Continuidad, para sacar buenas notas

Publicado Por

Sin deudas con bancos y buenos niveles de ahorro interno, Saltillo es un buen sujeto de crédito

Ventanilla SaltilloA los gobiernos municipales, estatales y federales les interesa contar con la mejor calificación crediticia posible porque ello no sólo implica que puedan obtener cualquier tipo de financiamiento en mejores condiciones, sino porque les ayuda a atraer inversionistas locales y foráneos.

Saltillo, conocido como el Detroit mexicano por el amplio desarrollo de la industria automotriz en la región, ostenta la calificación mxAA-y AA- (mex) con perspectiva crediticia estable, según las calificadoras Standard & Poor’s y Fitch Ratings, respectivamente, lo cual significa que las autoridades locales tienen capacidad y voluntad para cumplir con sus obligaciones financieras.

BoletaEn agosto de este año, Fitch Ratings ratificó dicha calificación con perspectiva estable y con la expectativa de que el municipio le dé continuidad a la política de endeudamiento prudente de corto y de largo plazo que ha prevalecido en la entidad.

En esta localidad, “lo extraordinario es que recién hubo cambio de gobierno y a pesar de que se registró alternancia —los últimos seis periodos fueron presididos por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ahora gobierna el Partido Acción Nacional (PAN)— no hubo cambio en la política financiera”, precisa CalculadoraDaniela Brandazza, directora senior y gerente analítica de Calificaciones de Finanzas Públicas para América Latina de Standard & Poor’s.

Al respecto, Alfredo Saucedo, director asociado de Fitch Ratings, sostiene que “a nosotros no nos importa qué partido político esté en el poder, nuestra evaluación de la calidad crediticia es independiente a sus colores, aunque si hay cambio de gobierno y se sostienen las buenas políticas administrativas y manejo de su deuda, será positivo; la continuidad de sus buenos estándares valdrá oro”.
Estadística (5)

Sin adeudos

Para Fitch Ratings los municipios de Irapuato y Celaya, Guanajuato; Juárez, Chihuahua Torreón, Coahuila; Cajeme, Sonora, y Tijuana, Baja California, tienen la misma calificación que Saltillo: AA-, todos con una economía muy dinámica y diversificada, con deuda manejable para cumplir con su servicio, con buenas prácticas contables y gestión de administración, aunque la ventaja de los saltillenses es que el municipio no tiene deudas con los bancos y cuenta con un creciente ahorro interno y disposición de recursos federales para proyectos específicos, lo cual les brinda mayores posibilidades de mejorar su nota, agrega el directivo de esta firma evaluadora.

Isidro López VillarealEn este orden de ideas, Alfredo Saucedo apunta que la buena capacidad de ahorro de Saltillo —22 por ciento de los ingresos totales del municipio— le permite disponer de flujo para cumplir con un eventual servicio de deuda —que se presume sería manejable— e invertir con recursos propios. Lo importante es que este comportamiento sea sostenido, afirma.

La directiva de Standard & Poor’s considera que un desafío para Saltillo, además de mantener su disciplina deudora, consiste en mejorar su nivel de recaudación propia, si desea mejorar sus notas, y pone como ejemplo a la ciudad de Querétaro, que a pesar de sus niveles de deuda, tiene ingresos fiscales 50 por ciento mayores que los operativos, en comparación con 37 por ciento que ostenta Saltillo.

Entre las buenas prácticas del municipio coahuilense destaca que su gasto en inversión en obra pública se ubica 20 por ciento por encima de los gastos del municipio, incluso cuando se tuvo que invertir en programas de índole social, como construcción de bibliotecas o campañas de lucha contra la delincuencia. “Otra fortaleza importante de los saltillenses es la suficiencia en sus pensiones”, explica Imelda Escoto, analista de Finanzas Públicas de Fitch Ratings.

Isidro López Villareal 2A su vez Standard & Poor’s toma en cuenta factores como el marco institucional, la administración financiera, el desempeño y la flexibilidad presupuestal para aumentar impuestos o recortar gastos, la posición de liquidez en relación con las obligaciones fiscales, el peso de la deuda y los pasivos contingentes, entre otros, los cuales entregamos a un comité global que emite su voto de calidad crediticia de forma colegiada para dar confianza a inversionistas y reguladores, detalla Daniela Brandazza.

Alfredo Saucedo e Imelda Escoto explican que en la firma que representan no dan recomendaciones, aunque sí manifiesta qué factores se deben mejorar o sostener para mantener o subir la calificación, y en el caso de Saltillo, ven cercana esta posibilidad.

Daniela Brandazza considera que Saltillo podría tener una calificación global, pues está entre las demarcaciones con las notas más altas en el país y porque recién registró una alternancia política ordenada.

Huesos de DinosaurioRecaudación sólida

Los ingresos de Saltillo se dividen en 36 por ciento son propios, 50 por ciento de participaciones federales fijas y el resto proviene de gestiones ante el Congreso de la Unión y secretarías de Estado para proyectos específicos.

“Estamos contentos con la respuesta de los ciudadanos, quienes ven cómo sus impuestos se invierten en obras para su beneficio. Por concepto del predial, por ejemplo, se recauda 85 por ciento del total empadronado, muy arriba del 38 por ciento del padrón que se maneja en Coahuila”, explica Adrián Héctor Ortiz Gámez, tesorero de Saltillo.

En ese sentido se han puesto en marcha incentivos fiscales de entre 15 y 50 por ciento en el pago de dicho impuesto para adultos mayores o contribuyentes con capacidades diferentes, siempre y cuando sus inmuebles sean considerados de vivienda media y baja.

Centro SaltilloPara sostener el nivel de ingresos en los meses en que bajan los tributos, como julio y agosto, se realizan promociones como eliminación de recargos para quienes tienen algún rezago.

En cuanto a la transparencia en la dependencia a su cargo, el funcionario refiere que “se emiten estados financieros completos, con estados de resultados, aplicación de recursos y un balance general, para que los contribuyentes se den cuenta de cómo se llevan las finanzas en el ayuntamiento y sean más cumplidos con sus obligaciones tributarias. La información en el portal está prácticamente al día, si acaso un mes atrás, que es el lapso que requiere el cabildo para revisar la información”.

Asimismo, se implantan indicadores que miden el desempeño para que la nómina del municipio no represente más de 35 por ciento del gasto y que la inversión pública sea superior a 30 por ciento con respecto a sus ingresos, desde este año.

Distribución de los ingresosVan por más

Para evitar factores que afecten la calidad crediticia de Saltillo, Ortiz Gámez explica que se realiza un manejo muy estricto del flujo. “La administración que nos precedió tardaba hasta seis meses para concretar el pago a sus proveedores, nosotros lo hacemos en un máximo de 35 días. Además, somos muy cuidadosos en el manejo de los excedentes, buscamos que se inviertan en obra pública”, refiere.

Asimismo, el tesorero de Saltillo considera que la recaudación fiscal local podría crecer hasta 10 por ciento, lo cual, eventualmente, permitiría obtener mayores recursos federales para proyectos específicos, como ocurrió en 2014, cuando se autorizaron 127 millones de pesos (mdp), es decir, 57 mdp por arriba de lo establecido en 2013, lo cual podría mejorar la calificación crediticia y, con ello, el volumen de inversión privada en la demarcación.

Adrián Ortiz comenta que entre los principales retos de esta administración está termi- nar 2014 con controles que abaraten los procedimientos para el área de compras, así como establecer esquemas de pagos electrónicos, con el fin de dejar de utilizar cheques.

La expectativa de Fitch Ratings es que Saltillo mantendrá un sólido desempeño finannicero. Esta firma evaluadora considera que la calificación podría incrementarse si hay continuidad en las políticas de recaudación y contención del gasto, de tal manera que permitan mantener una generación elevada de ahorro interno e inversión municipal.

En tanto, Standard & Poor’s indica que el municipio alcanzará superavits operativos por encima de 15 por ciento de los ingresos operativos, lo cual ayudaría al nivel de pasivos circulantes. Asimismo, el nivel de recaudación propia supera 45 por ciento de sus ingresos operativos, aunado a un equilibrio fiscal, contribuiría a mejorar la calificación.

One Comment

  1. Pingback: Premio Categoría Calidad Crediticia | Premio a las Mejores Prácticas de los Gobiernos Locales 2014

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: