella, en Iztapalapa, Distrito Federal, donde anualmente se celebra la representación de la Pasión de Cristo, acto al que asisten más de 2 millones de turistas. Otro lugar que destaca entre los sitios más visitados en este periodo es Taxco, en Guerrero, donde se revive la costumbre de las procesiones, mismas que se efectúan diariamente desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, y que tienen como destino el Templo del ex Convento de San Bernardino de Siena.

El turismo religioso, explica Armendáriz Blázquez, es un segmento de gran arraigo y relevancia en el país, “el cual consideramos que no ha sido aprovechado ampliamente”. Y es que en otras naciones, como las europeas, por ejemplo, es un mercado bien aprovechado, pues muchas agencias promocionan viajes que incluyen paquetes y programas para los peregrinos a lugares santos, como El Vaticano en Italia; Santiago de Compostela y la Catedral de la Sagrada Familia en España, así como al templo de la Virgen de Fátima en Portugal.

Según establece un estudio del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), en México el turismo religioso mueve cada año a 30 millones de personas, destacando entre los lugares más visitados la Basílica de Guadalupe; San Juan de los Lagos, Zapopan y Talpa en Jalisco; Fresnillo en Zacatecas, y San Juan Nuevo en Michoacán.

Así, la Semana Santa no sólo es ocasión para ir a una playa, sino para visitar sitios con un rico pasado histórico, cultural y religioso, como la región de Los Altos de Jalisco, donde se está impulsando la “Ruta Cristera”, que incluye los municipios de Yahualica, Lagos de Moreno, Degollado, Teocaltiche, San Juan de los Lagos, Arandas, Tepatitlán, Atotonilco, Jalostotitlán y San Miguel el Alto, entre otros.

Página completa

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: