>

Asociación de municipios turísticos, en ciernes

Publicado Por

Gregorio SánchezCancún es la cabecera del municipio de Benito Juárez, Quintana Roo. Se encuentra ubicado en el noreste de la Península de Yucatán, cuenta aproximadamente con un millón de habitantes y con un crecimiento poblacional de 10 por ciento anual. Es uno de los principales centros turísticos de México, cuya excelencia en servicios ha sido incluso reconocida por la Organización Mundial de Turismo, vocación que significa una relevante entrada de divisas al país.

No obstante lo anterior, también enfrenta situaciones que deben ser atendidas; por ejemplo, no ha escapado a la ola de crímenes del narcotráfico y también resultó afectado por la crisis sanitaria generada por el virus de la influenza AH1N1, que redujo notablemente el flujo turístico, además de padecer problemas ambientales.

Actualmente su ayuntamiento lo encabeza Gregorio Sánchez Martínez —Greg, como le llaman los cancunenses—. Oriundo de Guerrero, es empresario inmobiliario dedicado a la filantropía y cantante grupero que escribe alabanzas cristianas. Aunque ganó la alcaldía apoyado en una coalición de tres partidos, se declara presidente municipal ciudadano.

Entre los proyectos de Sánchez Martínez está formar la primera asociación de municipios turísticos y hacer de Cancún la ciudad más limpia y segura de México. Alcaldes de México viajó a este destino para sostener una conversación con el alcalde de Benito Juárez.

RETOS DE UN GOBIERNO

¿Qué significa para usted Benito Juárez, y Cancún en particular?

Uno de los municipios más bellos de México; además, hablar de la cabecera municipal, que es Cancún, significa referirse al lugar que produce el 21 por ciento del PIB turístico nacional.

El turismo representa la tercera parte de la entrada de divisas al país, lo que se traduce en una derrama económica de aproximadamente cinco mil millones de dólares, con lo que en el municipio le producimos a la Federación más de veinte mil millones de pesos en impuestos. Entonces Cancún, con sus bellezas naturales, es parte de un entorno que conforma el municipio de Benito Juárez, donde destacan la zona hotelera, Puerto Morelos, Puerto Juárez, Leona Vicario y Bonfil.

¿Es difícil gobernar el Cancún turístico, y también el marginado?

ConcursoSí. Hay una gran diferencia entre la zona hotelera, que es majestuosa, y el Cancún donde viven 700 mil personas, los trabajadores que han hecho lo que hoy es la ciudad.

Es un municipio que crece a un ritmo de 10 por ciento por año, periodo en el que llegan a vivir 70 mil personas. Este crecimiento es producto de la alta inmigración proveniente

de los estados vecinos, ya que Cancún es el gran centro de trabajo del sureste. Entonces los problemas aumentan, porque en los presupuestos no consideramos eso; no podemos hacerlo con ese crecimiento poblacional, que implica dar más servicios públicos.

Hoy la ciudad tiene casi un millón de habitantes, pero hace 10 años tenía sólo 300 mil; en una década la población aumentó 200 por ciento.

Otro inconveniente es que Cancún es un destino de diversión, lo que provoca problemas con los residentes.

¿Qué tanto afectó la influenza al municipio?

KukulcanLa influenza para nosotros ha sido peor que cualquier huracán. Antes habíamos tenido tres grandes adversidades: el huracán Gilberto, que destruyó a Cancún; después los atentados del 11 de septiembre de 2001, tras los cuales el turismo cayó por miedo; posteriormente vino Vilma, que ha sido el huracán más destructor en la historia de la humanidad.

Sin embargo, hubo gran solidaridad entre la gente, y empezamos a reconstruir Cancún. Incluso se renovó la industria hotelera, lo que multiplicó las ventas y resultamos fortalecidos.

Pero la cuarta adversidad fue la influenza, porque antes de que se diera la noticia estábamos a 75 por ciento de la ocupación hotelera, y tras la alarma sanitaria, en tres días bajamos a sólo 15. Aprovechamos todos los medios de comunicación para decir que en Cancún no hubo ni un solo caso de influenza; no obstante, ésta nos afectó terriblemente, y la recaudación cayó hasta 90 por ciento. Tuvimos que utilizar una línea de crédito por 200 millones de pesos para completar una nómina de casi 100 millones mensuales para pagar a los empleados del ayuntamiento. Pero ya estamos de pie. Hemos desarrollado una estrategia de comunicación conjunta con el gobierno del estado, e incluso el Presidente de la República ha venido a inaugurar eventos. Hemos tenido actos deportivos, conciertos, e incluso el concurso Miss España se realizará aquí. También vinieron casi 40 alcaldes de las ciudades más importantes de América y Europa, y todo lo anterior para que Cancún vuelva a tener la misma ocupación hotelera.

¿Cómo ha enfrentado el problema de la inseguridad en su municipio?

En febrero sucedió un lamentable suceso: perdieron la vida el general encargado de la seguridad pública, así como un sobrino mío y sus escoltas. Pero lo peor que pueden hacer los delincuentes es intentar doblegarme, porque no lo van a lograr. Se detuvo a todos los criminales que causaron esas muertes, y todos están en la cárcel.

Ahora contamos con el general de Brigada Urbano Pérez Bañuelos como nuevo secretario de seguridad pública y vamos con todo contra la delincuencia.

Debo decir que lo que me propongo lo logro, y uno de mis proyectos para los dos años de gobierno que me restan, es hacer de Cancún la ciudad más segura, más limpia, más ordenada y más bella de México. En este periodo voy a realizar lo que no se ha hecho en mucho tiempo.

¿Y EL FUTURO?

¿Cómo ha sido la transformación de Cancún tras poco más de un año de su gobierno?

PlayaNos sentimos muy orgullosos porque Cancún es de los pocos municipios de México autónomos en gasto corriente.

Además es el 4° municipio con más autosuficiencia en la política, después de Monterrey, Guadalajara y Tijuana. Esto nos permite tener un buen margen de maniobra.

Encontré una ciudad en muy malas condiciones, totalmente descuidada en infraestructura y en su situación económica. Ahora tenemos orden en las finanzas, y es la primera vez en la historia de Benito Juárez que tenemos un superávit de 180 millones de pesos en un año. Además, hicimos una obra pública sin precedentes, ya que en este periodo logramos lo que no se había podido en 10 años: se ha construido casi un millón de metros cuadrados de pavimentación, hay 60 nuevos camiones que recolectan la basura, tenemos un relleno sanitario operando correctamente y se compraron 200 patrullas que no estaban presupuestadas.

También cabe mencionar, por ejemplo, que en las colonias populares, donde vive 70 por ciento de la población, no había ni un solo parque deportivo para los hijos de los verdaderos trabajadores. A un año de gobierno, y sin estar tampoco presupuestadas, construí 10 unidades deportivas con todos los servicios, con una inversión de 100 millones de pesos.

Estas son dos o tres cosas de las que he logrado hacer en 12 meses de gestión. Soy un hombre que se apasiona por el trabajo, y es la primera vez que me involucro en política, pues vengo del mundo empresarial.

¿Por qué cambiar la iniciativa privada por la política?

En Cancún tengo cerca de 14 de mis 30 años como empresario, y sentía tristeza de ver cómo la ciudad se iba deteriorando, y cómo cada vez había más corrupción e inseguridad. Me sentía muy agraviado por los gobiernos insensibles que habían pasado por esta ciudad, y decidí participar en política.

Soy un empresario exitoso, y siempre he sido un excelente administrador; me metí a la política por servir, por cambiar y demostrar que hay gente con capacidad que sabe hacer las cosas. Al principio hubo gente que me criticó y que decía que era inexperto; pero les he enseñado que, cuando vienes de la iniciativa privada, aunque no hayas participado en política puedes hacer las cosas bien.

Además de que poseo una maestría en Negocios y muchos diplomados, también me he dado el tiempo de estudiar una maestría en Administración Pública. Somos el único municipio de México en el que todos los funcionarios estamos estudiando un master.

En este sentido, uno de los grandes problemas que tiene México es que no hay muchas personas especializadas en la función pública; créeme que cuando iniciamos el gobierno no me llegó el currículum de un solo administrador público. Por eso hay tanta gente que improvisa en la política, y así les va a los gobiernos.

Sé que ni con ganas, ni con una fundación alcanzaría para ayudar a Cancún. Esto lo digo porque además tengo una organización filantrópica que se llama Todos somos Quintana Roo, la que da servicios médicos, medicamentos y asesoría jurídica, todo totalmente gratis para la gente que lo necesite. Hemos regalado miles de sillas de ruedas y mandado a operar de forma gratuita a Cuba a cientos de personas. Ahora ya estamos instalando un quirófano similar, que en unos meses quedará listo.

Hace ya mucho tiempo que practico la filantropía, y por eso me metí a la política; no me costó mucho ganarme la confianza de la gente. No tengo padrino ni partido político, sino que fue un caso inusual: Convergencia y los partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo formaron una coalición, y me dieron la oportunidad de ser su candidato a la alcaldía.

Pero yo siempre dije que iba a ser un candidato y luego un presidente municipal ciudadano. Aceptaron, y hoy tengo relación en mi cabildo con todos los partidos, no tengo ningún problema.

Yo he dicho que mi partido se llama Cancún, Benito Juárez. Trabajar por el municipio es lo que realmente me hace sentir muy orgulloso; de hecho, el eslogan de mi ayuntamiento es “Hechos, no palabras”. La frase es muy de los políticos tradicionales, pero la gente no los quiere, sino que quiere personas con capacidad, con honorabilidad y con ganas que se preocupen por ella.

¿Qué opina de la revisión del artículo 115 constitucional para que exista reelección y el aumento del periodo de gobierno en los municipios?

Totalmente de acuerdo. Los presidentes municipales y los diputados deben tener la posibilidad de la reelección, porque así tendríamos expertos. Hay alcaldes en Europa que tienen 20 o 25 años en el cargo, y se han convertido en profesionales de la administración que conocen a profundidad su ciudad.

Una reelección sería muy sana porque en los tres primeros años el alcalde estaría decidiendo el tema de su administración, y la gente tendría la opción de decidir si éste continúa.

Debería existir también un referéndum al año y medio de gestión, para que la gente decida si el presidente municipal sigue o debe renunciar.

Que esas dos opciones existieran sería maravilloso y muy sano.

¿Cómo visualiza el futuro de Cancún?

El futuro del turismo en México es muy grande porque tomar vacaciones y dirigirse a un destino turístico es una necesidad del hombre moderno debido al estrés. Entonces, el turismo va a la alza. Cancún cuenta con 50 mil cuartos de hotel —cantidad que puede aumentar con 30 mil más—, con la mayor infraestructura. Veo un gran futuro para Cancún, que va a seguir creciendo porque es un destino de clase mundial. La industria de la construcción no se detiene, ya que cada día se construyen más hoteles y condominios.

Queremos invitar a todos los mexicanos y a los ciudadanos del mundo a que conozcan Cancún, en donde avalarán que no hay destino turístico con más alegría. En Cancún los esperan un mar azul turquesa y su arena blanca; también los mejores hoteles, restaurantes y lugares para divertirse.

¿Es una opción la gubernatura para Greg Sánchez después de la alcaldía?

He pensado que los seres humanos tenemos que crecer y desarrollarnos; también, que muchas veces llegamos a donde la gente nos quiere llevar. Yo le dejé de pertenecer a mi esposa y a mis hijos para pertenecerle a la gente de Benito Juárez. Mi trabajo hablará por mí.

Nunca he pensado en la gubernatura porque tengo en mente ser el mejor presidente municipal en la historia de este municipio. Que la gente decida y que el universo conspire; por lo pronto, sigo trabajando.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: